Racionalidad

LA RACIONALIDAD LIMITADA D LOS INTERCAMBIOS Fernando Jeannot* Resumen Este articulo recopila creativamente una serie de aportaciones recientes en cuanto a la racionalidad de IOS agentes economicos. La fuente esta constituida por la propuesta de una racionalidad limitada, en lugar de una sustantiva. Con ese fin, se analizan esencialmente tres ejes de esta actualizacion teorica: la limitacion que dimana de la imitacion y IOS reflejos condicionados, la lirnitacion que proviene de la histeresis y la dependencia de la trayectoria y, finalmente, 1 Os intercambios de dones como forma de racionalidad limitada.

Se concluye subrayando las rincipales razones por las cuales la racionalidad limitada de IOS intercambios parece ser una herramienta de analisis mas pertinente que la sustantiva. Abstract This article is a creatl regarding the rationa consists of a propasa PACE 1 ora. to View nut*ge como s of recent studies The source ive, rationality. To this end, the author analyzes three fundamental ideas of this theoretical actualization: limitation as a result of imitation and conditioned reflexes, limitation due to hysterisis and dependence on trajectory, and the exchange of talent as a form oflimited rationality.

In the conclusion, he emphasizes the limited rationality f exchanges as a more pertinent analytical instrument than the substantive rationality. LA RACIONALIDAD LIMITADA DE LOS INTERCAMBIOS 7 Introduccion esde IOS aiios cincuenta, Fran-ois Perroux c-tadomas adelante) cornplernentarias, y no solo una, corno erronearnente puede pensarse: el carnbio, la coaccion y el don. Esas tres forrnas se hallan en evolution perrnanente desde que puede registrarse un pensarniento econornico rudirnentario.

Si para 10s griegos antiguos la econornia se identificaba con la adrninistracion dornestica de IOS recursos, hoy en dia esa rnisrna disciplina ha progresado sustancialrnente hasta centrarse en IOS intercarnbios ornplejos basados en IOS intangibles, particularrnente la inforrnacion. En este sentido, las paginas que siguen proponen revisar la relacion de intercarnbio en funcion de algunos cuestionarnientos a la «racionalidad sustantiva» que irnplica el esquerna walrasiano.

El entrecornillado se debe a que esta raclonalidad consiste en la logica de cornportarniento atribuida a IOS agentes econornicos en funcion de la utilidad individual, por lo que seria mas apropiado llarnarla racionalidad utilitaria o utilitarista, a fin de evitar sesgos valorativos. Esos cuestionarnientos provienen de una fuente comun constituida or la racionalidad limitada propuesta por Herbert Simon (1 957), mas corno una alternativa al utilitarisrno que corno una teorizacion de rernplazo.

Si bien al inicio citarnos a Fran-ois Perroux, debe ser conocido que las tres forrnas del intercarnbio han sido tratadas extensarnente por la reflexion econornica. por ello es que la racionalidad lirnitada puede rastrearse en IOS tres subconjuntos del intercambio. El primero es el carnbio mercantil, que consiste en una transaccion de bienes o servicios entre dos unidades econornicas de acuerdo con las contraprestaciones respectivas, y que corresponde habi- ualrnente a las transacciones en IOS rne que corresponde habl tualrnente a las transacciones en IOS rnercados privados.

La bibliografia relativa a este asunto, verdaderarnente prolífica, puede hacer creer a un lector desprevenido que la econornia se limita al carnbio. Esta colaboracion no se refiere a este terna ni considera oportuno dar otras precisiones sobre el asunto. El segundo es la coaccion por rnedio de la cual el Estado-gobierno puede obtener recursos gracias al monopolio del poder publico, y que es rnateria de la econornia publica. He tratado este asunto en mi trabajo Oeannot, 1993), donde se anota la blbliografia orrespondiente.

El tercero es el don que entraiia la cesion de la propiedad de un bien o servicio sin la exigencia de una contraprestacion real o rnonetaria inrnediata. En la seccion III de este articulo me refiero a este aspectO economico, al rnisrno tiernpo que anoto una referencia clasica (Mauss, 1985) y otra actualizada (Godbout, 1992) sobre el asunto. Es en este ultimo sentido en el que este trabajo replantea el terna. El don no es un trueque, porque el trueque es un acto de cambio no rnonetario (contraprestacion inrnediata sin dinero).

El don corresponde a las transferencias unilaterales que pueden tener lugar tanto en a orbita publica corno en la privada. Si bien conceptualrnente es posible hacer una distincion nitida entre carnbio, coaccion y don, en la realidad esas tres forrnas de transaccion son cornplernentarias y alternativas al rnisrno tiernpo, de rnanera tal que las fronteras entre ellas tienden a perder nitidez en el gran conjunto de IOS intercarnbios realrnente existentes.

Asi, toda ernpresa especializada en el carnbio tarnbien realiza dones, mientras que todo gobierno especlallzado en la especializada en el carnbio tarnbien realiza dones, rnientras que todo gobierno especializado en la coaccion tarnbien irnplanta arnbios de rnercado, o rnientras que toda cesion gratuita puede esconder un carnbio en el tiernpo, etcetera. por todo ello, es necesario insistir sobre el hecho de que el intercarnbio es algo mayor que el carnbio en si rnisrno. Con las aclaraciones del caso, las paginas que siguen se refieren al intercambio y no solamente al cambio.

Mientras que este ultimo representa la transaccion que tiene lugar entre dos entidades individuales, el primero puede referirse a agentes colectivos. con lo que queda planteada la posibilidad de optar entre el individualismo y el holismo metodologicos a fin de desarrollar el analisis. Mas cerca del holismo metodologico que del individualism—, 1 Os apartados siguientes se ensaya en una especie de contrapunto entre ambos enfoques alrededor del cuestionamiento a la racionalidad sustantiva.

De este modo, comienzo por subrayar el comportamiento mimeticO y IOS reflejos condicionados como contrapuestos a las elecciones autonomas e individuales que postula el esquema walrasiano; mas adelante me refiero a IOS condicionamientos supralndividuales que imponen la histeresis (toda situacion en la que perduran IOS efectos, una vez que la causa originaria de IOS mismos ha desaparecido) y la dependencia de la trayectoria en

IOS procesos de intercambio; prosigo con algunas notas referidas al don entendido como una relacion de carnbio en el tiempo, el cual, aljn en esta acepcion de carnbio disfrazado no aceptada por todos, no puede asimilarse inmediatamente al acto de cambio. Y finalizo comentando como todos IOS aspectos anteriores nos conducen a valorar la acto de cambio. Y finalizo comentando como todos 1 Os aspectos anteriores nos conducen a valorar la propuesta de Simon con respecto a la racionalidad limitada.

Este articulo no pretende ofrecer ninguna novedad teorica que pueda dejar boquiabiertos IOS lectores, ni constituye una mera resetia de un solo tipo de literatura. por lo contrario, y en seguimiento de las referencias que se detallan en el texto, se sugieren varias posibilidades de analisis distintas al tradicional criterio de la racionalidad sustantiva, en la creencia de que el capitalismo posmoderno y su andamiaje de intercambios complejos superan ampliamente IOS alcances de una racionalidad ut-litaristaque resulta poco operativa por basarse en un arquetipo de agente economico omnisciente e hiperindividualista. . Las limitaciones que surgen de IOS comportamientos mimeticos y IOS reflejos condicionados Es comprensible que la hegemonia ideologica del liberalismo, de Walras en adelante, nos pueda haber condicionado a creer, erroneamente, que todo intercambio puede teorizarse como una relacion de carnbio, pero igualmente es entendlble que una vez decantada la influencia de esa forma de pensar, sea oportuno reflexionar sobre IOS aspectos del intercambio menos idealizados por el paradigma walrasiano para poner en tela de juicio la racionalidad utilitarista a partir de la racionalidad limitada.

Este cuestionamiento nos va a conducir a otorgarle mayor realismo al concepto de racionalidad economica sin que ello represente egar el componente utilitario. Mas que una reflexion teoretica, se trata de una recopilacion de elementos reales que tienen lugar en el juego de IOS intercamblos concretados en las transacciones. Estos elementos (mi s OF tienen lugar en el juego de IOS intercambios concretados en las transacciones. Estos elementos (mimetismo, reflejos condicionados, dependencia de la trayectoria, don) llevan a matizar la racionalldad basada en la utilldad, a la cual ya no seria apropiado llamarle sustantiva, sino limitada.

En el enfoque neoclasico, la racionalidad sustantiva esta constituida por IOS alculos utilitarios que realizan IOS agentes economicos para decidir una determinada relacion de intercambio; habitualmente es la teoria del consumidor en competencia perfects. Dado que la racionalidad neoclasica es una entre varias posibles, la primera precaucion que debe tener todo panorama teorico que no se limite a la perspectiva neoclasica es que esa racionalidad sustantlva no se constituya, de hecho, en excluyente. Muchas, pero muchas, paginas de economismo excluyente dan razon de ello.

La racionalidad limitada es, a la vez, mas realista y mas modesta. Es li—nitada porque IOS tomadores de decisiones no disponen de odos IOS datos necesarios para tomar la decision que mas les convenga (defectos de informac—on), porque lo hacen con base en normas o que se les imponen colectivamente (imitacion), o porque la trayectoria anterior IOS impulsa a determinado tipo de decisiones (dependencia de la trayectoria), o porque se mueven en el terreno especial de IOS dones en tanto que acto de cambio disfrazado.

Todo esto no quiere decir que se invalide el concepto general de racionalidad (adecuacion de medios a fines), sino que su proceso resulta muy condicionado por las circunstancias particulares de cada decision economica. Por ello es que Simon ropuso cambiar el adjetivo «sustanti de cada decision economica. Por ello es que Simon propuso cambiar el adjetivo «sustantiva» por «limitada», para subrayar el peso, por ejemplo, de las normas y convenciones: el consumidor no es un ente soberano, sino que ejerce una porcion de libertad dentro del marco de las normas y las convenciones.

La realidad nos muestra que es muy dificil aceptar el arquetipo walrasiano en sus dos personificaciones mas conocidas: el consumidor soberanO y el secretario de mercado. Asi, si el esquema tradicional supone que cada agente economico es una entidad enteramente independiente que actua segun criterios e optimacion provenientes de la racionalidad individual, alternativamente a ello podemos postular todo lo contrario: que esos agentes se conducen en numerosas ocaslones ejerciendo un comportamiento imitativo o de rebaiio. El comportamiento de rebaiio se caracteriza por la imitacion de IOS lideres que hace la colectividad y puede referirse a diferentes especies. Lo que pretende destacar esta caracl Al expresarme de esta manera excluyo cualquier terizacion2 es que la eleccion individual esta sometida a una dinamica de grupo, en la que no impera la racionalidad sustantiva sno la imitacion de IOS jefes, ciertos patrones de conducta o, un, el contagio pato—ogico. ?? Muy bien podria pensarse que IOS mercados financieros representan el caso real que mas se aproxima al modelo walrasiano, sobre todo por el nivel y la calidad de la inforrnacion que manipulan IOS agentes respectivos. Pero, y he aqui el problema mas empirico que teorico, en el mercad0 bursatil ese acceso a la inforrnacion puede utilizarse para implantar la imitacion, no para justificar la eleccion autonoma. Suele decirse en la bolsa que hay que ‘ implantar la imitacion, no para justificar la eleccion autonoma.

Suele decirse en la bolsa que hay que «comprar en el rumor y ender en el hecho», situaciones en las que se puede reconocer facilmente que la imitacion desempetia un papel principal, de ninguna manera acce—orio. — Claro que pueden racionalizarse las conductas, antes, durante y despues de las fluctuaciones en IOS negocios, pero no sera mas que eso: una racionalizacion, no una racionalidad. 2 Con respecto al nuevo interes en vlncular la etologia connotacion peyorativa de gratuidad evidente. on la economa, comento una serie de nuevas aportaciones en Jeannot (c). 3 Frederic Cordon (1994. p. O) , se aproxima mucho a la dinamica bursatil de comportamientos psicologicamente nfermos, pero -que no haya confusion- ello no excluye la posibilidad de que exista un manejo de la bolsa rnuy inteligente por parte de ciertos agentes bien posicionados o astucias geniales en el aprovechamiento de las oportunidades o hasta conspiraciones forjadas con un alto grado de refinamiento. El comportamiento de rebatio tiene muchas manifestaciones. Entre otras, puede cltarse la de IOS pescadores del pez vela, quienes se aproximan a la embarcacion que primero contacta la presa bajo el supuesto de que esta normalmente estara acompatiada por otros congeneres, por lo que parece que la imitacion y el azar cuentan nucho mas que la pericia.

Parapetarse en esquemas teoricos de un altisimo nivel de abstraccion, como en el caso de la teoria de las expectativas r a o n a I e spuede con,— ducir a justificar a posteriori cualquier tipo de comportamiento. Usado as), el concepto de utilidad puede sewir como un comodin para adaptarse a una infinid asi, el concept0 de utilidad puede servir como un comodin para adaptarse a una infinidad de combinaciones alternativas.

El mercado bursatil, teoricamente destinado a compatibilizar el ahorro con la inversion, se transforma por medio de IOS comportamientos imitativos en una fuente mas de ineficiencia e neficacia, lo cual se situa muy lejos de la racionalidad asignativa en la aplicacion de IOS recursos. Esa «casa sin ventanas» que puede ser la bolsa sigue su dinamica particular con desmedro de la optimalidad asignativa precisamente porque la logica del endogrupo domina el comportamiento racional que surge del universo de IOS negocios en general.

El mimetismo afecta tambien las creencias del grupo. Si todos IOS corredores de la Bolsa Mexicans de Valores, por ejemplo, creen que la puesta a la venta del ultimo disco de Luis Miguel va a hacer subir el indice de precios y cotizaciones (IPC), cuando dicha grabacion fectivamente aparezca en IOS anaqueles de las tiendas de discos, el IPC subira. Estaremos alli ante uno de IOS numerosos casos de autovalidacion de la teoria economica, en donde no se explica por cual proceso imitativo el conjunto de corredores llego a creer tal tonteria.

En lugar de ser una racionalidad sustantiva, el comportamiento de IOS agentes economicos en 5 En otro orden de cosas, algun dia alguien tendra que estudiar IOS origenes y el significado de la IOS intercambios corresponde a una racionalidad limitada no solamente por las asimetrias de informacion (aspecto subrayado por Simon), o de poder (aspecto subrayado por Perroux) , sino ambien a causa de las dinamicas interpersonales, en las que, por ejemplo, el delirio de omnipotencia de un lider puede transmitirse al grupo por las que, por ejemplo, el delirio de omnipotencia de un lider puede transmitirse al grupo por medio del comportamiento de rebafio. El comportamiento imitativo tambien da lugar tanto a conductas mundanas estereotipadas como a lenguajes corpo ativos discriminantes disfrazados de teoria economica, o a practicas rituales dilapidadoras de recursos.

Asi, hay muchas razones para dudar de la eleccion individual autonoma y racional en funcion de la evaluacion utilitaria (Kindleberger, 1978). Muy cerca del comportamiento de rebafio, estan 1 Os actos reflejos. Siguiendo el espiritu, no la letra, de una forma de entender lo cotidiano (De Certeau, 1993, tomo 1) puedo decir que existen actos reflejos condicionados estrictamente por el corto plazo y la informacion i m p e r f e — t aNume. — rosas manifestaclones del oportunismo en IOS contratos7 se guian por estos criterios que ejercen 6 A causa de este tipo de afirmaciones, me parece fobia que tienen por lo irracional las teorizaciones economicas estandar.

En ese cometido no podra faltar un capitulo sobre la teoria de las expectativas racionales. De todas maneras, no es correcto asociar, de manera constitutiva, racionalidad limitada a irracionalidad. desacertado hablar de «estrategias de sobrevivencia». Creo que seria mas adecuado hablar de instinto de sobrevivencia o de actos condicionados por el instinto de vida. Al mismo tiempo, tengase en cuenta que el choque de la crisis de IOS ochenta puede haber conducido a ciertos grupos familiares de la economia marginal a mejorar su situacion economica y no a empeorarla. Estos grupos familiares de muy bajos ingresos nunca pudieron seguir «estrateglas de sobrevivencia» porque ellas suponen eleccion del planeacion