OPINION AMENAZAS SOBRE VZLA

República Bolivariana de Venezuela Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior Universidad Bolivariana de Venezuela Programa de Iniciación Universitaria Sección: 02N – Ministerio Público OF8 p AMENAZAS SOBRE V ACTUAL Valero, Liliam C. I. : 9. 148. 994 o TO HISTORICO señalada expresamente por la Constitución, es ejercida o su totalidad está en manos del pueblo, y otra característica importante es que la Constitución y las leyes establecen las formas para ejercerla, es ella quien concede la Legalidad al Poder del Estado, por medio del reconocimiento o aceptación del mismo.

A lo largo de la historia venezolana la soberanía se ha visto afectada a nivel interno por el surgimiento de insurrecciones militares o civiles para destituir o instaurar gobiernos, o para modificar su forma o dirección, prácticas que han disminuido en la medida que ha evolucionado la consolidación del Estado y la Democracia en Venezuela. En atención a su historia, el concepto de Soberanía surgió cuando los europeos de los siglos XVI y XVII empezaron a buscar fundamentos laicos sobre los que basar la autoridad de los incipientes estados nacionales.

El término Soberanía proviene de a palabra «soberanoque», es decir, de un ente pol[tico, y por esta razón la Soberanía ha surgido en el campo político, de esta forma pudiera definirse la Soberanía como: La autoridad suprema de los Poderes Públicos que radica en el Pueblo, pero que este otorga al Estado y la ejerce a través de sus órganos, asimismo se enfatiza la historia de la Soberanía la cual desde sus Inicios contemplaba solo elementos de orden interno de cada uno de los Estados y Naciones, hoy día con la evolución del Estado Moderno, el surgimiento de relaciones claras entre gobernados y gobernantes, sí como también los procesos de globalización y los diferentes proceso entre gobernados y gobernantes, así como también los procesos de globalización y los diferentes procesos emergentes a nivel mundial, pasa de una dimensión interna a una externa de superior complejidad, ya que involucra organismos supranacionales, relaciones, e integraciones que involucran otros estados en lo que se debe ampliar los aspectos a considerar respecto a la Soberanía, surgiendo entones el problema de cómo llevar esto a la práctica; cómo lograr la participación ciudadana n términos de planificación, programación y ejecución en programas de Seguridad y Defensa, asumiendo que hoy en día se está hablando de que los conceptos de Seguridad y Soberanía ya no solamente están circunscritos a un territorio o a una nación, sino que tiene efectos mucho más allá de las fronteras, es decir una nueva geopolítica mundial, que habla de Seguridad Continental y se está tratando de llevar el concepto de seguridad a ámbitos globalizados, mucho más allá de los conceptos restringidos anteriores de Seguridad, donde las posibles amenazas entendiendo el termino de acuerdo a lo descrito n el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (2001), el cual subraya «es la acción de amenazar, mientras que define Amenazar como dar a entender con actos o palabras que se requiere hacer algún mal a algo o a alguien. » Aspectos y amenazas que deben ubicarse de acuerdo a este contexto y escenario descrito. Dicho esto, desarrollemos el tema en cuestión, la seguridad nacional se veía básicamente como aquéllas medidas de la defensa nacional 3 cuestión, la seguridad nacional se veía básicamente como aquéllas medidas de la defensa nacional destinadas a proteger n territorio o una nación, una población frente a las amenazas bélicas fundamentalmente, a preservar la territorialidad, a preservar las fronteras, etc.

El concepto de Seguridad se amplía en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y se categoriza en términos de siete ámbitos, donde lo militar es solamente un séptimo. Se habla del ámbito político, social, cultural, ambiental, geográfico, económico y militar, inclusive ya se está hablando de Defensa Integral y de Defensa de la Nación, no como un concepto limitado a la defensa exclusiva de los ntereses nacionales, sino un concepto integrador que coadyuva con el Desarrollo Integral de la Nación y propende a una mejor calidad de vida, al bienestar de la población, es decir, ya toma una categoría sociológica, a mi modo de ver, mucho más rica y más completa.

Por ejemplo, la Constitución nuestra en el Título , en los Principios fundamentales nos dice que es un derecho irrenunciable de la Nación, «La independencia, la libertad, la soberanía, y la integridad territorial. » , el Artículo 3, nos habla que los Fines del Estado son «la Defensa y desarrollo de la persona, ntre otros el bienestar del pueblo. «, el concepto de bienestar ya relacionado con el concepto de defensa, y el Artículo 5, nos dice que «la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, y se ejerce directamente o indirectamente. » Esto implica que la defensa y la soberanía se ejerce directamente o Indirectamente. » Esto implica que la defensa y la soberanía de la nación es corresponsabilidad de todas y todos los venezolanos.

No necesariamente hay una analogía directa entre Desarrollo y Seguridad, hay países desarrollados que pueden tener niveles e seguridad deficientes, hecho que quedó demostrado en los acontecimientos ocurridos en las Torres Gemelas en los Estados Unidos, revelando que a pesar de los niveles de desarrollo, fueron vulnerables en términos de seguridad. No hay una correlación pero si se habla de que la Seguridad y la defensa se relacionan y se sustentan en un desarrollo integral. La Seguridad en el sentido psicosocial se puede considerar como un estado mental o perceptivo que produce en el individuo un sentimiento de que está fuera de peligro ante cualquier circunstancia; es decir, se siente libre de amenazas.

Entonces la percepción del riesgo es muy importante, podríamos jerarquizar nuestras amenazas de una manera diferente a los intereses de las grandes potencias, y el problema se presenta justamente cuando nosotros estamos tratando de lograr una integración de los programas de Seguridad y Defensa, donde tratamos de unificar criterios para tener nuestra propia identidad en términos de Seguridad y Defensa sin que las amenazas de otros pueblos sean amenazas impuestas a nuestros pueblos, en este mismo orden encontramos hechos indicativos globales que colocan en situación de alerta a todos os países del mundo, el surgimiento de grupos terroristas, sus consecuencias son inquiet 5 a todos los países del mundo, el surgimiento de grupos terroristas, sus consecuencias son inquietantes, pueden generar situaciones de pánico y desde hace rato se instalan en la economía real de los pueblos generando desempleo, hambre y miseria, donde además la Inflación conjuntamente con la paralización de los aparatos productivos, son los dos grandes fantasmas que entran, cada vez con más fuerza, en la economía real. POSIBLES AMENAZAS PARA VENEZUELA En Venezuela en el contexto de la seguridad regional, se pueden evaluar y considerar elementos de orden interno actuando en conjunto a factores de dimensión internacional, como la principal amenaza, lo cual puede representar a la larga consecuencias serias e incluso desembocar en conflictos violentos, así mismo las manifestaciones y protestas y la respuesta del estado ante las mismas pueden ser consideradas como una amenaza a la seguridad interna, en el cual es posible un escenario de potenciales enfrentamientos entre diferentes sectores sociales, al cual se suma la ya existente polarización política.

En forma preliminar podría plantearse que las perspectivas futuras del país incluyen la consolidación de las relaciones internacionales, en las cuales se le otorga un papel muy importante, pues se considera que la estabilidad interior depende en gran medida de la correlación de fuerzas en el ámbito internacional, en atención a lo cual un aislamiento o bloqueo de Venezuela de la comunidad internacional representaría una amenaza para el pueblo venezolano, razón por la cual en el p comunidad internacional representaría una amenaza para el pueblo venezolano, razón por la cual en el plano de la olítica exterior se deben ampliar las acciones en función del multilateralismo, del logro de la integración bolivariana, Latinoamericana y Caribeña.

La disgregación de la Región Andina representa una amenaza, es importante la construcción de una agenda de seguridad común y de estrategias así como de mecanismos de cooperación alrededor de esta amenaza, además es posible que MERCOSUR y la UNASUR, se vean expuestas a debates internos que pueden debilitarlo y generarse tensiones entre sus miembros. Adicionalmente, se pueden prever escenarios de conflictos por l acceso a recursos naturales y energéticos. Esta situación lleva a plantear que los objetivos del gobierno venezolano en cuanto a la integración bolivariana y, más especiTicamente, a la integración militar estarán sujetos a serios obstáculos y desacuerdos. Por último, es también probable que la confrontación con el gobierno de Estados Unidos continúe y en esto desempeñarán un papel importante las posibles consecuencias que pueda tener la nueva perspectiva estadounidense de considerar al llamado «populismo radical» como una amenaza para la segundad.

En términos más enerales, también se ha planteado que otro posible escenario es que Estados Unidos comience a utilizar el petróleo de Alaska para su mercado interno y el de Irak para los mercados de India y China, no solamente bajarían más los precios sino que también se dificultaría la colocación de los solamente bajarían más los precios sino que también se dificultaría la colocación de los productos venezolanos así como la diversificación de mercados, lo cual amplia el escenario de desafíos y amenazas para Venezuela. Por lo tanto, se podría concluir que es necesario un debate mplio y plural que tome en cuenta las principales características de una concepción de este tipo, que se centraría en un enfoque multidimensional que no puede ser solamente un enunciado sino que debe ser puesto en práctica.

Sobre la base de ello, las amenazas consideradas serían a las personas, los bienes públicos y privados, el sistema democrático, y la soberanía, ello significa una ampliación de la agenda de amenazas que incluiría la degradación ambiental, las migraciones, los conflictos étnicos y sociales, la ingobernabilidad, la pobreza extrema, la inestabilidad conómica, la fragilidad de los gobiernos democráticos, los abusos contra los Derechos Humanos, las enfermedades endémicas, los desastres naturales, entre otros. «Pero en este mundo posterior a la guerra fría, las guerras por los recursos no son hechos fortuitos ni inconexos. Sucede más bien todo lo contrario: forman parte de un sistema geopolítico más amplio e interconectado… las guerras del futuro se harán, principalmente, por la posesión y el control de unos bienes económicamente vitales (Recursos Naturales Estratégicos)» Seguridad, Defensa y Desarrollo Integral. Bryce Echenique. 8