Historia

Historia gy juliaestclaog nexa6pp 03, 2010 g pagos Introducción ¿Qué es el peronismo? ¿Un movimiento de reivindicación de los desposeídos? ¿Un partido político estructurado sobre la base de conceptos teóricos poco originales y hasta a veces contradictorios? ¿Una estrategia de acceso al poder? ¿Una utopía nacionalista? ¿Un fascismo criollo? Quizá lo sorprendente del fenómeno peronista es que consigue encuadrarse en todas estas preguntas, y a la vez, en ninguna. Juan Domingo Perón nació en la localidad de Lobos, Provincia de Buenos Aires, el 8 de Octubre de 1895.

En ese momento nadie abia que aquél niño estaba llamado a ser el creador de una de las experiencias políticas más celebradas, y a la vez denostadas, de nuestra historia. Sus se uidores lo alaban como profeta y guia. Sus censurador org sus métodos. De prol S»içxto profesores del ejércit rusia Escuela de Guerra en aunque no siempre e ario, ni sus logros, ni ucado por os que dirigían la fue un asiduo lector contenidos de su lectura. En la década del treinta fue enviado como observador a la Italia fascista, viaje que lo marcaría profundamente.

La experiencia europea de Perón influyó en su pensamiento y n la formulación de las principales líneas teóricas del peronismo: la alianza de clases, el intervencionismo estatal, la justicia social en clave distributiva, la propaganda política persecutoria de la oposición y laudatoria del oficialismo, y por últi to nex: page último, la construcción pedagógica de un culto a su líder. La formación militar de Perón se materializó en una concepción del poder verticalista aplicada no solo al partido sino al gobierno nacional. perón fue mas un conductor que un gobernante.

Sustituyó a la clase dirigente por su propia voluntad personal y elló de esa forma, el destino del movimiento con el de su líder. Él fue su elemento unificador, él supo polarizar voluntades y erigirse como único intérprete válido de la voluntad popular. Esa decisión fue conscientemente organizada -cómo Perón mismo admite en sus escritos- para poder controlar el poder hasta en el más mínimo detalle (probablemente herencia del pensamiento caudillista argentino del que fue, sin que él lo aceptara, uno de sus más grandes exponentes).

Para algunos, Perón reunía estas tres características, para otros, ninguna. Es por ello que su nombre se inscribe dentro de los más ontroversiales de nuestra historia junto con el de Juan Manuel de Rosas, Julio Argentino Roca e Hipólito Yrigoyen. Desarrollo En la etapa comprendida entre 1943 y 1946 -inciada por el golpe militar del 4 de junio – se produjeron importantes cambios en la situación política y social de nuestro país. En esos años se fueron acentuando las diferencias ideológicas y los enfrentamientos dentro de las Fuerzas Armadas.

Durante la presidencia del general Farell se fue consolidando dentro del gobierno un sector nacionalista del Ejército, liderado por el coronel Juan Domingo Perón. Este sector planteaba la ecesidad de un desarrollo industrial indep coronel Juan Domingo Perón. Este sector planteaba la necesidad de un desarrollo industrial independiente y la plena incorporación de los trabajadores en el sistema político. perón representaba a una linea más flexible y de mayor apertura ante los problemas sociales.

La nueva Secretaría de Trabajo y Previsión —creada por iniciativa del coronel Perón produjo cambios fundamentales respecto de los gobiernos anteriores, tendientes a establecer una relación más fluida con el movimiento obrero. Para lograr tal objetivo se sancionaron una erie de reformas en la legislación laboral. Las principales medidas fueron: a. El Estatuto del Peón, que estableció un salario mínimo y procuró mejorar las condiciones de alimentación, vivienda y trabajo de los trabajadores rurales. b. El establecimiento del seguro social y la jubilación que benefició a 2 millones de personas. . La creación de Tribunales de Trabajo, cuyas sentencias, en líneas generales, resultaron favorables a las demandas obreras. d. La fijación de mejoras salariales y el establecimiento del aguinaldo para todos los trabajadores. e. El reconocimiento de la asociaciones profesionales, con lo cual l sindicalismo obtuvo una mejora sustancial de su poslclón en el plano jurídico. Las reformas continuaron en 1944. Estas reformas impulsadas por Perón trajeron como consecuencia un acercamiento político entre el Estado y el movimiento obrero.

El apoyo a estos cambios provino de diferentes sectores del sindicalismo. Una gran parte de los viejos obreros – nucleados en los gremios conducidos por los sind Una gran parte de los viejos obreros – nucleados en los gremios conducidos por los sindicalistas revolucionarios y socialistas – y la casi totalidad de los nuevos obreros -sin una alineación oltica definida – se pronunciaron a favor de la nueva política social. Esto fue el inicio de la formación de un bloque social y polltico constituido por una gran parte de los trabajadores y sus organizaciones sindicales y un sector nacionalista del ejército.

Al mismo tiempo que se iba constituyendo esta alianza, también crecía el descontento y la oposición de los terratenientes y de los grandes empresarios a la política social de Perón. Los sectores oligárquicos que se beneficiaban del modelo agrario exportador comenzaban a agrupar sus fuerzas para resistir la poltica de reformas sociales. También se convertirla en el germen de otro bloque social y político, que agrupó a los terratenientes, grandes empresarios y a los sectores medios.

Ante la profundización del enfrentamiento social entre las organizaciones obreras y empresariales, se aceleró el acercamiento político entre Perón y el sindicalismo. Además, Perón iba ganando cada vez más poder dentro del gobierno, llegando a ejercer simultáneamente la Secretaría de Trabajo, el Ministerio de Guerra y la Vicepresidencia. Ante la ofensiva de la oposición, la mayoría de los militares que integraban el gobierno de Farrell creyeron que era necesario eshacerse del sector político liderado por Perón, considerado el más irritante por la oposición y muy peligroso por su avance sobre distintas áreas del Estado.

Para ello irritante por la oposición y muy peligroso por su avance sobre distintas áreas del Estado. Para ello exigieron a Perón la renuncia a sus cargos y lo llevaron detenido a la isla Martín García. Frente a estos hechos, la agitación crecló en el seno del movimiento obrero. Entre los trabajadores existía la convicción de que la caída de Perón significaría el triunfo de los sectores capitalistas y la posibilidad de perder las conquistas sociales btenidas. Por ello, el 17 de octubre de 1945, al conocerse la renuncia de Perón, los obreros comenzaron a movilizarse en distintos lugares del país.

No sólo hubo paros y manifestaciones espontáneas, sino que muchos gremios -en el Gran Buenos Aires, Rosario, Tucumán – declararon en los hechos una huelga general, desbordando a la conducción de la CGT que la había convocado para el 18 de octubre. La movilización de las masas obreras consiguió la liberación de Perón y aseguró la continuidad de sus conquistas sociales. Por otro lado tenemos a María Eva Duarte de Perón 1919-1952), poltica y actriz argentina, segunda esposa de Juan Domingo Perón. Nacida en Los Toldos (Buenos Aires).

Conoció a Perón en 1944, cuando era una conocida actriz de radionovelas, y se casó con él en 1945. Eva buscó apoyo para su marido durante la campaña presidencial, logrando con ello una gran popularidad personal. Tras la investidura presidencial de Juan Domingo Perón (1 946), comenzó a desempeñar un papel muy activo en el gobierno, convirtiéndose en su enlace con los sindicatos, creando la Fundación de Ayuda Social Eva Perón y organizando la enlace con los sindicatos, creando la Fundación de Ayuda Social Eva Perón y organizando la rama femenina del partido peronista.

En 1949, ‘Evita’ (como se la llamaba cariñosamente) ya era la segunda figura más influyente de Argentina y la más querida por las clases trabajadoras, a las que llamaba los ‘descamisados’. Aunque nunca llegó a ostentar un cargo oficial, en la práctica fue responsable de los ministerios de Sanidad y Trabajo. A principios de 1948, el gobierno decidió la disolución de la Sociedad de Beneficencia -dirigida por las mujeres de las familias más acomodadas y en su reemplazo creó la Fundación Eva Perón, dirigida por la esposa del presidente de la Nación.

El peronismo afirmaba que con esa decisión reemplazaba la beneficencia por la justicia social. Desde ese nuevo organismo se realizaron numerosas obras sociales, como la creación de hogares para niños y ancianos sin hogar, la construcción de hospitales, viviendas populares y la entrega de bienes de consumo como leche, pan y otros productos para los más necesitados. Los fondos del organismo provenían de donaciones particulares y de una disposición del Poder Ejecutivo, por la cual dos veces al año debían efectuarse aportes obligatorios, que los patrones descontaban de los sueldos de sus empleados.

Esta división eneró una gran polémica con los opositores al gobierno debido al carácter compulsivo del aporte. La llegada del peronismo al gobierno significó el advenimiento de nuevos sectores sociales a la escena política. Las masas obreras se incorporaron plenamente a la vida poltica, porque a sociales a la escena política. Las masas obreras se incorporaron plenamente a la vida política, porque al ejercicio del sufragio le agregaron otras formas de participación: por medio de sus organizaciones se convirtieron en un factor que influyó sobre las decisiones del gobierno.

También pudieron participar por primera vez en la política acional las mujeres, cuando en 1947 se consagró el derecho al voto femenino. Esta medida, impulsada principalmente por Eva Perón, fue la culminación de una larga lucha que habían iniciado los socialistas a principios de siglo. Una de las reformas política más importantes realizadas por el peronismo fue la sanción de una nueva Constitución Nacional, en 1949.

En ella se incorporaron los derechos sociales conqulstados por el movimiento obrero y la legalización de los cambios económicos, especialmente la política de nacionalizaciones del comercio exterior, de los combustibles y del transporte. En el rden político se implantó la reelección presidencial y la instauración del voto directo en los comicios nacionales. La oposición resistió a la nueva Constitución porque consideraba que era el resultado del afán personalista de Perón, cuyo deseo excluyente era lograr la reelección presidencial.

Además, los socialistas se quejaron porque entre los derechos de los trabajadores no figuraba el derecho de huelga, y los conservadores denunciaron el perfil excesivamente presidencialista de la reforma. Ésta finalmente fue aprobada y tuvo vigencia hasta la caída de Perón en 1955. Conclusión Desde la muerte de perón el d igencia hasta la caída de Perón en 1955. Concluslón Desde la muerte de Perón el desconcierto en el que cayó su movimiento fue grande.

La lucha que entablaron sus seguidores por el poder desnudó las miserias de una construcción que fundaba sus principios más en su líder que valores indiscutibles. Ello explica que existan hombres como Menem o Kirchner que hicieron una interpretación caprichosa y disimil del ideario justicialista. Entonces frente a la ausencia de su líder, el peronismo se dividió. Los emocionales, sin duda, asumieron la figura de Perón, le guardaron una lealtad interior y la purificaron. Eso me parece una actitud respetable. Lo convirtieron en un acto de fe secreta.

Por otro lado, los racionales, o sea aquellos que asumieron el peronismo en un plano de racionalidad, pasaron a la realización de la autocrítica. ¿Es lógico que sigamos defendiendo las recetas políticas que prometían la estabilidad social y económica a la Argentina de hace cincuenta años? ¿Acaso el mundo no cambió desde entonces? ¿Nuestra indiferencia política, nuestra falta de compromso cívico, nuestro autismo social y nuestra pereza intelectual nos impiden encontrar nuevas fórmulas para hacer frente a los problemas e hoy? ?Tiene sentido seguir perseverando en las luchas pasadas, en las divisiones ideológicas que ensangrentaron al pars y generaron el resentimiento que todav[a hoy nos nombra? Sin lugar a dudas, el peronismo materializa como nadie de la idiosincrasia argentina, porque refleja sus ambigüedades y contradicciones intrínsecas En su momento el just argentina, porque refleja sus ambigüedades y contradicciones intrinsecas En su momento el justicialismo planteado por Perón constituyó una promesa de cambio indefinido, y en más de un sentido lo logró. También consiguió despertar odios y rencores erdurables en el tiempo.

El clientelismo político y el asistencialismo social desarticulado y dadivoso constituyeron algunos de lo vicios que sembró en la conciencia cívica de los argentinos, por decisión voluntaria o consecuencia práctica. Ya comenzado el siglo XXI cabe preguntarse si los argentinos queremos seguir perpetuando la discusión histórica en torno al fenómeno peronista o estamos en condiciones de mirar por sobre las mezquindades partidarias para encarmnarnos definitivamente hacla la grandeza nacional. El peronismo constituyó el movimiento político más importante de la historia de nuestro país.

Generó fieles adeptos y acérrimos detractores. Es hora de encontrar una solución superadora que, sin desaprovechar las enseñanzas del pasado, nos permita priorizar los intereses de la patria. Bibliografía • Félix Luna y otros, Colección «Historia de la Argentina», Diario CRONICA, Buenos Aires, 1994. • ‘Perón, Juan Domingo» Microsoft@ Encarta@ Encyclopedia@. @ 1993-1996 Microsoft corporation. • ‘Perón, María Eva Duharte de» Microsoft@ Encarta@ Encyclopedia@. @ 1993-1996 Microsoft Corporation. • M. Alonso, R. Elisalde y E. Velázquez, «Historia Argentina y el mundo contemporáneo», Ed. AIQUE, Buenos Aires, 1995.