Los espacios abiertos y cerrados en los cuentos de san petersburgo de gogol

(M. Florencia. G. B) LA UTILIZACION DE LOS ESPACIOS EN LOS RELATOS DE SAN PETERSBURGO INTRODUCCIÓN Nikolái Vasílievich Gógol es uno de los mayores exponentes de la literatura rusa. Nacido en Soróchintsi, actual Ucrania, en 1809, es considerado como un escritor ruso porque escribe en lengua rusa a pesar de que muchas obras están influencladas por la cultura ucraniana.

Descendía de una familia de cosacos ucranianos que lleva PACE 1 or7 padre muere, la situa n luego de terminar su stuül a San Petersburgo en fácil y pronto se verá ero cuando su smejorada y se obligado a viajar la ciudad no es ncantado y eso se ve reflejado en los relatos que conciernen al trabajo que se desarrollará a continuación. A pesar de esto, cabe mencionar que es aquí donde entra en contacto con círculos literarios de la época, lo cual le permite entablar una productiva relación con el célebre Alksandr Pushkin.

Gógol es un autor que técnicamente pertenece al Romanticismo, pero sus obras contienen numerosos elementos del Realismo, por lo que se lo puede considerar un precursor de éste. Por eso, nos encontramos ante un escritor del cual existe mucho por decir y mucho por trabajar, porque la construcción e sus personajes y todo el medio que los rodea son complejos y se precisa de una determinada competencia para desglosar los textos en su totalidad. Muchos cr críticos han estudiado sus novelas cortas y han hecho diversas conclusiones sobre su forma de escribir, los temas que trata y la intencionalidad de las narraciones.

En esta ocasión se lo analizará desde un punto de vista concreto que permitirá dar cuenta de la utilización de los espacios en sus Relatos de San Petersburgo. Partiendo del solo hecho de la ubicación de sus narraciones en una ciudad concreta con otivos deliberados, caemos en la cuenta de que el uso de los espacios y cómo se van moviendo los personajes dentro de ellos, no están utilizados all( de determinada manera por mera coincidencia.

Desde el título mismo se nos hace referencia a un espac10 en particular, del cual podemos inferir de antemano, que en la narración acaecerán sucesos que solo se darán y solo podrían darse en esta ciudad específicamente. Gógol hace un aprovechamiento intencionado de los lugares por donde va paseando su narración en pos de lograr el efecto deseado en sus ersonajes y eso es lo que se desarrollará a continuación con detenimiento.

Se analizará la utilización de los espacios abiertos y cerrados y los elementos que van apareciendo que apoyan y van acompañando a la escenografía de los relatos; se verá cómo van fluctuando los personajes de un lugar a otro y con qué intención, cómo se manejan dentro de los diferentes lugares por los que van pasando y cómo establecen relación con el resto de los personajes y elementos que los rodean en los sitios en los que se mueven. Se hará consideración a la diferencia que existe entre los elatos reunidos los que se mueven.

Se hará consideración a la diferencia que existe entre los relatos reunidos en esta obra y los narrados en su obra anterior que pertenecen a los espacios ucranianos que remiten a su infancia. para sustentar algunos conceptos e ideas que se irán proporcionando se tomará de base al teórico, crítico y filósofo francés Gastón gachelard y su libro La poética del espacio por considerarlo una obra completa y bien desarrollada en las cuestiones que atañen a este trabajo.

El ensayista nos habla de una paradoja de la fenomenología de la imaginación y se regunta: «¿Cómo una imagen, a veces muy singular puede aparecer como una concentraclón de todo el A continuación se analizarán las imágenes que Gógol proyecta en sus narraciones y como las utiliza. 1.

ESPACIOS ABIERTOS Y CERRADOS En Gógol, los escenarios por donde se mueven los personajes, forman parte de la visión que él mismo tiene de esos espacios y del mundo que lo rodea y sus relatos nos evidencian cómo ven sus ojos el universo a su alrededor, por lo que en las narraciones se filtra la subjetividad del autor a la hora de manifestarse con especto a la escenografía que monta para sus personajes.

Las narraciones que transcurren en San Petersburgo definitivamente tienen una connotación del espacio totalmente diferente del de los ucranianos, debido a que estos últimos se desarrollan en un ambiente provincial diferente al de la ciudad. Si bien en cuanto a las temáticas centrales no difieren tanto (el mal está siempre presente), la Si bien en cuanto a las temáticas centrales no difieren tanto (el mal está siempre presente), la escenografía tiene otro tono.

La vida en el campo corresponde a una comunidad integrada or el idloma, las costumbres y la religión, se insertan motivos folclóricos y escenas típicas provinciales por lo que la maldad se remite a lo que viene de afuera, lo que forma parte de la comunidad y el espacio habitual que comparten es lo conocido, la tierra en la que nació es la que genera todos los temas de la obra. Cuando se muda de a la ciudad se produce en él un sentimiento de desilusión con respecto a la vida citadina y la sociedad que se mueve en ella y una nostalgia que se ve reflejada en la feroz crítica social que se puede leer en los relatos.

San Petersburgo se onvierte en un decorado para todas las narraclones en el que desfilan toda clase de personajes bajo la lupa del grotesco y las ironías punzantes. La ciudad se transforma en símbolo del mal y unifica todos los relatos bajo la misma mirada; no tiene raíces ni historia como tampoco la tienen los personajes. Los hombres circulan por los espacios sin sentir apego por ellos ni pertenencia alguna, convirtiéndose en autómatas y escudándose en la rutina de todos los días.

Bachelard nos indica que la casa funciona como símbolo del útero materno, de lo seguro[2]; pero en este caso Rusia como stado y espacio abierto los deja desamparados de tal forma que hasta el espacio cerrado más íntimo los deja librados al mismo abandono y no los protege. Rusia debería cuidar su sociedad como una m los deja librados al mismo abandono y no los protege. Rusia debería cuidar su sociedad como una madre a sus hijos y debería funcionar como una casa, un hogar y como los hombres no lo sienten así tampoco encuentran refugio en su sitio personal o en su interioridad.

No hay un solo lugar en los relatos en donde los personajes puedan sentirse seguros. En los relatos petersburgueses el espacio siempre oscila ntre las calles de la ciudad y el desfile de personas que por allí circulan y los lugares cerrados como las casas, oficinas o las tiendas de la ciudad. En todos estos sitios, los personajes no encuentran la manera de ser ellos mismos, todo está determinado por la sociedad circundante, el acclonar de cada uno está limitado por lo que está impuesto por la sociedad y la automatización del ser humano.

El afuera y el adentro espacial confluyen y se corresponden con la lucha interior del autor y sus personajes. Gógol presta mucha atención y cuida los detalles e la topografía porque estos permiten darnos cuenta de la interioridad de los personajes sumergidos en la imposición social de la realidad circundante. Por esta misma razón también son sumamente importantes los elementos que encontramos dentro de la escenografia que se convierten en leiv motiv de todas las narraciones del ciclo, tales como la noche, el invierno, las luces, las sombras.

También nos encontramos con el caos, el desorden y la suciedad. Nótese que en la mayoría de los casos, para ingresar a los espacios cerrados, hay que subir por escaleras; lejos de significar un asos, para ingresar a los espacios cerrados, hay que subir por escaleras; lejos de significar un ascenso del espíritu, la escalera parece estar uniendo un mundo que va subiendo en su nivel de degradación.

Vemos aparecer con continuidad el Río Neva y la avenida Nevski y o las calles de San Petersburgo en general, lo que nos indica que sea cuales sean los personajes, las personalidades y las historias que acarreen, moviéndose por el mismo espacio se convierten todos en la mismas clases de personas que circulan todos los días por esos lugares. La geografía los unifica, os condena a ser una figurita más de la sociedad en la que están inmersos sin marcar la diferencia porque el propio autor no encuentra lo diferente en esa vida que lo rodea.

Aún si el artista fuera el que puede marcar la diferencia también este se ve absorbido por la gran máquina social fomentada para matar las individualidades del ser humano. El mal siempre está presente y se mueve por el mismo espacio que los personajes contaminándolos a cada paso que dan y los cuales no pueden encontrar refugio en ningún lugar para escapar de lo cotidiano y al destino que les corresponde por formar parte de un sistema ue el autor nos muestra como algo monstruoso y digno de rechazo absoluto. Por eso, apelar al grotesco y la ironía ayuda a expresar estas sensaciones. 1] Bachelard, Gastón, La poética del espacio, Buenos Aires, Fondo de cultura económica, 2000. [2] Bachelard, Gastón, La poética del espacio, Buenos Aires, Fondo de cultura económic [3] Gógol, Nlkolál, Cuentos de San Petersburgo, Buenos Ares, La montaña libros, 2007. [4] Gógol, Nikolái, Cuentos de San Petersburgo, Buenos Aires, La [5] Cirlot, Juan Eduardo, Diccionario de símbolos, España, Siruela, 2008. [6] Gógol ontaña [7] Gógol , Nlkolál, Cuentos de San Petersburgo, Buenos Alres, La libros, 2007. Nikolái, Cuentos de San Petersburgo, Buenos Aires, La [8] gachelard, Gastón, La poética del espacio, Buenos Aires, Fondo [9] Gógol, Nikolál, Cuentos de San Petersburgo, Buenos Ares, La [10] Bachelard, Gastón, La poética del espacio, Buenos Aires, Fondo de cultura económica, 2000. [1 1] Gógol, Nikolái, Cuentos de San Petersburgo, Buenos Aires, La [12] Gógol, Nikolái, Cuentos de San Petersburgo, Buenos Aires, La [13] Gógol, Nikolái, Cuentos de San Petersburgo, Buenos Aires, La