Parques nacionales de peru

Parques nacionales de peru gy percych ’40F6pR 16, 2011 27 pagos PARQUES NACIONALES Los Parques Nacionales son áreas que constituyen muestras representativas de la diversidad natural del país y de sus grandes unidades ecológicas. En ellos se protege con carácter intangible la integridad ecológica de uno o más ecosistemas, las asociaciones de la flora y fauna silvestre y los procesos sucesionales y evolutivos, así como otras características paisajísticas y culturales que resulten asociadas.

En los Parques Nacionales está prohibido todo aprovechamiento directo de los recursos naturales con fines comerciales y el sentamiento de grupos humanos que no hayan ocupado ancestralmente estos territorios. PACE 1 or27 En estas unidades se entrada de visitantes y culturales. n fine ic os. es especiales, la ucativos, recreativos Hoy en dra el país cuenta con Parques Nacionales que ocupan un área de 2. 918. 179,25 hectáreas, lo que representa el 2,27% del territorio nacional.

Los parques Nacionales son: – Cutervo – Tingo María Manu Huascarán – Cerros de Amotape – Río Abiseo – Yanachaga-Chemillén – Bahuaja-Sonene montañas se puede observar desde la ciudad de Tingo María. El atractivo principal de este Parque es la cueva de las Lechuzas, ue es la abertura principal de un complejo sistema subterráneo de cavernas que se encuentra dentro de la Bella Durmiente. Cerca también se pueden visitar las aguas sulfurosas de Jacintillo y la cascada conocida como la Quinceañera.

En el Parque se puede encontrar una rica variedad de fauna silvestre conformada por 104 especies: 9 de peces, 21 de batracios y reptiles, 38 de aves y 36 de mamiferos. Entre los batracios y reptiles existen desde grandes mantonas y boas, hasta las pequeñas naka naka (Micrurus sp. ). Entre las aves destacan varias especies como el guácharo (Steatornis caripensis), ave nocturna que nidifica en cavernas, ermanece allí todo el día y sólo sale al anochecer en busca de alimento; el gallito de las rocas o tunqui (Rupicola peruviana); el ave conocida como cóndor de la selva (Sarcoramphus papa); así como el otero o relojero (Momotus momota).

Entre los mamíferos destacan la sachavaca (Tapirus terrestris), el venado rojo (Mazama americana), el sajino (Tayassu tajacu), e tigrillo (Leopardus pardalis), el frailecillo (Saimiri boliviensis) y el pichico común (Saguinus fuscicollis). De la flora que se encuentra en el parque se han identificado 144 especies: 96 arbóreas, 17 palmeras y 31 arbustos. Destacan entre llas el cedro de altura (Cedrela sp. ), el huasaí (Euterpe precatoria) y la bolaina (Guazuma crinita), así como diversas orquídeas sllvestres.

El objetivo principal del parque es proteger la flora, la fauna y las bellezas escénicas que allí se encuentran, como son la Bella Durmiente, la cueva de las 2 OF escénicas que allí se encuentran, como son la Bella Durmiente, la cueva de las Lechuzas, las aguas medicinales de Jacintillo y la cascada de la Quinceañera. Parque Nacional Huascarán El Parque Nacional Huascarán se estableció el 1 de julio de 1975 mediante Decreto Supremo NO 0622-75-AG. Ha sido reconocido por la UNESCO como Patrimonio Natural de la Humanidad, en 1985 y como núcleo de la Reserva de Biosfera del mismo nombre, en 1977.

Este Parque Nacional abarca virtualmente toda la Cordillera Blanca, la cordillera tropcal más alta del mundo, y se ubica en el departamento de Ancash, en las provincias de Huaylas, Yungay, Carhuaz, Huaraz, Recuay, Bolognesi, Pomabamba, Huari, Mariscal Luzuriaga y Asunción. Tiene una extensión de 340 000 hectáreas. Este Parque Nacional alberga gran riqueza de flora y fauna, nevados y bellezas paisajísticas. Varios de los picos y lagunas de esta cordillera son undialmente reconocidos por su belleza, lo que convierte a esta región de montañas en un atractivo internacional.

Allí se encuentra el nevado Huascarán, el pico más alto del Perú y uno de los mayores de América, con una altura de 6 768 m. Presenta siete zonas de vida que albergan un amplio espectro de microclimas, de esta zona lo que hace un mosaico de diversos tipos de vegetación íntimamente ligados entre sí. Se han identificado 779 especies de flora altoandina distribuidas en 340 géneros y 104 familias. En esta diversidad florística, la familia de las Bromeliáceas está epresentada por la puya (Puya Raimondi), especie que tiene la inflorescencia más grande del mundo.

Allí también se encuentran bosques relictos de queñu PP. ) y numerosas 3 OF gramíneas que conforman encuentran bosques relictos de queñual (Polylepis spp. )y numerosas gramíneas que conforman el pajonal de puna. Asociada a esta flora se encuentran numerosas especies de fauna que aún no han Sldo suficientemente estudiadas n’ inventariadas. Los datos preliminares señalan 112 especies de aves de 33 familias. Entre los mamíferos se han detectado ocho géneros y más de diez especies.

Entre las especies amenazadas se encuentran el gato montés (Oncifelis colocolo) y el gato andino (Orailurus jacobita), el oso de anteojos (Tremarctos ornatus), la taruca (Hippocamelus antisensis) y la vicuña (Vicugna vicugna). En aves tenemos el cóndor andino (Vultur gryphus), el pato de los torrentes (Merganetta armata), y la perdiz de puna (Tinamotis pentlandii), entre otras. De abril a noviembre el clima es seco y favorable para realizar prácticas de andinismo, montañismo y caminatas en muchos circuitos.

SANTUARIOS NACIONALES Los Santuarios Nacionales son áreas donde se protege, con arácter intangible, el hábitat de una especie o una comunidad de la flora y fauna, así como las formaciones naturales de interés científico y paisajístico. En el Perú tenemos hoy en día Santuarios Nacionales, que abarcan un área total de 48 113,10 hectáreas, lo que representa el 0,037% del territorio nacional. Los Santuario Nacionales son: – Huayllay – Calipuy – Lagunas de Mejía – Ampay ubicado en el departamento de Arequipa, provincia de Islay.

Tiene una superficie de 690,6 hectáreas. Es un refugio y lugar de descanso para las aves migratorias en más de 2 000 km de la costa del Pacífico. Proporciona el hábitat y alimento necesario, principalmente a las aves que provienen del hemisferio norte, como el playero blanco (Calidris alba). En las orillas de las lagunas se encuentra el sapo (Bufo limensis), mientras que en las colinas de las playas cercanas se observan lagartijas, como Microlophus tigris y de las zonas más altas baja el zorro costero (Pseudolapex sechurae).

Se han registrado especies de peces como la lisa (Mugil cephalus) y el pejerrey (Basilichthys sp. ). En cuanto a las aves, existen aproximadamente 180 especies en la zona de playa, entre migratorias y residentes. Se pueden observar: gaviota gris (Larus modestus), playero blanco (Calidris alba), rayador (Rinchops niger), gaviota peruana (Larus belcheri), gaviota dominicana (Larus dominicanus) y gaviota de capucha gris (Larus cirrocephalus).

En las lagunas también se encuentran otras aves como el zambullidor pimpollo (Rollandia rolland), el zambullidor grande (Podiceps major), el pato sutro (Anas flavirostris), el pato gargantillo (Anas bahamensis), el pato colorado (Anas cyanoptera), la polla de agua (Gallinula chloropus), la choca (Fulica americana), la gallineta común (Rallus limicola), la garza cuca Ardea cocoi), la garza blanca grande (Egretta alba), la garza blanca pequeña (Egretta thula) y la garza azul (Hydranassa caerulea).

Las parihuanas (Phoenicopterus chilensis) tienen preferencia por las áreas de poca vegetación. La vegetación dominante es el junco (Scirpus sp. ), la totora (Ty s OF las áreas de poca vegetación. La vegetación dominante es el junco (Scirpus spa), la totora (Typha sp. ) y los gramadales asociados con Salicornla fructicosa. Dentro del agua de las lagunas se encuentran algas del género Chara sp.

Entre los objetivos del Santuario Nacional Lagunas de Mejía stán: proteger la avifauna residente en peligro de extinción, así como las especies migratorias; consen,’ar el refugio de las aves migratorias en sus rutas norte-sur; preservar el hábitat para especies endémicas en peligro de extinción; mantener importantes asociaciones de flora silvestre propias de los ecosistemas acuáticos del Iltoral y promover el desarrollo económico de la región mediante el desarrollo de la actividad turística.

Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes El Santuario Nacional Los Manglares de umbes se estableció estableció el 2 de marzo de 1988, mediante Decreto Supremo NO 018-88-AG. Su importancia se debe a que es la única muestra representativa de bosques de manglares en el Perú. Está ubicado en el departamento de Tumbes, provincia de Zarumilla. Tiene una extensión de 2 972 hectáreas. Este ecosistema es uno de los más productivos porque sostiene una producción agregada y múltiple entre productos directos, indirectos e intangibles.

Proporciona leña, estacas y puntales. Esta zona es también refugio de fauna silvestre, principalmente en época seca, y lugar de reproducción de muchísimas especies de crustáceos, aves, peces y mamíferos. Los manglares constituyen una barrera natural contra la rosión que producen las olas y mareas. Es un área natural poco conocida, que propicia la investigación científica y ofrece condiciones favorables al ctividades 6 OF propicia la investigación científica y ofrece condiciones favorables al desarrollo de actividades educativas, turisticas y recreativas.

La comunidad de manglar en Tumbes está tipificada por cuatro especies: el mangle rojo (Rhizophora mangle), el mangle salado (Avicennia germinans), el mangle blanco (Laguncularia racemosa), y el mangle botón (Conocarpus erectus). En cuanto a la fauna acuática, existen 33 especies de caracoles, 4 de crustáceos, 24 de moluscos con conchas y 105 peces que son recursos que extraen los pescadores artesanales para la alimentación de la población local. Estos manglares son también refugio para el cocodrilo de Tumbes (Crocodylus acutus), especie que se encuentra en vías de extinción.

Esta zona alberga numerosas especies de aves, como garzas de diferentes especies y el ave fragata (Fregata magnificens) entre otras. En cuanto a los mamíferos, se ha registrado el oso manglero o mapache (Procyon cancrivorus). El objetivo principal del Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes es proteger y conservar estos manglares como única uestra representativa de este ecosistema y a la fauna que allí habita, principalmente los invertebrados acuáticos.

RESERVAS NACIONALES Las Reservas Nacionales son áreas destinadas a la conservación de la diversidad biológica y la utilización sostenible de los recursos de flora y fauna silvestre, acuática o terrestre. En ellas se permite el aprovechamiento comercial de los recursos naturales bajo planes de manejo aprobados, supewisados y controlados por la autorid mpetente. establecido Reservas Nacionales que ocupan un área de 2 946 686 hectáreas, que representa el 2% del territorio nacional.

Las Reservas Nacionales son: – Tambopata Candamo – Pampa Galeras – Junín – Paracas – Lachay – Titicaca – Salinas y Aguada Blanca – Calpuy – Pacaya-Samiria (… continuación. Ir a la primera página) Reserva Nacional de Paracas La Resema Nacional de Paracas fue creada el 25 de setiembre de 1975 mediante Decreto Supremo NO 1281 -75-AG. Es la única área natural proteglda que comprende territorios y ecosistemas marinos además de los terrestres.

En 1991 fue declarada por la Red Hemisférica para Aves Playeras (hoy Programa «Wetlands for the Americas») como Resewa Regional para Aves Migratorias. Asimismo, en abril de 992 fue incorporada en la lista de sitios de carácter especial para la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional, especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas (Convención RAMSAR). Esta Reserva Nacional se ubica en el departamento de Ica, provincia de Pisco, distrito de Paracas. Abarca una superficie de 335 000 hectáreas, de I 594 son ambientes 8 OF marinos. Phoenicopterus chilensis), entre otras. Estas aves se alimentan de pequeños organismos (bentónicos) que viven en el suelo sumergido o húmedo de este ambiente. También destacan las aves marinas como el piquero peruano Sula variegata), el guanay (Phalacrocorax bougainvillii), el pelícano (Pelecanus thagus), el gaviotín peruano (Sterna lorata), el zarcillo (Larosterna inca), el gaviotín rea (Sterna maxima) y el gaviotín elegante (Sterna elegans) que se alimentan de pequeños peces, moluscos y crustáceos (organismos pelágicos) presentes en las capas superficiales del mar.

Las Islas San Gallán y La Vieja, ubicadas en la reserva, son los únicos lugares de reproducción, conocidos en el Perú, del potoyunco (Pelecanoides garnotii), ave endémica de la corriente de Humboldt. Otra especie endémica de esta corriente es el pingüino de Humboldt (Spheniscus humboldti), que junto con el potoyunco están en peligro de extinción. También es posible ver al cóndor (Vultur gryphus), especie en situación vulnerable y al gallinazo cabeza roja (Cathartes aura), en los bordes de los acantilados cercanos a grandes apostaderos de lobos marinos, acechando la carroña de los lobos y otros animales muertos.

Entre los mamíferos más visibles se puede mencionar a las especies de lobos marinos como el lobo chusco o de un pelo (Otaria byronia) y el lobo fino o de dos pelos (Arctocephalus australis), así como el gato marino o chigungo (Lutra felina), que e encuentra en peligro de extinción. Estos animales utilizan como hábitats de reproducción y/o de descanso algunas playas aisladas o de difícil acceso para el hombre. Un mam[fero meramente ivamente fácil de Un mamífero meramente acuático, relativamente fácil de observar en ciertas playas, alimentándose o nadando entre las olas, es el delfín pico de botella (Tursiops truncatus).

En el ámbito terrestre, el mayor representante de los mamíferos es el zorro costeño (Pseudalopex sechurae) que ocasionalmente puede ser visto caminando por el desierto y cerca de las playas. También se pueden encontrar murciélagos y algunos mamíferos enores, típicos de lomas. Se pueden observar también algunos reptiles característicos de zonas desérticas como la lagartlja (Microlophus peruwanus) y el geko (Phyllodactylus angustidigitus).

Algunas tortugas marinas frecuentan las aguas de Paracas, mayormente en las estaciones cálidas y en eventos como El Niño, que es cuando aumentan su rango de distribución. Entre ellas están la tortuga dorso de cuero (Dermochelys coriacea), la tortuga verde (Chelonia agassizzii)y la tortuga de mar pequeña (Lepidochelys olivacea). La flora en las orillas está representada por plantas halófitas, omúnmente conocidas como grama salada de los géneros Distichlis spp. , Sesuvium spp. y Cressa truxillensis.

Asimismo existen ecosistemas de Lomas en Cerro Lechuza, Morro Quemado y San Gallán, en las que se encuentran especies como Oxalis spp. , Solanum ferreyrae y Tetragonia pedunculata, entre otras especies típicas de estas formaciones. En el mar también hay una gran diversidad de flora representada por algas. Entre las algas superiores macroscópicas resaltan las conocidas como lechugas de mar, tales como Ulva fasciata y Ulva papenfussii. La may algas comestibles se encuentran dentro del er s rojas, representadas por