El contrabando en maicao

El contrabando en maicao gy liK•beroucbcr «ORbpR 15, 2011 7 pagos INTRODUCCION: La importancia de esta investigación es que aprendamos acerca de cómo llego el contrabando a Maicao y cuáles son los productos que se trafican. Debido a esta situación resulta importante nuestra investigación porque nos permitiría aprender sobre la llegada del contrabando a Maicao, los productos que hacen parte de este mercado, ¿qué entidades controlan el ingreso de productos fronterizos? ntre otros interrogantes que nos permitan adquirir una cultura tributaria y haci evitar el detrimento de la economía local y por nde la nacional. CONTENIDO: LO APRENDIDO EN E Fueron muchas osas permite conocer de extracción, proces forma lúdica e intera donde además los or7 nd nuevo escenario do el proceso el gas, de des y chicos, visitantes tendrán la oportunidad de relacionarse directamente con la riqueza etnográfica de La Guajira y con el misterio y la magia de la cultura wayuu.

La sala étnica fue diseñada a través de una iniciativa de instituciones como la Asociaclón Ecopetrol Chevron, la Gobernación de La Guajira, las alcaldías de Riohacha y Manaure, y la Dirección Operativa de Cultura y Juventud del departamento. En ella se encuentra una de las más completas piezas cartográficas de Colombia como es el mapa donado por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, en el que se pueden apreciar los lugares donde se extrae gas e Swlpe to vlew nexr page en Colombia y las rutas de transporte. distribución y Es el mapa más completo en relieve en el país y cuenta con una dmensión de 3,50 x 2,40 metros.

Este es el único en el país en relieve con estas dimensiones y calidad de impresión y se encuentra instalado bajo un piso de vidrio de seguridad y acrílico, para que los visitantes puedan explorar las diferentes regiones del país observar con mayor claridad los principales puntos de explotación de gas y los recorridos de las distintas tuberías que parten desde La Guajira. ANEXO ALA INVESTIGACION • En 1964 La Guajira dejó de ser una intendencia para convertirse en departa- mento. En la misma década la población de Maicao comenzó a convertirse en un importante polo de ilegalidad para el país.

La actividad del contrabando se perfeccionó. Riohacheros y descendientes de sirio-libaneses y palesti- nos establecieron negocios de todos los tamaños y con el paso del tiempo desarrollaron redes complejas de contactos en el exterior que enviaban la ercancía ilegal hacia Colombia, básicamente cigarrillos, licores finos, telas y algunos electrodomésticos. Para inicios de los años sesenta el fenómeno del contrabando era más evi- dente en San Andrés y funcionaba principalmente por cupos. Esta actividad consistía en que un contrabandista del interior pagaba a turistas el viaje para que fueran de vacaciones. uristas se asoleaban el contrabandista final del viaje se reunían y cada uno se hacia responsable por pasar su cupo de mercan- cia ante la aduana. para 1960 «el tope del cupo era hasta los 2500 pesos y un televisor llegaba a costar entre 300 y 700 pesos» . De esta forma, surtían los san andresitos del interior del país. Además, los comerciantes, entre los que se contaban algunos árabes, estaban acostumbrados a pagar muy poco por sus licencias de importación de productos como cacharrería, dulces, licores y cigarrillos desde Panamá y Estados Unidos.

Dichas licencias las otorgaba rápidamente el intendente de la isla, «quien mediante sobornos permitía que se facturaran unas cantidades y otras pasaran de contrabando». Con el establecimiento de controles aduaneros en los primeros años de la década de los sesenta esta actividad se desincentivó y muchos regresaron a Barranqullla, En la comunidad árabe que se dedicaba al contrabando en Maicao Riohacha existía especialización de productos: unos se dedicaban al con- trabando de telas y otros a electrodomésticos.

Los indígenas-mestizos poderosos también tuvieron una especializa- ción en la cadena del contrabando, pues controlaban los puertos marítimos naturales. En este punto es importante aclarar que el contrabando no solo se efectuaba por vías marinas. Desde épocas tempranas pequeños aeropuertos co ia o el de Maicao sirvieron 31_1f,• para el de desembarque. Momentos en que toda La Guajira está a la expectativa de o que pueda pasar con los combustibles de procedencia venezolana que se venden en pimpinas Y con precarias medidas de seguridad, en Maicao parece que todo va en contra. odos los sectores de la ciudad es fácil y se ve como algo normal, conseguir ventas de combustible que no cumplen ninguna de las elementales normas de seguridad y confiabilidad para el expendio de este producto potencialmente peligroso. El centro comercial de Maicao, en donde por la característica económica de la ciudad se espera que no se presenten estas ventas que arriesgan la seguridad comercio, es en donde más se encuentra las ventas clandestinas e combustible.

La carrera quince, entre calles trece y catorce está absolutamente tomada por los expendedores de gasolina, asf como la calle trece desde las carreras trece, catorce, quince y dieciseis. La calle once desde la carrera doce hasta la catorce es un gigantesco expendio de combustibles al menudeo, asi como la carrera trece con alrededor de la calle doce es un autentico riesgo por el peligro inminente de conflagración al combinarse las ventas de comida, anafes incluidos, con las ventas de combustibles.

La ciudadanía mi las ventas de comida, anafes incluidos, con las ventas de combustibles. La ciudadanía mira con preocupación los expendios en la Troncal del Caribe, pero es indudable que una situación de incendio en el centro comercial generara consecuencias catastróficas, especialmente si se le suma la situación de orfandad atraviesa el Cuerpo de Bomberos de Maicao. Pero si la situación de combustibles es dramática, la que de las vetas de mercancías venezolanas introducidas de cualquier forma a Maicao, es igualmente asfixiante.

Las calles once, doce y trece están absolutamente tomadas por este tipo de ventas, las que hacen prácticamente intransitables estas vas de Maicao. Lo sorprendente de toda esta situación o es que en los medios de comunicación del municipio se ve a diario las quejas de los consumidores venezolanos, por la escases de productos que siendo de procedencia venezolana, se consiguen en cantidades orprendentes en las calles de Maicao. A las diferentes manifestaciones de ilegalidad anotadas se suma el contra- bando de café.

Aunque la literatura sobre la historia y el desarrollo cafetero en Colombia no se especializa en este aspecto, las diferentes entrevistas realiza aspecto, las diferentes entrevistas realizadas en campo, así como documentos de otras fuentes, nsinúan la complejidad de un fenómeno que parecló envolver a pollticos importantes, empresarios, y prominentes familias tanto locales como nacionales. La otra economía es quizás el único documento que registra la práctica ilegal de contrabando de café.

Basado en informes confidenciales de la Emba- jada de los Estados Unidos en Bogotá, cálculos de los autores y estimaciones del Banco de la República no trata específicamente la participación de La Guajira; sin embargo, registra la práctica desde 1956, cuando las exporta- ciones ilegales de café ascendían a cien millones de sacos valuados entre siete millones seiscientos mil y cincuenta y cuatro millones seiscientos mil dólares. La información con respecto al contrabando de café en La Guajira es limitada.

En la literatura sobre la práctica internacional solo se encuentra la referencia de Germán Arciniegas encaminada a denunciar este trato ilícito entre Brasil y la Guyana Holandesa en tiempos de la Colonia (1965). CONCLUSION: Colombia presenta una situación de criminalidad preocupante. Entre las diferentes manifestaciones sobresale bando. La importancia de esta Esta investigación, formulada y desarrollada desde una erspectiva de sociología criminal y políticas públicas buscó entender los orígenes y desarrollos del contrabando como el delito más representativo de la sociedad guajira.

Los nexos que esta orientación debe tener con otras disciplinas como la sociología, la antropolog[a y la economía permitieron vincular al análisis algunos estudios previos en la materia. Sin embargo, dichos aportes fueron limitados y en algunos casos problemátlcos en la medida en que resultaron ser trabajos más de orden exculpatorio y justificante frente a la problemática que intentos por entenderla. BIBLOGRAHA: GONZALEZ-PLAZAS, santiago Pasado y presente del contrabando en la Guajira aproximaciones al fenómeno de ilegalidad en la región / Santiago González-Plazas. ?? Centro de Estudios y Observatorio de Drogas y Delito (CEODD). Facultad de Economía. Bogotá: Editorial Universidad del Rosario, 2008. 112 p. —(Serie Documentos. Borradores de Investigación; 10). WEBGRAFIA: http://vww. radionacionaldecolombia. gov. co/index. php? option— 7849: maicao-ya- no -es-epice 1 :noticias http://www. elinformador. com. co/index. php? option=com 81 :maicao-es-un -municipio-tomado-por-el- -de-combustibles-y-la