Pintura paleolitica

Pintura paleolitica gy Markozs 110R5pR 16, 2011 8 pagcs República Bolivariana de Venezuela Ministerio del Poder Popular para la Educación U. E. «Monseñor Camargo» Boconó-Estado Trujillo La Pintura ,Escultura Del Paleolítico Y Neolítico. Integrantes: Profesora: Castillo Luis Maria Gabriela Monti PACE 1 org eón Da to View nut*ge Graterol Daniel Díaz Erik Castellanos Marcos Boconó-octubre 2011 índice Introducción | 1 Pintura Paleolítica | 2 Escultura Paleolítica | 3 Pintura Neolítica 4 Escultura Neolítica I S La pintura en la zona levantina del Neolítico Conclusión | 7 Bibliografía | 8 5-61 los Neolíticos.

Las primeras pinturas que hubo en el planeta fueron creadas por los Paleolíticos quienes pintaban animales, plantas, y entre otros. Las primeras pinturas que se hallaron se les denominan pintura «rupestre». Los principales colores que los Paleolíticos utilizaban eran de color rojo y negro principalmente. Estas pinturas se hallaban en las partes blandas de las cavernas o cuevas. Entre las Pinturas de los Neol[ticos fueron más avanzado ya que habían desarrollados técnicas primarias de la pintura y decoraciones.

Entre las principales imágenes que se hallaron el ser humano fue el protagonista ya que se encontraron humanos anzando, cazando y recogiendo miel. A estas pinturas se les denomina pinturas levantinas Por qué se encontraron en el levante español. Entre la escultura Paleolítica y Neolítica no varía ya que estos 2 periodos muestran esculturas en piedras de seres humanos principalmente las esculturas femeninas. Pintura paleolítica Hace aproximadamente 35. 000 años, los seres humanos comenzaron a realizar las pinturas, esculturas y grabados. Son las primeras muestras de arte de la historia de la humanidad.

Las pinturas Prehistóricas reciben el nombre de pinturas rupestres. Las primeras pinturas rupestres se realizaron en el Paleolítico. La mayoría de ellas se ha encontrado en la fachada cantábrica Española y en el sur de Francia, en las paredes y techos de Las primeras manifestaciones pictóricas provienen de la época paleolítica o de la Piedra Tallada, a esta se le denominó Pintura Rupestre. Estas pinturas se han localizado en diversas regiones del mundo, generalmente en las paredes de cuevas y cavernas, alcanzando grandes dimen onden a la expresión de una cultura ca de cuevas y cavernas, alcanzando grandes dimensiones.

Responden a la expresión de una cultura cazadora, se le atribuye un carácter mágico-religioso porque se presume fueron ealizadas como rituales para consegur buena cacería. Las figuras que pintaban eran de animales, estas primeras manifestaciones plásticas en el principio eran líneas trazadas con los dedos sobre las partes blandas de las paredes de la cueva, luego interviene el color, rojos y negros mayormente.

A esta primera fase del arte rupestre se le ha denominado Auriñaciense, en esta fase las figuras aparecen hechas con trazos burdos, los animales los realizan de perfil y las figuras se presentan aisladas. Luego, hay una segunda fase, la Solutrense, en donde se observan ciertas figuras moldeadas, interviene el olor y los perfiles aparecen paralelos; posteriormente, hay una tercera fase llamada Magdaleniense, en ella se presentan escenas de caza, de lucha, etc. se observa una asociación de la figura humana con la figura animal en las representaciones, hay variada policrom[a y el empleo del claroscuro como elemento expresivo. Hacia finales del Paleolítico, la característica esencial de las pinturas es la esquematización de las formas, adquiriendo así mayor movimiento y dinamismo. La Escultura Paleolítica La escultura paleolítica parece ser un episodio excepcional en el desarrollo del arte de la edad de piedra. r una parte, la estatuaria neolítica del Próximo Oriente no tiene, por lo conocido, antecedentes en el mundo paleolítico; por otra parte, la escultura europea que podría manifestar vinculaciones con las realizaciones perigordinenses y magdalenienses parece consecuencia directa, sin embargo, de la influencia oriental A pesar de ello, no se pued 31_1f8 magdalenienses parece consecuencia directa, sin embargo, de la influencia oriental A pesar de ello, no se puede negar la vinculación formal e iconografía de las estatuillas neolíticas con las representaciones de la época paleolítica.

Quizá el azar y las ifíciles condiciones de conservación de ciertos materiales han impedido seguir, por lo menos hasta la actualidad, la milenaria línea de continuidad entre el Paleolítico y el Neolítico. En el periodo Auriñaciense (35. 000-25. 000 a. de C. ) se han encontrado las esculturas llamadas Venus, pequeñas figuras femeninas talladas en piedra, marfil o hueso, que presentan unas características similares: exageración de los atributos femeninos – senos, caderas, vientre — con esteatopigia, escaso tratamiento de la cara, brazos y piernas y gran sentido de la simetría.

Se han interpretado como símbolos de fecundidad. Se extienden por una ran área espacial, lo que permite afirmar que hubo intercambio de experiencias. Las más famosas son la Venus de Willendorf (Austria) y las de Lespugue, Laussel y grassempouy (Francia). Del periodo solutrense (25. 000- 15. 000 a. de C. ) y Magdaleniense (15. 000- 10. 000 a. de C. ) son pequeñas plaquetas decoradas con grabados de animales (ciemos, renos, bisontes, etc. ) muy naturalistas. Destacan las halladas en la cueva de El Parpalló (Valencia).

También se hacen figuritas de animales (caballos, mamuts, etc. ) modeladas en arcilla y pequeños instrumentos en hueso, asta y marfil, decorados con figuras de animales y motivos bstractos: propulsores, bastones de mando, armas, arpones; son signos de ostentación y prestigio, probablemente. Pintura Neol[tica Las pinturas neolíticas han sido denominadas también pinturas levantinas, porque se pinturas neolíticas han sido denominadas también pinturas levantinas, porque se han encontrado en el levante español.

Por lo general se realizaban en abrigos rocosos abiertos al exterior. El objetivo era encontrar la vida de la tribu, por ello los seres humanos son los protagonistas de las pinturas. Se les representan cazando, danzando, recogiendo miel. Se utilizaba un color en cada figura y las representaciones eran uy esquemáticas y carecían de realismo y detalles. Escultura prehistórica del Neolítico: La escultura prehistórica en el Neolítico presenta ejemplos de amuletos y estatuillas de pizarra, con figuras humanas esbozadas.

También podemos encontrar figuras humanas grabadas en grandes rocas al aire libre, como motivo en menhires y monolitos, en relieves grabados en cavernas artificiales, en figuras de barro cocido. En Mesopotamia, Asia Menor y Egipto, se descubrieron objetos de escultura prehistórica de barro cocido, marfil, piedra, adornados con figuras de animales, vegetales, humanas, pintadas o en elieve. En la escultura prehistórica monumental, destacan lo menhires, asociados a la Diosa-Madre.

Son figuras monolíticas macizas, toscamente desbastadas, por medio de incisiones o bajorrelieves, de tamaño considerable, donde se insinúan rasgos humanos simples, con cabezas y grandes ojos. Las extremidades están ausentes en la mayoría de los casos, y el tronco no está diferenciado. Estos bloques están surcados por algunos signos sobre el sexo y la condición del personaje. La mayoría de estos ejemplos de escultura prehistórica se encuentran en Córcega, Italia, Francia, y la península Ibérica.

Pintura Levantina del Neolítico Las manifestaciones más importantes de este periodo del Neolítico Las manifestaciones más importantes de este periodo en pintura se desarrollaron en casi toda la vertiente mediterránea peninsular, desde Lleida hasta Almería, aunque no faltan conjuntos importantes en lugares alejados del mar (Teruel, Huesca y Cuenca). Uno de los principales problemas que plantea es la cronología, situándose entre el Neolítico y la Edad de los Metales.

Estos conjuntos artísticos se situaron en oquedades al aire libre o en abrigos rocosos, por lo que a menudo recibían directamente la luz del sol. En cuanto a los temas, aunque los animales siguieron teniendo protagonismo en estas obras, se introdujeron figuras humanas en las representaciones pictóricas: la fauna raramente aparecía sola y figuras masculinas o femeninas intervenían en acciones conjuntas con los animales (es extraño encontrar composiciones con animales aislados y estáticos), formando escenas de gran dinamismo.

Se realizaban tres tipos de escenas (repetidas y claramente definidas): -bélicas. Con escenas de combates, desfiles y danzas guerreras. -actividades relacionadas con la caza. Escenas de acecho o persecución de animales (ciervos, bóvidos… . -vida cotidiana. Centradas en la recolecclón de alimentos (miel, cereales… ) y domesticación de animales (pastoreo), en la organización jerárquica y en las danzas rituales. El hombre se pintaba desnudo, con adornos en algunas partes del cuerpo (cabeza, brazos, piernas y cintura) y sujetando el arco y las flechas.

La figura femenina se representaba con el tronco desnudo y con una falda larga acampanada que llegaba hasta las rodillas o los pies. Las diferencias entre hombre y mujer no sólo están marcadas por la indumentaria, sino que se hacen pa diferencias entre hombre y mujer no sólo están marcadas por la ndumentaria, sino que se hacen patentes por la representación de los rasgos sexuales, aunque los rostros no estén detallados. Sin embargo, pese a la nueva importancla que adqurió la representación humana, las numerosas y variadas figuras tenían siempre un tamaño pequeño (6-15 crn. e altura). Los animales comúnmente representados son los caprinos, cérvidos, equinos y bóvidos. En ocasiones aparecen sin la presencia del hombre como cazador, solos y en diversas actitudes: estáticos, en estado de alerta, caídos en una trampa, con el cuerpo lleno de flechas e incluso muertos. La forma más recuente de representar un animal era la mancha total de la figura, de un solo color (monocrom(a), en sllueta plana, sin valoración del volumen. La técnica que usaban estos grupos neolíticos era la pintura, el color, que se obtenía de productos minerales naturales.

Los colores más utilizados fueron el rojo, el ocre, el negro y el blanco. Fueron utilizados puros, sin mezclar (en estas pinturas no existe la bicromía ni la policromía ni las gradaciones de tonalidades): son figuras monocromas. No existe una intencion realista, aunque sí existe una pretensión de individualización al marcar diferencias entre exos. Los cuerpos humanos y animales se exageran estirando o adelgazando sus extremidades o su cintura, creándose formas irreales que muestran su interés por captar lo vital e instantáneo.

También mostraban el cuerpo entero de perfil, exceptuando algunas partes que se colocaban en posición frontal. Reducen la representación a las líneas esenciales, es decir, a las características identificativas y a las act representación a las líneas esenciales, es decir, a las características identificativas y a las actitudes, eliminando el resto de detalles (el arco y las flechas permiten reconocer al cazador al guerrero): son pinturas esquemátlcas de marcado carácter simbólico (las figuras sufren un proceso de abstracción).

En su interés por captar el movimiento, los artistas pintaban a menudo las figuras formando composiciones en diagonal descendente (animales perseguidos en actitud de carrera bajando hacia el valle), consiguiendo escenas de gran dinamismo. Parece ser que la pintura levantina, incluso si tenia una finalidad mágico-religiosa, era de carácter narrativo y la intención de estos artistas neolíticos era fijar un acontecimiento, narrar un hecho, casi «contar una historia». Todas estas características parecen evidenciar que estas pinturas fueron realizadas por hombres que vivieron y plasmaron un mundo completamente nuevo.

Conclusión Podemos concluir que las pinturas de los Paleoliticos tienen 3 fases las cuales son: 1 . Ariguahense: Realizan Burdos a las imágenes. 2. Solutrense: Realizan figuras moldeadas a las imágenes 3. Magdaleniense: Realizan escenas de lucha, de caza… En cuanto a las esculturas del Paleolítico Según informes arqueológicos se encontraron en Asia Menor, Egipto y Mesopotamia esculturas antiguas hechas de barro y de marfil. Bibliografía Internet Explorer Anexos 81_1f8