Mantenimiento de computadoras

Mantenimiento de computadoras gy luluzzbcrryph ‘IORúpR 16, 2011 24 pagos 1. 2Seleccionar los componentes de hardware a ensamblar de acuerdo a las necesidades del usuario. debes de elegir si el usuario la kiere para jugar, para hacer tareas o solo trabajo deacuerdo lo ke la ocupara necesitaras ver ke componentes compraras para el ekipo por ejemplo si son juegos podrias ponerle una tarjeta PC’ expres que es para hacelerar los graficos de la compu y se vea mejor el juego o una memoria RAM para ke sea mas rapida o un procesador mas poderoso eso depende para ke lo necesite. 1 .

Componentes hardware (l) A la hora de comenzar a construir un HTPC es evidente que cada usuario tendrá sus ro ias necesidades y posibilidades (económicas), así qu PACE 1 oru que compondrán el s em comentaba en la intr ucció porque los gustos va validez técnica de un onentes hardware lada. Como es una referencia nes sobre la , paso a describir los componentes básicos de los HTPCs, y cómo no, los que yo he elegido. l. caja Este es probablemente el componente más decisivo para el resto de las opciones, ya que de la caja que elijamos dependerán en gran medida el resto de los componentes.

Existen cajas para odos los gustos, y aunque teóricamente podréis utilizar una caja convencional, un buen HTPC debería basarse en una caja especialmente diseñada para este propósito. Los ordenadores Swipe to page ordenadores de salón pueden ocupar muy poco – como ocurre con los llamados ‘Barebones’ y esos PCs de marcas tan reconocidas como Shuttle, pero yo ni las consideré para mi propóslto – o bien ser tan voluminosos con un PC convencional.

La diferencia en el caso de las cajas HTPC reside en que sus diseños y prestaciones permiten ‘disimularlas’ de forma que parezcan un aparato más del salón, y no un PC convencional. En este como en otros casos las opciones son inmensas, pero está claro que hay varios fabricantes que destacan por su experiencia en este campo: Silverstone es probablemente uno de los más conocidos, aunque hay otros fabricantes como Zalman, Thermaltake, Lian Li, y algunas que están ganando popularidad como OrigenAE o NMedia.

En mi caso me decidí por una Silverstone LC16BMR (perteneciente a la serie LC16M), una caja compatible con el estándar ATX y que ofrece una distribución de componentes perfecta para mis necesidades. Además, esta caja incluye VFD/ IR, es decir, un display con un sensor infrarrojos integrado para isualizar diversos tipos de información y además para controlar el PC remotamente con el mando a distancia incluido, algo de lo que hablo más adelante. En la imagen está la caja en color plateado, aunque yo elegi el modelo en color negro.

Lo cierto es que tras finalizar el proyecto uno se da cuenta de que lo de disponer de la pantalla VFD es un poco pijada, y eso que la de las Silverstone LC16M apenas ofrecen un par de líneas de texto. A la distancia que uno se coloca para ver la tele las p 2 OF par de líneas de texto. A la distancia que uno se coloca para ver la tele las pantallitas son prácticamente ilegibles. De hecho, a no ser que seáis unos friquis de élite, ni os paréis a pensar en esas cajas tan llamativas con pantallas LCD de 7 pulgadas en las que se reproduce lo mismo que se ve en tu W, monitor o proyector.

Seguramente nunca llegarías a aprovecharlas realmente. Si queréis ahorraros dinero en la caja optar por una que al menos disponga de un sensor IR y un mando a distancia para controlar a distancia las aplicaciones Media Center. Hablaré de las opciones de control a distancia más adelante, pero como decía, lo de la pantallita VFD es un poco pijada. 2. Tarjeta gráfica El mercado de las tarjetas gráficas se ha beneficiado del esfuerzo de AMD/ATI y NVIDIA por dar soporte hardware a las tareas de decodificación de vídeo.

Las tecnologías Avivo de AMD y PureVideo de NVIDIA son las exponentes de este esfuerzo, ya que ambas se centran en mejorar la decodificación de los códecs de compresión de vídeo y la calidad de la imagen, aunque su repercusión final en el resultado sigue siendo confusa: muchos usuarios no acaban de apreciar las ventajas de ambas ofertas, y ni AMD y NVIDIA parecen muy dispuestas a aclararlas más allá del aspecto publicitano que acompaña a estas tarjetas.

Existen varias comparativas de estas tecnologías – AnandTech, y una más reciente de Tom’s Hardware – que tratan de ofrecer una explicación sobre las ventajas que aportan. Al margen de esas tecnologías, para mi había dos factores que eran las ventajas que aportan. eran fundamentales a la hora de elegir la tarjeta gráfica de mi HTPC. por un lado, que tuviera refrigeraclón pasiva – ruido cero – y por otro, que dispusiese de una salida HDMI.

Esto último no es demasiado importante, ya que qunque la señal HDMI conjuga vídeo y audio, actualmente las gráficas sólo aportan el vídeo. Es ierto que la tarjeta de sonido puede redirigir su salida a la gráfica para que el puerto HDMI sr funcione de forma completa, aunque la solución no es óptima, y muchos afirmarán que el binomio DVI-S/PDIF cumple con las necesidades de cualquiera… pero no si quieres conectar el PC directamente y sin adaptadores a un receptor MV, como era ml caso.

Tambien es cierto que las nuevas tarjetas de ATI de la familia HD2000 ofrecen dicha posibilidad, pero en mi caso ATI no era una opción cuando compré la tarjeta porque en ese momento los controladores en Linux de estas tarjetas eran lamentables. Afortunadamente esa situacion cambiará pronto – AMD está liberando las especificaciones de sus GPUs a la comunidad Open Source – pero por el momento NVIDIA me parecía una solución más coherente con mis necesidades. Así que mi elección era clara, y la respuesta, la tarjeta XFX 7600GS HDMI que dispone de esos elementos y que no me salió demasiado cara (unos 90 euros).

Como decía, lo de la salida HDMI es muy útil si como yo queréis conectar el PC al receptor A/V, y aunque al final he optado por no conectar la tarjeta de sonido con la gráfica al receptor A/V, y aunque al final he optado por no conectar la arjeta de sonido con la gráfica, creo que disponer de esta salida sigue siendo una excelente elección, sobre todo teniendo en cuenta que el estándar HDMI está triunfando en todo el mercado y todo tipo de dispositivos – incluidos proyectores y pantallas planas LCD/Plasma. 3.

Tarjeta de sonido Un HTPC es por definición un equipo multimedia, así que olvidaos del sonido integrado en las placas madre convencionales: aunque disponga de soporte para alguna tecnología de sonido envolvente (Dolby Digital 5. 1 es la más extendida) lo mejor es invertir algo más de dinero para una tarjeta de sonido especializada. Las arjetas de Creative X-Fi son claramente una atractiva opción, pero después de rebuscar en muchos foros me encontré con una opción que a muchos les gusta más: la Auzentech X-Plosion, que por 80 euros ofrece sonido Dolby Digital Live y DTS Digital Surround con hasta 7 canales.

La tarjeta tiene más cosas de las que un usuario convencional pueda necesitar – como es mi caso – pero eso me da margen para sacarle más partido en el futuro. Y es que la tarjeta de sonido no sólo aporta sonido envolvente de calidad, sino también unos chips de audio que permiten ofrecer teóricamente una fidelidad altísima que incluso sirve ara utilizar estos equipos como sistemas de alta fidelidad en los que disfrutar de la música en estéreo.

Después de todo, tu HTPC no sólo servirá para ver pelis, sino para escuchar audio como si dispusiéseis de un equipo lector de CDS de gran cali s OF ver pelis, sino para escuchar audio como si dispusiéseis de un equipo lector de CDS de gran calidad, además, obviamente de vuestros MP3s y música comprimida con otros códecs, ya sean con o sin pérdida. 2. Componentes hardware (II) Tras analizar los componentes que más personalidad le dan a nuestro HTPC – caja, gráfica y tarjeta de sonido – paso a hablar de tros componentes igualmente destacables, pero que suponen el verdadero corazón del sistema. . Procesador El mundo de los microprocesadores está en uno de los puntos más álgidos de la historia, y aunque ya he hablado de ello en el blog en numerosas ocasiones, la batalla actual entre Intel y AMD no hace más que beneficiarnos a los usuarios. Sin embargo y pese a quien pese, actualmente sólo puedo recomendar procesadores de Intel, que con su nueva microarquitectura Intel Core 2 ha provocado que su competidora muerda el polvo una y otra vez con sus Athlon X2.

De hecho la reciente aparición de los Barcelona y de la nueva microarquitectura KIO de AMD no parece que vaya a hacer cambiar las tornas. Lo que sí es cierto es que en la actualidad no os hará falta un súper-procesador para montar un HTPC, aunque siempre se agradece la presencia de un micro potente si después vais a realizar operaciones de compresión de vídeo sobre las hipotéticas grabaciones que realicéis.

Sea como fuere, los Intel Core 2 Duo son la mejor opción sin lugar a dudas – según mi experta opinión y aunque los AMD Athlon 64 x2 pueden cumplir con las pretensiones de cualquiera, la potencia y prestaciones d 6 OF os AMD Athlon 64 x2 pueden cumplir con las pretensiones de cualquiera, la potencia y prestaciones de Intel le hacen para mí el único candidato válido hoy en día. No solo para un HTPC, sino para cualquier equipo, algo que me duele especialmente teniendo en cuenta que llevo prácticamente toda mi vida apostando por AMD.

Así pues, en mi caso elegí un micro de lo más modesto: un Intel Core 2 Duo 4400 de la serie ‘Allendale’, un chip dual-core a 2 GHz por núcleo y que me ofrece todo lo que necesito por un precio realmente bajo. Podría haber ido a por un 6000 bajito, pero pensé – y he confirmado después – que en un HTPC vuelve prmar la eficiencia sobre la potencia: un procesador de gama media permite no tener que recurrir a complejos sistemas de refrigeración para enfriar el equipo y reducir el ruido al máximo.

De hecho, he acabado utilizando el disipador y ventilador de Intel que venía con el micro, y mientras que el calor disipado se mantiene en unos márgenes razonables, el ruido generado es prácticamente imperceptible desde el sofá. 5. Placa base Las opciones en cuanto a placa madre dependerán del tipo de caja que hayáis elegldo. Ya he mencionado que ms necesidades – un sistema con capacidad de expansión — descartaban elegir na caja de pequeño formato, así que en realidad cualquier placa madre convencional en formato ATX servirá para nuestro propósito.

O más bien, cualquiera que se ajuste a nuestros requisitos. Aqu[ dependemos del procesador que hayamos elegido, y como yo he optado por Intel Core 2 Duo (Socket 775) dependemos del procesador que hayamos elegido, y como yo he optado por Intel Core 2 Duo (Socket 775) debía buscar una alternativa específica. Aquí me temo que no realicé búsqueda alguna por una sencilla razón: tenia una placa que me regalaron en el trabajo, así que no me compliqué la vida para ahorrarme un oquito del coste final. La placa además no está mal del todo: una MSI 975X Platinum powerup Edition.

La placa en sr misma no es una maravilla, sobre todo porque ofrece tan sólo 2 ranuras PCI. Esto limita totalmente las futuras expansiones, asi que si podéis elegir – yo no quise ir más allá – os recomendaría que apostárais por una placa con más ranuras PCI y un buen montón de puertos USB 2. 0. Si además tenéis conectividad WiFi integrada – algo que es raro entre los fabricantes de placas madre, y que a mi me revienta – mejor que mejor, porque estar conectados a Internet es vital en estos equipos. Aparte de las consideraciones prácticas, es obvio que tener una placa madre a la última puede aportar prestaciones interesantes.

El chipset es el apartado más importante, y aunque hace poco han salido los P35 de Intel – con soporte de memoria DDR3 – yo irla por ahora por ofertas más consolidadas como los excelentes P965 0 G965, que han demostrado su valía en diversos campos, incluido el de los jugones. El soporte para controladoras RAID – algo que tiene una utilidad discutible en estos equipos en mi opinión – también puede ser de interés, pero como ya he dicho antes, olvidaos del sonido integrado y de configuraciones SLI/ ero como ya he dicho antes, olvidaos del sonido integrado y de configuraciones SLI/CrossFire, que en equipos HTPC no tienen ningún sentido… no ser que queráis ver la tele en cuatro pantallas distintas a la vez, claro. 6. Memoria Aqui las opciones vuelven a ser infinitas, pero está claro que la mayoría de los sistemas actuales vendrán preparados para módulos de memoria DDR2. Dado que no se trata de equipos de alto rendimiento ni orientados a los jugones o a tareas tan especiales, me olvidaría de los módulos de altas prestaciones e iría a por un buen par de módulos de memoria DDR2 de lgún fabricante reconocido.

Dado el precio actual de estos componentes, no os será dlfícil encontrar este tipo de módulos por unos 100-120 euros, y os aseguro que con 2 GB tendréis cubiertas vuestras necesidades durante una larga temporada. Yo no lo tenía demasiado claro, pero dado que compré el micro en NewEgg todo me salió a pedir de boca porque había un ‘pack’ en el que me incluían dos módulos OCZ PC6400 que conectados a las ranuras adecuadas de la placa madre aprovechaban las ventajas de la memoria de doble canal – algo que cualquiera puede hacer siguiendo las instrucciones del manual – y que dan n rendimiento del que no me puedo quejar. . Discos duros Hay un serio problema con los discos duros actuales: el ruido. Aunque hay métodos para minimizar este apartado, lo ideal en un HTPC es contar con dispositivos con la mayor capacidad posible y que además generen el menor ruido y vibración posible. Y si hay unos discos famosos por of posible y que además generen el menor ruido y vibración posible. Y si hay unos discos famosos por ofrecer ambas cosas, esos son los Samsung SpinPoint, y yo opté por comprar dos unidades del HD5011_J de 500 GB, así que con un tera voy servidito durante una temporada en este apartado

Lo de tener dos discos duros iguales no es ni mucho menos para aplicar alguna configuración RAID, algo que ya he dicho que en mi opinión no es útil para un HTPC. La idea es tener un disco llenito de películas (en esos formatos alternativos que tanto nos gustan), música y fotos, mientras que el otro sirve de dispositivo de almacenamiento auxiliar, sobre todo en el tema de grabaciones de programas de TV. Más de esto más adelante. 8. nidad de DVD Es obvio que entre las cosas que haréis en este HTPC se encuentra la reproducción de DVD-Vídeo, así que la inclusión de una regrabadora de DVDs es obligatoria. Aquí debería entrar en a consideración de las nuevas unidades BD y HD DVD, pero por el momento no aspiro a reproducir dichos formatos en mi HTPC – algo que además haría necesaria una gráfica con soporte HDCP, y no es mi caso – por lo que si alguien quiere hacer comentarios al respecto está invitado.

Como comentaba, la reproducción de pelis en DVD es una de las joyas de cualquier HTPC, así que necesitamos una unidad fiable. Yo opté por una Pioneer DVR-112D que entre otras cosas tenía el frontal de color negro, pero que además ofrece excelentes posibilidades a la hora de aprovecharla como regrabadora de DVDs, con firmwares ‘libres’ excepcionales