El lenguaje en los niños

El lenguaje en los niños gy sjsilvmor Acza6pR 02, 2010 | 6 pagos «El lenguaje; como se presenta en las diferentes etapas de crecimiento de los niños y lo recomendable para influir en ellos una buen funcionamiento». El niño durante el primer año de vida desarrolla las bases necesanas para la aparición del lenguaje oral, sus primeras palabras. Hasta ese momento el niño ya es capaz de comunicarse con las personas de su entorno aunque aún no hable. Las primeras etapas del desarrollo del lenguaje son fundamentales y constituyen la base para un correcto desarrollo del lenguaje.

Pero esto no quiere decir que no aparezcan ificultades posteriores, ya no sólo en el lenguaje, sino también en su habla (ceceo, rotacismo Ir/ en su comunicación (tartamudez) e inclus adecuado desarrollo de habilidades más c • Hay que estimula oleia nguaje escrito. un or6 d facilita la adquisición antiza. erbal desde que nace; hablarle aunque creamos que no nos entiende. No aturdirlo, pero contarle lo que vas a hacer, lo que estás haciendo, a dónde vas, etc. Hacerle preguntas para que él también hable. ?? Dejar siempre un espacio para que el niño exprese sus deseos, necesidades, sentimientos y pensamientos. Siendo pacientes hacia su dificultad de expresión o nex: page expresión, que cada vez será más fluida. Cuando le preguntes algo, déjale tiempo para que responda. Y cuando le pregunten a él, esperar a que sea él quién conteste. No tú adelantes a su respuesta. • Utilizar palabras correctas para designar los objetos, acciones y situaciones. El lenguaje infantil es muy gracioso para los niños, pero no para los adultos. ?? Hablarles en un tono de voz correcto. No se puede pedir a un niño que no grite si los adultos de su alrededor lo hacen. Respetar y hacerle respetar los turnos de palabra. Esto se lo exigimos al niño, pero pocas veces se lo respetamos. ?? No hacer comentarios negativos acerca de su lenguaje delante de él. • Ante los enunciados de nuestro hijo, siempre tratar de extenderlos y expandirlos. Esto significa lo siguiente: 1. Expansión sintáctica: él dice «Coche grande» y nosotros le decimos: «Sí, es un coche grande».

Es decir, haber introducido nuevos elementos sintácticos para alargar sus frases e introducir los elementos nexo del lenguaje. 2. Extensión semántica: él dice «Mira, un coche grande» y nosotros le decimos: «Sí, es un coche grande y muy bonito» Así, en este caso, aumentas el contenido semántico, introducir alabras con significado. • Festejar su esfuerzo y felicitarle cuando lo haga bien. Si lo hace mal, no le digas nada. Sólo le das el modelo correcto, pero sinq bien. Si lo hace mal, no le digas nada.

Sólo le das el modelo correcto, pero sin que él se vea corregido constantemente. • Fomentar en el niño el gusto por la lectura. Seleccionando los libros adecuados a su edad y capacidad lectora. Cuando el todavía no sepa leer, tomarnos un ratito cada noche para leerle un cuento; si no entiende una palabra, hay que explicársela y relacionarla con otras que sí entienda para ir ampliando su vocabulario. El desarrollo del lenguaje por edades. La edad de aparición de las primeras palabras puede variar de unos niños a otros, aunque en general se producen en torno al primer año de vida.

También es importante tener en cuenta que el desarrollo del lenguaje suele ser más rápido en las niñas que en los niños. En general, si observamos que nuestro hijo tiene un lenguaje como de un niño de seis meses más pequeño, esto puede ser un indicio de que algo no va bien. Es entonces cuando debemos consultar a un profesional que valore si es necesario realizar un tratamiento de estimulación del lenguaje, con el fin de prevenir osteriores alteraciones en el desarrollo del mismo. • Los recién nacidos se comunican exclusivamente a través del llanto.

Poco a poco, éste irá modulándose para manifestar diferentes estados de ánimo que los padres podrán identificar según el tono. • A partir de los 3 meses aparece un i 31_1f6 que los padres podrán identificar según el tono. • A partir de los 3 meses aparece un incipiente balbuceo que son sus primeros intentos de una posterior articulación de la palabra. Sus sonidos son guturales y labiales; y va escuchando su propia voz e incluso repite algunos sonidos. ?? A partir de los 6 meses el niño sustituye los lloros por gorgojos y gritos.

Se distrae mucho escuchando los sonidos que él mismo produce. Algunos empiezan a articular alguna sílaba como «pa», «ma» o algún diptongo. A estas edades el lenguaje es un juego fonético funcional, semejante al juego manipulativo y con él va dominando el aparato de fonación como condlción primera e indispensable para la aparición del lenguaje. • Al finalizar el primer año, utiliza los sonidos para conseguir una respuesta de su entorno; pero, son más bien una conducta imitativa de los adultos que la representación de palabras concretas.

Poco a poco van comprendiendo cada vez más palabras. El adulto al dirigirse a un niño de esta edad va cambiando el tono de voz: de enfado, de broma, con afecto… El pequeño les imita y asi va adquiriendo un valor representativo de lo que escucha. • Hacia el año y medio ya es capaz de tener 10 ó 12 palabras. Es la etapa de un lenguaje particular del niño, una jerga difícil de entender para los adultos y que le acompaña en casi toda su actividad. iño, una jerga difícil de entender para los adultos y que le acompaña en casi toda su actividad. Es en esta época cuando utilizan la «palabra-frase»: una palabra uiere decir muchas cosas o expresar múltiples deseos o necesidades. • A partir de los 2 años con un pensamiento simbólico incipiente, va ampliando rápidamente su vocabulario y empieza a comprender el significado de muchas palabras; además comienza a hacer frases de 2 ó 3 palabras y con los verbos siempre en presente.

Todavía no tienen clara la idea de su identidad frente a los que le rodea y utiliza su nombre para designarse, hablando de si mismo en tercera persona. • Al llegar a los 3 años, el avance ha sido vertiginoso. Nos encontramos con el típico charlatán que no para de hablar, resentando en su lenguaje un matiz egocéntrico. Todo lo pregunta, le cuesta respetar el turno de palabra con los demás, no le importa lo que los demás le cuentan e intenta ser el centro de atención mientras habla.

Es curioso que a esta edad el niño acompaña la acción, el juego, siempre con la palabra; tiene que expresar el pensamiento. A los 3 ó 4 años, el número de palabras ha aumentado hasta llegar aproximadamente a las 1000. Utiliza el ‘Yo» para nombrarse, los pronombres personales, los adjetivos, los verbos, el plural y el singular. Su capacidad retentiva va en aumento, es capaz de adquirir nuevo apaz de adquirir nuevo vocabulario y de memorizar canciones, poesías, adivinanzas… • Entre los 4 y los 5 años, el niño habla sin cesar, queriendo ser el centro de atención.

Su lenguaje es un «monólogo colectivo» Le gusta jugar con el lenguaje que cree dominar; de inventa canciones, poesías, adivinanzas, va dándose cuenta de las palabras que «suenan» parecidas, hacen pareados, les gusta cambiar el tono de voz para interpretar personajes de cuento, usa expresiones de adultos del tipo «iQué le vamos a hacer! «, etc. • Entre los 5 y los 6 años se da por finalizado el proceso de dquisición de lo pilares de la lengua y a partir de aquí comienza el perfeccionamiento y ampliación de vocabulario.

Es el momento en el que se puede comenzar con el aprendizaje de la escritura. Tomando en cuanta todo lo arriba desarrollado y particularmente puedo expresar que en el proceso del crecimiento de los niños comenzando desde su nacimiento los padres tienen que inspirar en sus hijos todo lo que relaciona al lenguaje y la buena manera de aplicarlo, para que asi el niño valla asimilando las complejidad que se presenta a su edad de unir silabas y crear palabras para asi permitir la comunicación lingüística.