La propiedad en roma

La propiedad en roma gy dinacsther ACKa6pR 02, 2010 | 23 pagos LA PROPIEDAD EN ROMA Definición El termino propiedad proviene del vocablo latino propietas, derivado, a su vez, de propium, o sea, «lo que pertenece a una persona o es propia de ella, locución que viene de la raíz prope, que significa cerca, con lo que quiere anotar cierta unidad o adherencias no físicas sino moral de las cosas o la persona». Los romanos carecieron, en las etapas iniciales de su historia jurídica, de la palabra adecuada para expresar la idea abstracta del derecho de propiedad.

Durante la época de Cicerón se utilizo l vocablo mancipium, a fin de designar la propiedad romana y, posteriormente, los términos dominium, dominium legitimum y propietas fueron usados en igual sentido. La propiedad, que no era legitimada por el derecho civil se ex resaba con los vocablos in boni esse o In bon OF2B dominium bonitariu S»ipe to View referencia a la propie d am De los conceptos ant en forma explícita, h la denominación uiritarium que hacía recho civil. ecisión que, de la propiedad reconocida por el derecho civil, denominada dominio quiritario y de la propiedad permitida por el derecho pretoriano llamada ominio o propiedad bonitaria. La propiedad es definida por Accarías, como aquello «en virtud de lo cual las ventajas que puede procurar una cosa corporal son atribuidas totalmente a una persona determinada». Girard la concibe como el «derecho real to nex: page por excelencia, el más conocido y antiguo de todos los derechos reales o el dominio completo o exclusivo que ejerce una persona sobre una cosa corporal (plena in res potestas)». or lo tanto: a) La propiedad es el señorío mas general que existe sobre la cosa. b) La propiedad procura ventajas a su titular, quien no solo usa goza la cosa, sino que abusa y dispone de ella a voluntad, por estar sometida, exclusivamente, a su poder. c) El señorío no requiere que el titular del derecho este en contacto inmediato y permanente con la cosa, sino que es suficiente la posibilidad de ejercerlo libremente, con lo cual dicho derecho conserva toda su plenitud. d) El derecho de propiedad se ejerce sobre una cosa corpórea o tangible.

No tiene validez en relación con las cosas incorporales, pues estas no pueden entregarse, poseerse o constituir dominio. Solo son susceptibles de cuasi-posesión, cuasi-tradition y cuasi- ominio, aun cuando ellas forman parte dl patrimonio. Sin embargo, el derecho Justiniano permitió la propiedad, también de las cosas incorporales, en razón, justamente, de su susceptibilidad de cuasi-posesión o cuasi-tradition, los cuales eran medios de transmisión de derechos. e) La propiedad es un derecho. Esto significa, que el titular del derecho de propiedad le asiste un titulo jurídico.

Este es el fenómeno concreto en el cual descansa y se legitima el derecho y el cual invoca el titular cuando, por perturbación o despojo, se le lesiona un derecho. f) La propiedad es el derecho real por excelencia. Es un vinculo directo ent 2 OF directo entre el sujeto y el objeto. Se ejercita sin consideración a personas determinadas. La sociedad debe respetar el ejercicio legitimo de ese derecho, por lo que todos los miembros de la sociedad, sin excepción, están obligados a abstenerse de perturbarlo.

Es considerado el derecho real por excelencia por cuanto todos los demás derechos reales se subordinan a el. g) La propiedad es, de los derechos reales el más antiguo y conocido. h) El derecho de propiedad se defiende, con la actio reivindicatio (acción reivindicatoria) o acción real, que permite al propietario erseguir y exiglr la cosa, de manos de quien se encuentre. Finalmente, podríamos definir la propiedad como el derecho real de usar, gozar y disponer de las cosas, de las cuales se es propietario, sujeto a las restricciones impuestas por la ley y defendible por la acción reivindicatoria.

CARACTERISTICAS DE LA PROPIEDAD Las características del derecho de propiedad son las siguientes. a) La propiedad es el derecho real por excelencia. b) La propiedad es ilimitada, es decir, es un señorío absoluto y exclusivo y, por ende, perpetuo e irrevocable. c) La propiedad es absorbente, por cuanto todo lo unido a la osa pertenece a su propietario. d) La propiedad es inmune, pues está exenta de cargas públicas o privadas. El tributo, que por ella pudiera pagarse al Estado, tiene un carácter estrictamente personal.

Bonfante dice, que «los caracteres de la propiedad romana os las muestr estrictamente personal. Bonfante dice, que «los caracteres de la propiedad romana os las muestran como un derecho ilimitado en el tiempo y en el espacio que guarda un estrecho paralelismo con la soberanía territorial». e) La propiedad es un derecho absoluto. Su carácter de absoluto y su exclusividad dimanan de su ilimitación, por cuanto el titular uede disponer de su cosa, dándole el destino que considere conveniente, si que persona alguna pueda impedir su libre ejercicio.

Por lo tanto, el titular del derecho de propiedad puede ejercer su derecho conforme a la ley, con exclusión de los demás que integran el conglomerado social, quienes están obligados a respetar el ejercicio legítimo del derecho. f) La propiedad es un derecho exclusivo, en razón de que solo una persona puede ser propietaria de una cosa. En otras palabras, sobre cada cosa puede existir un derecho o un titular del derecho. Este principio está sometido a excepción, cual es el e la posibilidad de que varias personas sean propietarias de una cosa común. g) La propiedad es perpetua e irrevocable.

Ella subsiste independientemente del ejercicio que de ella puede hacerse Perpetua, por su posible transmisibilidad a través de herencia. h) Es Irrevocable, porque, previamente a Justlniano, no se permitía constituir el derecho de propiedad ad tempus, según lo cual, vencido cierto plazo, la cosa adquirida regresaba, de pleno derecho al enajenante y por eso no podía someterse a condición resolutoria, pues eso significaba limitarla en el tiempo, por cuanto cumplida la condición, I ondición resolutoria, pues eso significaba limitarla en el tiempo, por cuanto cumplida la condición, la cosa adquirida regresaba al enajénate. ) La propiedad es disponible. puede disponerse de ella en forma definitiva y absoluta. EVOLUCION HISTORICA DE LA PROPIEDAD En los primeros tiempos de Roma la única propiedad conocida era la propiedad quiritaria que se la denominaba, como «dominium ex iure quiritium», por estar sancionada por el derecho civil, requiriéndose para ser propietario. 1) Que se tratara de una cosa mancipi; 2) Que el propietario fuera ciudadano romano; y 3) Que el dominio se hubiera adquirido por «mancipatio» o por ‘In Iure cess10″ Pero, en una época indeterminada se opera una evolución en el régimen de la propiedad.

En efecto, en la época anterior la tradición, o sea la entrega de la cosa de manos del propietario a un tercero, no importaba la traslación de la propiedad; pues, el adquirente solo recib(a la posesión de la cosa y el enajenante conservaba la propiedad quiritaria de la cosa hasta tanto aquel la adquiriese por usucapión, para lo cual era necesario, que hubiera estado poseyendo esa cosa durante un año si se trataba de un inmueble; pero, mientras transcurría ese lapso ocurría lo iguiente: a) Que le vendedor continuaba siendo propietario quiritario de la cosa; y b) Que el comprador era solo propietario bonitario, reconocido por el derecho natural.

Paulatinamente el pretor, en defensa de este poseedor fue acordando prerrogativas para beneficiar al adquirente, semejantes a las que el s OF semejantes a las que el derecho de propiedad confería a su titular; y así le concedió: 1) La llamada «acción publiciana», para cuando el propietario quiritario le arrebatara la posesión de la cosa trasmitida pudiera recuperarla ejerciendo esta acción, que es parecida en sus fectos a la acción reivindicatoria concedida por el derecho civil al propietario quiritario. 2) La «exceptio doli», pues como los frutos de la cosa pertenecian al propietario bonitario, puede oponer esta excepción al enajénate en caso de que este pretenda la propiedad de estos frutos. 3) La «exceptio rei venditae et traditae», para el caso en que el vendedor pretenda, haciendo valer su titulo que le otorga el derecho civil, ejercer la acción reivindicatoria; en cuyo caso, el adquirente, puede oponerse esta excepción, paralizando así la acción reivindicatoria del propietario quiritario.

El régimen de la propiedad bonitaria al principio se aplico solo a las cosas mancipi, pero luego el pretor la concedió en numerosas ocasiones en que el derecho quiritario negaba a ciertas personas el dominio quiritario no obstante lo equitativo de sus pretensiones; citándose entre estos casos el del «bonorum posesor, o sea el heredero según el derecho pretoriano, que tiene los bienes obtenidos «in bonis» en tanto que el heredero según el derecho civil, los tiene según el derecho quiritario; y segundo el «bonorum emptod’, o sea el comprador del patrimonio de un insolvente, que adquiere este patrimonio «in bonis», en anto que el 6 OF comprador del patrimonio de un insolvente, que adquiere este patrimonio «in bonis», en tanto que el insolvente conserva el dominio según el derecho quiritario. LIMITACIONES AL DERECHO DE PROPIEDAD Estas ilimitaciones podían ocurrir por varias causas: A) Por voluntad del propietario: Esto ocurre en las siguientes situaciones: 1) El propósito que otorga a una tercera persona el «ius utendi» sobre su cosa, le da el derecho de usar su cosa y el del derecho de habitarla. 2) El propietario que otorga a una tercera persona el «ius utendi!

Y el «ius fruendi», le concede al tercero el uso y disfrute e sus cosas, por lo cual se lo llama entonces usufructuario, y al propietario que solo conserva «‘ius abutendi», viene a ser llamado «nudo propietario». 3) El otorgamiento de ciertas ventajas sobre su fundo a favor de un fundo vecino perteneciente a otro propietario, que es lo que se llama establecer sobre su propio fundo otra servidumbre real o predial, que podia ser urbana o rural. Si la cosa solo procura utilidad al propietario se dice que está libre de todo gravamen, pero si procura utilidad a otra persona o al fundo de otro se dice que está gravada con una servidumbre. B) por causa de vecindad:

En la Ley de las XII Tablas se estableció un conjunto de normas limitativas con el fin de evitar e impedir los posibles problemas que podían surgir entre los propietarios de fundos vecinos, por esta razón la propiedad por vecindad se restringió, de acuerdo a las siguientes consideraciones: 1) El propietario de fundo debía dejar entre de acuerdo a las siguientes consideraciones: 1) El propietario de fundo debía dejar entre su fundo y el del vecino un espacio libre de dos pies y medio, por esa razón una línea de tierra de cinco pies separaba los fundos y las casas. Esta faja de terreno no podía adquirirse por usucapión. ) El propietario que efectuara obras que desviaran el curso natural de las aguas podía se obligado a destruirlas, mediante la utilización que el vecino afectado hacia de la «actio aquae pluvitae arcendae», con el objeto de que las cosas se restablecieran al estado que tenían anteriormente. ) En el caso de que un edificio amenazara ruina, el vecino de este podía ejercer la «actio damni infecti», para que él propietario del edlfic10 ruinoso le garantizara con una caución los posibles daños que le podía sufrir en caso de que el edificio se derrumbara, si el propietario se negaba a reparar ese edificio. Para requerir la caución era suficiente la simple amenaza de ruina. Esta limitación fue obra del derecho pretoriano. 4) Se prohibían aquellas construcciones que oscurecieran las construcciones del vecino, para ello se debía ejercer la «actio novis operae», por parte del que resultara perjudicado con la obra nueva. 5) Al vecino se le permitía cortar las ramas y talar los árboles de otro, si se proyectaban sobre su fundo. Si aquel se oponía el interesado estaba autorizado a utilizar la «actio arboribus caedendias». ) En caso de existir indeterminación acerca del límite o lindero el fundo propio con el del vecino podía, cualquiera de los propietar acerca del límite o lindero del fundo propio con el del vecino pod(a, cualquiera de los propietarios, ejercer contra el otro la «actio finium regundorum». Con el objeto de solicitar el deslinde de los fundos colindantes. C) por motivo de interés público: Se pueden mencionar entre estas las siguientes: 1) El paso obligado por una finca privada cuando la vía publica contigua se ha hecho intransitable, o para dar acceso a un rio publico o hacer posible el uso de sus orillas; mientras se repara la vía publica contigua. La prohibición de enterrar, incinerar o inhumar en fundos que se hallaban dentro de la cudad. 3) La prohibición de demoler sin permiso oficial los edificios urbanos; y, en Constantinopla la obligación de mantener y de construir en determinada forma urbanística. D) Por exigencias morales: Por exigencias morales la propiedad se limito a favor de los esclavos, en los casos siguientes: 1) Los propietarios que entregaban sus esclavos a las fieras sin previo permiso del magistrado. 2) Los que abandonaban a los esclavos viejos y enfermos. 3) Los que maltrataban sin motivo justificado a sus esclavos, omo podía ser castigo de un crimen por ellos cometidos.

Estos propietarios podían ser expropiados por el magistrado que procedía a la venta forzosa de los mismos, consistiendo las indemnizaciones morales al derecho del propietario, pero acabaron por convertirse en juridicas. Justiniano concibió estas limitaciones como impuestas por el interés público. E) Por concepto de copropiedad: Entendiendo por s Entendiendo por so propiedad la propiedad múltiple o mancomunada, o sea la relación jurídica en la cual a una pluralidad de sujetos le corresponde la propiedad de una cosa, se desprende de esto: ) Que las facultades jurídicas de los copropietarios sobre la cosa común están limitadas, por cuanto ninguno puede totalmente ejercer su derecho. b) Que solo dos o más personas pueden ser dueños de una cosa cuando tienen en comunidad de bienes. c) Que la copropiedad es una limitación de la propiedad.

Se sostiene por los romano en relación con el condominio que os los copropietarios solo tiene derecho a una cuota intelectual o parte pro-indivisa, de manera que según este concepto os poderes de los copropietarios no se ejercen sobre partes materiales de la cosa sino que tiene derecho sobre porciones ideales, abstractas. Esta doctrina de la division ideal de la casa mantiene la división no de la cosa sino del derecho de propiedad. La copropiedad comporta los elementos siguientes: a) Varios sujetos o copropietarios; b) Un solo objeto no dividido materialmente, que es el elemento que vincula a los titulares del derecho; y, c) El reconocimiento de cuotas ideales, la cuales determinan los derechos y obligaciones del status de los condominios. Esta copropiedad puede proceder del consentimiento o de la voluntad de las partes, como sería el caso de dos o más personas que adquieren la propiedad de un inmueble; o puede también provenir de la 23