La conducta

La conducta gygllcslie 110R5pR 16, 2011 Epagcs Conducta de adaptación: Respuesta encaminada a evitar o reducir la tensión, escapar de ella o afrontar una fuente determinada de tensiona Conducta anormal: La conducta se considera anormal cuando se caracteriza por notorias deficiencias de autocontrol, de funcionamiento social o cognoscitivo o por angustia incontrolable. Conducta establecida por el sexo: Pautas conductuales características de los machos y las hembras.

Conducta estereotipada: Conducta ocasionada por un conflicto, varía poco, tiene una cualidad ritual raramente es modificada or sus consecuenci or6 to View nut*ge Conducta psicopática erson la personalidad carac hacen que las person iso l): Desorden de uctuales que n la sociedad. Los psicópatas desdeñan los derechos de otros, se comportan como egoístas, actúan para obtener su propia satisfacción inmediata y parecen olvidarse de las consecuencias de su conducta. Conducta refleja: Conducta provocada automáticamente por estímulos del ambiente.

Una respuesta rápida, congruente y no aprendida que, en circunstancias ordinarias, no está sujeta al control voluntario. Sigmund Freud creía que las personas nacen con instintos sesinos y destructivos. Freud creía también que, si no se permitía a las personas liberar estos impulsos, se acumulaban, y con el tiempo se desbordaban en inesperada violencia. ayudan a los animales a sobrevivir, a defender su territorio y a proteger a sus crias. Por otra parte, los animales peligrosos también heredan inhibiciones contra miembros de su propia especie.

Lorenz cree que, en tiempos remotos, los hombres primitivos eran muy poco eficaces para destruir, por lo cual no necesitaban desarrollar elaboradas inhibiciones. Después inventaron armas, y desde entonces han sido las bestias on mayor poder de destrucción, pero por desgracia, no tener inhibiciones innatas contra la agresión mutua. LA BIOLOGÍA Y LA CONDUCTA AGRESIVA Aunque las personas no posean instintos de agredir, los factores biológicos les dan capacidad para comportarse agresivamente. Los genes, las hormonas y los procesos cerebrales intervienen en esta conducta.

Considérese primero la herencia biológica. Aunque la conducta agresiva no es en sí misma heredada, los muchos factores que influyen en las pautas de crecimiento que contribuyen a determinar la talla y la fuerza. por supuesto; los nimales de mayor tamaño vencen más fácilmente en la pelea. De manera semejante, los genes modifican los umbrales de activación que influyen sobre el tiempo de reacción. El animal que reacciona con mayor rapidez también constituye un buen luchador. Los animales que también heredan umbrales de irritabilidad.

Cuanto más bajo sea este umbral, mayor será la frecuencia con que se desencadene la irritabilidad y mayor la frecuencia con que el individuo sienta deseo de agredir. Los genes también influyen en los niveles hormonales del organismo humano. Las hormonas constituyen ctor biológico que influye Las hormonas constituyen el segundo factor biológico que influye sobre la agresividad. Las hormonas sexuales masculinas, determinan las pautas de crecimiento que hacen a los animales machos más grandes y poderosos, que los animales del sexo femenino.

Además influyen en la propensión a la lucha. La reacción entre la agresividad humana y las hormonas sexuales no se ha establecido con toda claridad, pero parece haber vinculación entre una y otra; durante el periodo premenstrual, las mujeres presentan por lo común tensión psíquica, irritabilidad y hostilidad. Las mujeres también cometen un número desproporcionado de crímenes cuando están en estas condiciones. Los mecanismos cerebrales constituyen un tercer factor biológico que ejerce de influencia sobre la agresión.

En el cerebro de las personas y de otros animales, hay muchos sistemas o vías nerviosas que, al ser estimuladas, producen clases especificas de conducta agresiva: conducta defensiva, conducta de ataque, impulsos asesinos, etc. En circunstancias ordinarias estos centros nerviosos parecen estar inactivos, pero al parecer pueden activarse mediante estimulación física, eléctrica o uímica, por hormonas, o bien indirectamente, mediante señales del medio aprendidas. LA CULTURA Y LA CONDUCTA AGRESIVA Algunas culturas desalientan activamente la conducta agresiva.

La mayor(a de los norteamericanos aprenden a valorar positivamente la conducta agresiva. Hoy en día, las clases medias y altas también glorifican la agresión social. Las personas que s a toda costa, que dominan 31_1f6 a los demás y hablan fuert más respetadas que las dominan a los demás y hablan fuerte, son mucho más respetadas que las personas menos dominantes, más sensibles y más umanitarias. Los jóvenes de escasos recursos económicos a veces miden el valor del ser humano por la fuerza física.

En un estudio experimental se comprobó que los delincuentes de la clase baja se ven a sí mismos como héroes rudos, poderosos, feroces y sin miedo. La habilidad de combatir rudamente o de aparentar que se es capaz de hacerlo, se considera, desde muy corta edad, como una virtud valiosa tanto para sobreviwr, como para obtener mejor posición en la sociedad. Según las estadísticas del gobierno de los Estados Unidos, cada año (1974) hay en ese país unos 18. 00 asesinatos, 50. 000 secuestros y 400. 000 asaltos violentos. Además, unos 5. 00 niños mueren y otros 30. 000 resultan gravemente heridos por golpes, por quemaduras intencionales o por heridas con arma blanca ocasionadas por sus padres. Una razón de toda esta violencia puede que sea la actitud tolerante de la sociedad norteamericana hacia la conducta agresiva. LA CONDUCTA PSICOPÁTICA Los individuos con personalidad antisocial o psicópatas, tienden a carecer del sentido de lo bueno y lo malo, sentido que adquiere la mayoría de las personas a temprana edad; en consecuencia, o siguen las leyes morales de su cultura.

La carencia de convicciones morales desemboca en un estllo impersonal característico: los psicópatas se relacionan con su prójimo como artistas embaucadores, y recurren a la extorsión y a la manipulación para obtener lo que desean obtener sin considerar las necesidades ni derecho ás. Los individuos psicópatas tienden a vivir s considerar las necesidades ni derechos de los demás. Los individuos psicópatas tienden a vivir sólo en el presente, a obrar siempre en busca de la satisfacción inmediata de sus impulsos momentáneos.

Los psicópatas rara vez se toman la molestia de ocultar sus actividades, al contrario que la mayoría de los criminales; en realidad los psicópatas, a menudo parecen olvidar las consecuencias de sus actos. Por lo tanto, con frecuencia son atrapados por la ley. Aún así, el castigo no parece enseñar al psicópata a contenerse. El psicópata exhibe muy poca angustia. Las personas con conducta psicopática a menudo son inteligentes, encantadores, individuos que impresionan por su buen aspecto y muestran buen control de sus capacidades mentales.

Los psicópatas presentan un funcionamiento social defectuoso: e desvían de las normas socialmente aceptadas. La conducta psicopática pertenece a una tercera gran categoría de conducta anormal: los trastornos de personalidad, que el sistema de clasificación psiquiátrica describe como tipos vitalicios de conducta mal adaptada, frecuentemente reconocibles en la adolescencia. Las desviaciones sexuales, el alcoholismo y a la dependencia de las drogas también se incluyen en esta categoría general.

LAS CAUSAS DE LA CONDUTA PSICOPATICA Los estudios han encontrado pruebas constantes de que los psicópatas son relativamente insensibles al dolor físico. Quizá sea esta la razón de que rara vez adquieran miedos condicionados, tales como el miedo a la desaprobación social o a la humillación, miedo que restringirían su les darían un sentido del bien V del mal. fechorías y les darían un sentido del bien y del mal.

Los psicópatas son relativamente inmunes a la estimulación sensonal, y que su conducta impulsiva, con la que buscan fuertes emociones, puede ser un intento por obtener tal estimulación. Las características conductuales del psicópata podrían ser determinadas por factores fisiológicos, podrían también deberse factores socio psicológico. La conducta psicopática es causada por traumas infantiles que generan conflictos por los cuales el Niño no puede identificarse con el progenitor del mismo sexo ni apropiarse de sus normas morales.

Los pslcólogos conductistas creen que la conducta psicopática resulta del aprendizaje. Algunas personas que presentan conducta psicopática proceden de hogares en los que se le permite obrar solos, sin disciplina ni adiestramiento en la conducta moral. Otros proceden de barrios proceden de barrios pobres, donde crecen en un clima de enajenación. Cuando las personas reen que no pueden lograr una vida tranquila, es cuando viven sólo para los placeres del momento y vuelven contra el orden establecido la agitación resultante de actos hostiles y destructivos.

La mayoría de los psicópatas parece producto de hogares de clase media. Los mismos padres acaso sea falaces, impulsivos, desapegados emocionalmente con los hijos, tolerantes consigo mismos; es posible que sus hijos aprendan estos rasgos mediante observacion e imitación. Es posible también que los padres alienten directamente a sus hijos para que sigan una conducta de manipuleo, al aprobar esas tácticas.