Piaget subestadio 2 de 1 a 4 meses

Piaget subestadio 2 de 1 a 4 meses gy micadigiulio HOR6pR 16, 2011 | 10 pagos PROCESOS DE ASIMILACION Y ACOMODACION La conducta típica humana se organiza en esquemas de acción o de representación adquiridos, elaborados por el sujeto a partir de su experiencia individual que pueden coordinarse en función de de una meta intencional y formar estructuras de conocimientos de diferente nivel. La función que integra esas estructuras y su cambio es la inteligencia.

La inteligencia se define por dos aspectos interdependientes: organización y adaptación. En cada momento particular del desarrollo, el proceso adaptativo da ugar a una forma determinada de organización de conocimiento, en donde implica un ajuste-medio destinado a preservar la organización previa y en otros casos implica adecuación a nuevas condiciones, la adaptación se realiza a través de los procesos de asimilación acomodación.

La asimilación supone la incorporaclón de o de conocimientos una expenencia no a sus esquemas o adq realidades nuevas, e PACE 1 10 to View nut*ge uemas de acción o se enfrenta a n e erzo para modificar permitan asimilar acion PRIMEROS RABITOS MOTORES (RCI) En los primeros cuatro meses de vida el logro característico s la formación de las primeras estructuras adquiridas: los hábitos.

Cuando el bebe hace algo de forma no intencional y le resulta agradable, se inicia un proceso de asimilación tendente a conseguir de nuevo el mismo efecto hasta lograrlo, y después repetirá la acción una y otra vez (reacciones circulares) Swipe to vlew next page circulares) debido a que se produce de manera fortuita y porque las acciones que el niño repite de modo rutinario e invariable están centradas en su propio cuerpo.

Los hábitos proceden de los reflejos, su punto de partida son los esquemas pre-existentes, integrándolos a un nuevo modo. Así los hábitos (mirar, agarrar, girar la cabeza, etc. ) comienzan a encadenarse y van surgiendo las primeras coordinaciones motrices (presión-succión configuran un esquema motor nuevo), intersensoriales (visión-audición, instaurándose las primeras respuestas claras de atencion, todavía sin búsqueda asociada) y sensorio motoras (las respuestas de orientación al sonido o de control visual de la prensión).

La reacclón circular primarla posee una estructura intermedia, entre el reflejo y la inteligencia. En las estructuras intermedias, si bien la asimilación comienza siendo una simple asimilación cumulativa, sin diferenciar el objeto de la función y lo nuevo solo le interesa si puede asimilarlo a lo antiguo, a medida que va generalizándose a objetos más variados se establece la diferenciación, lo que implica ya un principio de acomodación.

PRIMERAS PERCEPCIONES ORGANIZADAS Poco a poco los reflejos van transformándose en hábitos: dejan de ser automátlcos y se tornan flexibles. Así, un niño puede chupar objetos diversos, y no sólo el pecho materno, al igual que los gestos de volver la cabeza en dirección a un ruido, o de seguir un objeto en movimiento, etc. Esto lo logra por ejercitación y or asimilación.

El niño empieza también a poder reproducir una conducta que realizó fortuitamente, una y otra vez (reacciones circulares). 20F 10 Entre los tres y los seis meses (normalmente hacia los cuatro meses y medio) el lactante empieza a captar lo que ve y esta capacidad de prensión, y posteriormente de manipulación, duplica su poder de formar nuevos hábitos PRIMEROS SENTIMIENTOS DIFERENCIADOS Lo agradable y lo desagradable, el placer y el dolor, los primeros sentimientos de éxito o fracaso.

En la medida en que estos estados afectivos dependen de la acción propia y aún no de la onciencia de las relaciones mantenidas con las demás personas este nivel afectivo testimonia una especie de egocentrismo general, y da la impresión, si se atribuye equivocadamente al bebé una conciencia de su yo, de que se trata de una especie de amor hacia si mismo y hacia la actividad de ese yo. Otro nivel de la afectividad se lo llama «la elección del objeto». Por la objetivación de los sentimientos y por su proyección sobre otras actividades distintas a las del yo solo.

Resaltemos, en primer lugar, que con el progreso de las conductas inteligentes los sentimientos relacionados con la actividad propia se diferencian multiplican: alegrías y tristezas relacionadas con el éxito o el fracaso de los actos intencionados, esfuerzos e intereses o fatigas y desintereses, etc. * FORMACION DEL SIMBOLO A partir de los reflejos y la ejercitación de los esquemas motores vana pareciendo ene bebe los primeros hábitos o adaptaciones adquiridas. El pequeño realiza ejercicios tendientes a mantener un resultado nuevo e interesante.

Si bien todavía no busca activamente las novedades, cuando estas aparecen fortu 0 nuevo e interesante. Si bien todavía no busca activamente las novedades, cuando estas aparecen fortuitamente intenta etenerlas, asimilarlas y posteriormente repetirlas. Estas conductas Piaget las denomina reacciones circulares primarias (RCIO) y consisten en la repetición de ciclos adquiridos en donde la actividad recae sobre el propio cuerpo. Ubica este periodo en el 2do. estadio del desarrollo sensoriomotor, que se extiende desde el mes hasta los cuatro meses.

La succión de objetos o la succión sistemática del pulgar son reacciones circulares típicas que se van desarrollando en este periodo. La prensión manual del objeto también comienza como RCID, con un movimiento o descubrimiento casual que el niño realiza y uego intenta repetir. En el transcurso de estos meses se va dando una mayor integración de los reflejos y comienza a coordinar los movimientos de las manos con la mirada * NOCION DE OBJETO A nivel perceptivo comienza a distinguir grupos de impresiones estables («cuadros perceptivos») que aparecen y desaparecen de manera caprichosa.

Piaget dice que se puede observar cierta «memoria de reconocimiento» ante estos cuadros perceptivos que van acompañados del sentimiento de lo «familiar» Cuando Piaget habla de «reconocimiento» deja claro que no se trata de la existencia en el niño de representaciones mentales de os objetos externos, sino que se trata de un acto de asimilación sensoriomotriz. En la acción, en la ejercitación de un esquema adquirido el pequeño «reconoce» el objeto que le resulta familiar a través de la conducta que ejercita con el mismo.

De acuerdo con los progresos evolutivos podrá o 40F 10 De acuerdo con los progresos evolutivos podrá observarse que al mes solo mira los objetos que están en línea media. Su expresión viva, despierta y mira a la gente, su entorno. A los tres meses puede seguir el recorrido de un objeto en un radio de 1800. En lo que respecta a la coordinación de la visión con la prensión e puede observar que el bebe en un comienzo no puede sostener objetos en sus manos; solo al cabo de dos meses puede retener alguno, brevemente.

A los tres meses puede mantener un objeto en sus manos y mirarlo; también mira sus propias manos. Lleva los objetos a la boca, los sacude, muerde o chupa. En lo que respecta a la noción de objeto son muy interesante y útiles clínicamente los conceptos de Meltzer acerca de los objetos uni, bi, tri y tetra dimensionales. En un comienzo, al referirse a las primeras vinculaciones del bebe con su madre, habla de un objeto unidimensional que corresponde también a a vigencia de un único espacio: sin afuera ni adentro, ni planos que permitan una organización de las perspectivas.

Un espacio abierto sin limites. Un avance en el vinculo le permitirá vivenciar el objeto cuerpo como bidimensional: plano(alto y largo) pero sin volumen y la piel actuaria como lugar de contacto que permite ir construyendo la bidimensionalldad. NOCION DE ESPACIO Duarante estos meses la nocion espacial se va organizando en función del dominio sensoriomotor. Esto quiere decir que de acuerdo con las capacidades del lactante y la progresiva coordinación, va logrando configurar un espacio bucal, táctil, auditivo y visual.

Piaget los denomi auditivo y visual. Piaget los denomina «grupos practicos heterogéneos»; practicos porque parten de la acción y heterogéneos porque todavía no los puede coordinar entre si. Piaget dice: «constituye un grupo todo sistema de operaciones cerrado sobre si mismo, es decir tal que sea posible vovler al punto de partida por una operación que forma parte del sistema». En este estadio la nocion del espacio no excede en nada a la percepción de los cuadros sensoriales a los que el pequeño se acomo.

No tiene capacidad para percibir el espacio como un continente; comienza percibiendo los objetos y los cuerpos que stán en el bidmensionalmente, es decir, solo como superficie de contacto. * NOCION DE CAUSA Señala Piaget que en este periodo «una acción llega a un resultado sin que el niño sepa cómo». No existe noción de causalidad alguna sólo puede aludirse a una incipiente relación entre la actividad interna y el medio externo. El niño asocia sin saberlo ciertas causalidades del medio externo (táctiles, gustativas, sonoras, vlsuales, etc. a otras provenientes de sí mismo como impresiones de placer, éxito, fracaso, esfuerzo, expectativa, etc. La RCI constituye el punto de partida del hábito y de la asociación adquirida. Podría ubicarse, entonces, en el inicio de las nociones de causalidad en un sentimiento difuso de «eficacia» que acompaña la actividad del bebé; pero que «estaría localizado por el niño no en un yo, sino en el punto terminal de la propia acción». Ciertas actividades estarían «cargadas» de eficacia. NOCION DE TIEMPO Desde la formac 60F 10 Desde la formación de los primeros hábitos el lactante se muestra capaz de efectuar dos operaciones que conducen a la elaboración de las series temporales. A) Sabe coordinar sus movimientos en el tiempo y ejecutar algunos actos antes que otros (por ejemplo al succionar. Primero abre la boca y luego busca el contacto con su dedo para sólo entonces comenzar la succión). B) Puede también coordinar sus percepciones en el tiempo y utilizar una como señal de otra.

Esto se puede observar con claridad más tarde cuando escucha algún sonido y trata de ubicar visualmente la fuente sonora (6 meses aproximadamente). La noción de tiempo más primitiva se refiere a la duración sentida en el trascurso de la misma acción. Piaget dice que se trata por lo tanto de un «tiempo práctico». Se reduce a las impresiones de espera: éxito, fracaso, etc. que acompañan sus acciones y la uracion en psicológica. Tampoco hay noción del tiempo real que se aplique a los fenómenos exteriores. EL LENGUAJE Desde el punto de vista de la comunicación, además del llanto, a partir del segundo mes de vida el niño emite pequeños sonidos guturales (a-e-u), que si son registrados por sus padres abren un canal de comunicación entre estos y el bebé. Al inicio del tercer mes el bebé produce vagidos, sonidos guturales y vocálicos que duran de 15 a 20 segundos. Responde a sonidos humanos mediante la sonrisa y, a veces, con arrullo o murmullo.

Aquí la forma característica del grito del bebé puede er una llamada expresiva relacionada con alguna necesidad, tal como el grito de inco bebé puede ser una llamada expresiva relacionada con alguna necesidad, tal como el grito de incomodidad. A esta edad ya distingue entre los sonidos: ‘pal, ‘mal, l’ ba/, /ga/. Sus vocallzaciones ya pueden mostrar alegr(a; sus manifestaciones de placer las expresa mediante consonantes guturales i’ga. ga’i, ‘igu. gu’i, i’ja. a», mientras que su displacer mediante consonantes nasalizadas como «nga», «nga El bebé sabe distinguir, también, las entonaciones afectivas, reaccionando con alegr[a, sorpresa o temor ante el tono de voz, especialmente de sus padres. A los tres meses aparece el balbuceo o lalación, que consiste en la emisión de sonidos mediante redoblamiento de sílabas como «ma… ma», «ta… ta» y otras. El interés del niño por las personas, así como su comunicación, que estaba limitada únicamente a lo afectivo durante el 2do. y 3er. es de vida, comienza a ampliarse hacia los objetos entre el Ser. y 4to. mes. Piaget considera que al iniciar el ato. mes, el niño supera la etapa denominada de las reacciones circulares primarias, que son características de los tres primeros meses de vida, en las que el objeto de sus actividades estaba centrado y dirigido hacia su ropio cuerpo, pasando a la siguiente etapa de las reacclones circulares secundarias, en las que el objeto de sus actividades ya no es su propio cuerpo sino algo externo a él (sonajero o cualquier otro juguete).

Paralelamente con esto el niño va tomando conciencia de que sus fonaciones, gorgogeos, manoteos y ruidos guturales diversos producen efectos en su rededor y aprende a comunicar algo a alguien. De esa forma el niño va progresando y aumentando sus vocal 10 De esa forma el niño va progresando y aumentando sus vocalizaciones, las mismas que ya son cercanas a la palabra y, omo tal, van cargadas de intención comunicativa con la madre.

Estos variados sonidos vocales y fonaciones próximas a la palabra que el niño dirige a la madre, deben ser atendidos, entendidos, interpretados y contestados por ella de manera reiterativa, estimulando y propiciando así su desarrollo lingüístico. Esto implica que la madre tiene en sus manos la posibilidad de incrementar a su «gusto» el nivel de comunicación verbal y afectiva con su niño, favoreciendo el desarrollo de su inteligencia, de su lenguaje, de sus posibilidades de interacción social y la capacidad de expresión de sus deseos y sentimientos propios.

IMITACION En este estadio solo se puede imitar los modelos o esquemas conocidos. La imitación es esporádica. Puede repetir los movimientos de sus manos, imitar sus propias vocalizaciones, pero no puede repetir esquemas nuevos que no hayan surgido. * JUEGO En esta etapa, según Piaget, el juego se remite excluslvamente a las reacciones circulares primarias, es decir a la repetición de los ciclos adquiridos. El niño prolonga sus conductas, sonidos, movimientos de manos, sonríe, balancea sus brazos, grita para escucharse, etc.

Piaget señala que el placer surge al intentar dominar estas ctividades y que el pequeño extrae de eso un sentimiento de ‘Virtuosidad» o potencia. Así como decíamos anteriormente el niño es objeto de juego de sus padres cuando nace, en estos momentos se transforma en coparticipe de los mismos, puede sonreír, reco cuando nace, en estos momentos se transforma en coparticipe de los mismos, puede sonreír, reconocer las voces familiares, emitir vocalizaciones.

La actividad lúdica se establece entre el niño y sus padres evidenciando los incpientes procesos de discriminación en el pequeño y afianzando mas el espacio lúdico en el vinculo entre padres e hijo. Esta comunicación preverbal es básica para el desarrollo de la sociabilidad sincrética y la construcción del espacio transicional(**). Este tipo de vínculo, como describe Bleger, permite el sentimiento de solidaridad, de apoyo entre los miembros que se da en un trasfondo de indiferenciación con disolución con disolución de las individualidades y es la base de los vinculos de pertenencia y dependencla.

Bleger (la sociabilidad sincrética) sería un estado de no- discriminación que estaría incluido en la realidad psíquica de todo individuo, como asi también en todo grupo y en toda institución. Este estado no individualizado está constituido por aspectos del yo sincrético depositados en un continente que para Bleger es esencial en la teor(a del encuadre de todo vinculo humano. **)Existe, según Winnicott un espacio intermedio que no es ni el espacio exterior objetivo (por ejemplo la madre real) ni el espacio interno subjetivo (por ejemplo la representación interna de la madre). Este tercer espacio se sitúa en la intersección de ambos, y está ocupado por los objetos transicionales, los cuales son reales como objetos, y pero al mismo tiempo son la representación de la madre ausente.