El Acoso Escolar

El Acoso Escolar El hostigamiento y el maltrato verbal o fisico entre escolares es bullying. Es un acoso sistemático, que se produce reiteradamente en el tiempo, por parte de uno o varios acosadores a una o varias víctimas. La definición de Dan Olweus que dice que «un estudiante se convierte en v[ctima de acoso escolar cuando está expuesto, de forma reiterada y a lo largo del tiempo, a acciones negativas llevadas a cabo por otro u otros estudiantes», es la más aceptada.

El bullying se refiere a todas las formas de actitudes agresivas, intencionadas y repetidas ue ocurren sin motivación evidente, doptadas por uno o persona que ejerce e sobre el otro, a travé agresiones o velacio a lo largo de meses e e con otro u otros. La poner su poder as, insultos, completo dominio sufre callada en la mayoría de los casos. El maltrato intimidatorio le hace sentir dolor, angustia y miedo, hasta tal punto que, en algunos casos, puede llevarle a consecuencias devastadoras como el suicidio.

TIPOS DE ACOSO ESCOLAR Los profesores Iñaki Piñuel y Zabala y Araceli Oñate han descrito hasta 8 modalidades de acoso escolar, con la siguiente incidencia entre las víctimas: 1. Bloqueo social 2. Hostigamiento (20,9%) . Manipulación ( Swige to vlew next page 4. Coacciones (17,4%) 5. Exclusión social (16,0%) 6. Intimidación 7. Agresiones (12,8%) 8. Amenazas (9,3%) Bloqueo social Agrupa las acciones de acoso escolar que buscan bloquear socialmente a la víctima. Todas ellas buscan el aislamiento social y su marginación impuesta por estas conductas de bloqueo.

Son ejemplos las prohibiciones de jugar en un grupo, de hablar o comunicar con otros, o de que nadie hable o se relacione con él, pues son indicadores que apuntan un intento por parte de otros de quebrar la red social de apoyos del niño. Se incluye dentro de este grupo de acciones el meterse con la víctima para hacerle llorar. Esta conducta busca presentar al niño socialmente, entre el grupo de iguales, como alguien flojo, indigno, débil, indefenso, estúpido, llorica, etc. El hacer llorar al niño desencadena socialmente en su entorno un fenómeno de estigmatización secundaria conocido como mecanismo de chivo expiatorio.

De todas las modalidades de acoso escolar es la más difícil de combatir en la medida que es una actuación muy frecuentemente invisible y que no deja huella. El propio niño no identifica más que el hecho de que nadie le habla o de ue nadie quiere estar con él o de que los demás le excluyen sistemáticamente de los juegos. Hostigamiento Ag upa aquellas conductas de acoso escolar que consisten en acciones de hostigamiento y acoso psicológico que manifiestan desprecio, falta de respeto y desconsidera 2 desprecio, falta de respeto y desconsideración por la dignidad del afectado.

El desprecio, el odio, la ridiculización, la burla, el menosprecio, los motes, la crueldad, la manifestación gestual del desprecio, la imitación burlesca son los indicadores de esta escala. Manipulación social Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que pretenden istorsionar la imagen social del niño y «envenenar» a otros contra él. Con ellas se trata de presentar una imagen negativa, distorsionada y cargada negativamente sobre la víctima. Se cargan las tintas contra todo cuanto hace o dice la víctima, o contra todo lo que no ha dicho ni ha hecho.

No importa lo que haga, todo es utilizado y sirve para inducir el rechazo de otros. A causa de esta manipulación de la imagen social de la víctima acosada, muchos otros niños se suman al grupo de acoso de manera involuntaria, percibiendo que el acosado merece el acoso que recibe, incurriendo en un mecanismo denominado «error ásico de atribución». Coacción Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que pretenden que la víctima realice acciones contra su voluntad. Mediante estas conductas quienes acosan al niño pretenden ejercer un dominio y un sometimiento total de su voluntad.

El que la víctima haga esas cosas contra su voluntad proporciona a los que fuerzan o tuercen esa voluntad diferentes beneficios, pero sobre todo poder social. 3 fuerzan o tuercen esa voluntad diferentes beneficios, pero sobre todo poder social. Los que acosan son percibidos como poderosos, sobre todo, por los demás que presencian el doblega iento de la víctima. Con frecuencia las coacciones implican que el niño sea víctima de vejaciones, abusos o conductas sexuales no deseadas que debe silenciar por miedo a las represalias sobre sí o sobre sus hermanos.

Exclusión social Ag upa las conductas de acoso escolar que buscan excluir de la participación al niño acosado. El «tú no», es el centro de estas conductas con las que el grupo que acosa segrega socialmente al niño. Al ningunearlo, tratarlo como SI no existiera, aislarlo, impedir su expresión, impedir su participación en juegos, se produce el vaco social en su entorno. Intimidación Ag upa aquellas conductas de acoso escolar que persiguen amilanar, amedrentar, apocar o consumir emocionalmente al niño mediante una acción intimidatoria. Con ellas quienes acosan buscan inducir el miedo en el niño.

Sus indicadores son acciones de intimidación, amenaza, hostigamiento físico intimidatorio, acoso a la salida del centro escolar. Libre, libre. Mis ojos seguirán aunque paren mis pies. Estas fueron algunas de las últimas palabras que dejó escritas Jokin Zeberio, de 14 años, antes de suicidarse, tirándose al vacío con su bicicleta, desde lo alto de la muralla de Hondarribia, España, en septiembre e 2004. Jokin venía sufriendo el acoso de sus 4 7 la muralla de Hondarribia, España, en septiembre de 2004. Jokin venía sufriendo el acoso de sus colegas desde hacía años.

Las continuas amenazas, humillaciones, insultos, golpes, palizas, le hicieron sufrir y lo llevaron a la muerte. El hecho hizo sonar la alarma social, política y educativa. Pero, lamentablemente, no frenaron el fenómeno. Los casos de bullying afloran y cada día nos percatamos de que no son recientes ni raros Bullying es una palabra inglesa que significa intimidación. Desgraciadamente esta palabra está de moda debido a los nnumerables casos de persecución y de agresiones que se están detectando en las escuelas y colegios, y que están llevando a muchos escolares a vivir situaciones verdaderamente aterradoras.

Los expertos implican que el bullying tiene varios componentes: 1. Un desequilibrio de poder entre el acosador y la victima. Este desequilibrio puede ser real o solo percibido por la víctima. 2. La agresión se lleva a cabo por un acosador o un grupo que intentan dañar a la víctima de un modo intencionado 3. Existe un comportamiento agresivo hacia una misma víctima, que se produce de forma reiterada. Con frecuencia aparecen varios tipos de forma simultánea: Físico Consiste en la agresión directa a base de patadas, empujones, golpes con objetos.

También puede ser indirecto cuando se producen daños materiales en los objetos personales de la víctima o robos. Verbal Es el más habitual. Solo deja huella en los objetos personales de la victima o robos. Es el más habitual. Solo deja huella en la victima. Las palabras tienen mucho poder y minan la autoestima de la victima mediante humillaciones, insultos, motes, menos precio en público, propagación de rumores falsos, mensajes telefónicos fensivos o llamadas, lenguaje sexual indecente. Social Consiste en la exclusión e aislamiento progresivo de la víctima.

En la práctica los acosadores, los acosadores impiden a la v[ctima participar, bien ignorando su presencia y no contando con él/ ella, en las actividades normales entre amigos o compañeros de clase. Psicológico Se realiza mediante amenazas para provocar miedo, para lograr algún objeto o dinero, o simplemente para obligar a la víctima hacer cosas que no quiere hacer. El acoso es una conducta de hostigamiento que genera una incomodidad en la víctima. Escolar, por otra parte, es un adjetivo sociado a la escuela y a los estudiantes.

El acoso escolar, por lo tanto, es la persecución o el Acorralamiento que uno o más niños llevan a cabo contra otro u otros dentro del establecimiento educativo. Existen algunos indicios que puede indicar que un niño o una niña se encuentra sufriendo en clase algún tipo de acoso escolar: No quiero ir a la escuela o instituto. Es habitual que se ponga enfermo por las mañanas antes de ir al centro educativo. Evita siempre que le es posible, estar en contacto con ciertos compañeros de clase. Bajo ningún concepto cuanta nada de lo que hace con sus ompañeros en el colegio.

Tiene constantes cambios de humor. Sin motivo aparente se produce una bajada notable, de lo que son sus notas. Es frecuente que el niño o adolescente que sufre acoso escolar tenga otras consecuencias a raíz del mismo tales como lo que se conoce como estrés postraumático, una baja autoestima, una absoluta distorsión de lo que es su imagen, cuadros de ansiedad… Todo ello sin olvidar tampoco irritabilidad, nerviosismo, problemas para conciliar el sueño, disminución de la capacidad de concentración, aislamiento social, ataques de pánico, disminución otable de sus resultados académicos.

El acoso escolar puede tener lugar en distintos sectores de la escuela, como el salón de clases, el patio, el gimnasio o los pasillos. Es habitual que se desarrolle de manera silenciosa, a la vista de otros compañeros (que suelen ser cómplices o, al menos, indiferentes) pero sin que las autoridades del establecimiento o los padres tomen conocimiento de la situación. Para tratar esta problemática, que en sus casos más extremos pueden llevar a la víctima al suicidio, se necesita de la intervención de los docentes, las familias y un equipo de psicopedagogos.