Optimización del sistema eléctrico español

OPTIMIZACIÓN DEL SISTEMA ELECTRICO ESPAÑOL Resumen. a curva de demanda eléctrica diaria tiene grandes diferencias entre los consumos pico y los consumos en horas valle. Por tanto, la eficiencia de la infraestructura eléctrica no es la óptima, se puede mejorar tanto más se aplane esta curva. Una de las soluciones para aumentar esta eficiencia pasa por introducir demandas artificiales de manera que permitan suavizar la curva de demanda.

En la España Peninsular hay una limitada capacidad de bombeo (alternativa óptima de almacenamiento nocturno) y una gran dificultad para colocar excedentes de generación en los países vecinos. Como búsqueda de nuevas propuestas, se plant PACE 1 ors coche eléctrico y el al ace Por otro lado, si se constituyan una alter deben superar sus p zación masiva del ergía eléctrica. s renovables gras consumibles, energético y poder almacenar energía durante las horas valle para poderla luego utilizar durante los picos de demanda.

A pesar que hay diversas tecnologías de almacenamiento de energía, la utilización del aire comprimido es el sistema que mejor se adapta a la variabilidad del recurso eolico, ya que una de sus principales ventajas es la po Swlpe to vlew next page posibilidad de almacenar el aire comprimido durante largos eriodos de tiempo. palabras clave: Sistemas de almacenamiento de energía; Coche eléctrico. Introducción.

Hoy en día, la crisis energética mundial provocada por la escasez y el elevado costo de los combustibles fósiles o no-renovables, como así también los problemas de contaminación ambiental que estos combustibles provocan, ha obligado a la utilización de fuentes de energía renovables que ayuden a superar esta crisis y disminuyan los efectos de contaminación. Dentro de la gran variedad de generadores de energía eléctrica con recursos renovables, los generadores de energía eólica y olar fotovoltaica son los que en la actualidad presentan un mayor avance y desarrollo tecnológico.

A diferencia de los mercados de commodities almacenables, en los mercados eléctricos el equilibrio entre demanda y oferta ocurre en tiempo real. Aunque muchos de los sistemas eléctricos actuales operan eficazmente casi sin almacenamiento, la utilización de formas sencillas, económcas y efectivas de almacenar electricidad contribuiría a incrementar su confiabilidad y eficiencia. El almacenamiento de energía nos permite satisfacer la demanda incluso cuando existe un desfase con respecto a la generación.

Si se pretende que las energías renovables constituyan una alternativa realista a las energías consumibles, deben superar sus p renovables constituyan una alternativa realista a las energías consumibles, deben superar sus problemas de suministro energético y poder almacenar energía durante los periodos de baja demanda (horas valle) para poderla luego utilizar esta energía durante los picos de demanda.

Curva de demanda eléctrica. Optimización de la infraestructura eléctrica. La curva de carga o de demanda de energ[a eléctrica en España tiene las siguientes características: Horas de menor consumo: Noche y primeras horas de la adrugada. Estas horas son las denominadas horas valle. puntos de consumo de mayor demanda a las 12,16 y 20horas. Estas horas son los denominados picos de demanda.

En la curva de demanda semanal se denota que hay diferencia de consumo de un día laboral o festivo y que además, los factores climatológicos provocan una modificación en los hábitos de consumo de los usuarios, esto es, hay diferencias entre la curva de demanda en verano e invierno. Debido a las variaciones de consumo horario diario anteriormente comentadas, la curva de demanda eléctrica diaria (Figura 1) será una curva con grandes diferenclas entre los onsumos en los picos de demanda y las horas valle.

Por tanto, la eficiencia de la infraestructura eléctrica española no es la óptima, es decir, se puede mejorar tanto más se aplane la curva. Para justificar esta afirmación nos vamos a basar en la curva de 31_1f6 tanto más se aplane la curva. carga del día en el que más potencia eléctrica se demandó en el año 2009 (13 de enero). Figura l: Eficacia del sistema 13-1-2009 A la vista de esta gráfica, se puede estimar que el aprovechamiento o eficiencia del sistema para este dra es del 77 %; hay un 23% de la capacidad del sistema sin utilizar.

Una de las soluciones para aumentar la eficacia del sistema es la gestión de la demanda. Sin embargo, frente a la dificultad de conseguir todos los datos necesarios; en general, se suelen introducir nuevas demandas de manera que permita suavizar la curva de demanda. En la España Peninsular, se dan dos elementos muy importantes: la limitada capacidad de bombeo, que supone la alternativa óptima de almacenamiento nocturno, y las dificultades de colocar excedentes de generación en los sistemas eléctricos de los países vecinos.

Ante esto, en España se apuesta por dos opciones: 1. La apuesta por los vehículos eléctricos es, por tanto, una lternativa con un claro potencial. Es importante tener en cuenta, que el incremento de la demanda con vehículos eléctricos obligará a una mayor contribución e integración por parte de las renovables, lo que una vez más redunda en la necesidad de dotar de una mayor flexibilidad a la operación del sistema con esta y otras soluciones.

Los vehículos de una mayor flexibilidad a la operación del sistema con esta y otras soluciones. Los vehículos eléctricos, permitirán inicialmente incorporar nuevas cargas en horas de baja demanda y postenormente, modular cargas en diferentes penados. Un vehículo eléctrico medio consume alrededor de 14 kWh por cada 100 km; un coche que recorra unos 15. 000 Km al año consumiría 2. 100 kWh, equiparable al consumo doméstico medio.

Evidentemente el cuello de botella está en la capacidad de carga de las propias baterías, aunque en principio parece viable la carga de unos 5-7 kWh durante la noche en un enchufe casero, lo cual seria suficiente para el recorrido que va a realizar un vehículo durante el día. Se estima que en el año 2014, el impacto en el sistema eléctrico de una hipotética implantación de 1 millón de coches eléctricos aproximadamente el el 6,5% del actual parque automovilístico en España) sería aumentar la demanda de energía en 3. 500 GWh al ano.

En la siguiente figura se observa como cambiaría la curva de demanda con el consumo adicional que supondría la recarga de 2 millones de coches eléctricos. Si suponemos que la carga del vehículo se produce uniformemente a lo largo de las 7 horas que durante la noche tienen menos consumo, el incremento en la demanda sería de unos 2. 000 MW en cada una de esas 7 horas, suponiendo que cada batería se recargara con 7 kWh (energía suficiente par cada una de esas 7 horas, suponiendo que cada batería se ecargara con 7 kWh (energ(a suficiente para recorrer 70 Km).

Figura 2: Curva de demanda eléctrica con vehículo eléctrico Sin embargo, la operación del sistema, podría ser mucho más flexible con la utilización de sistemas inteligentes que siguieran la evolución demanda general del sistema. La carga durante las horas de la tarde podría hacerse en los aparcamientos de los edificios de oficinas donde se ubican los vehículos (Figura 3), pero aquí aparece uno de los temas fundamentales de futuro: la capacidad de las propias de las redes, sobre todo de distribución, que en algunos casos podrían duplicar as cargas inlcialmente previstas.

También existiría incluso la opción de suministrar energía a la red entre las 20 y las 23, que es cuando se suele producir el mayor pico de demanda, en el punto de recarga eléctrica instalado en los garajes de las casas. Figura 3: Conexión del coche eléctrico a la red 2. Otra opción para suavizar la curva de demanda y aumentar la eficacia del sistema es la utilización de sistemas de almacenamiento de energía. pueden trabajar de la misma manera que el coche eléctrico, es decir, pueden cargarse en horas nocturnas (horas valle) y generar parte de la energía almacenada entre las 14 y las 22h.