Descriminación salud mental

Descriminación salud mental gyJoaqoII 110R5pR 16, 2011 2 pagcs Principio del formulario La discriminación a las personas con enfermedad mental La mente es aquella región encargada de comandar y supervisar casi todos nuestros procesos vitales. Tal es su importancia y expansión que no se limita al aspecto biológico. Siendo así nos define también como personas: inteligencia, personalidad, actitudes, aptitudes, esencias del pensamiento, entre otros.

Si bien siendo la mente es tan trascendental como hemos dado entender antes, es lógico que si algo le pasa, si algo falla, hay muchos procesos que se verán afectados. Un simple ejemplo de lo anteriormente dicho es el cambio de percepción, entre estas la llamada locura. El mayor aporte de e una nueva clasificaci causas de este podía alcohol, cambios me como: miedos, desen ora er o no, ya que realizó m ales: dijo que las siones, exceso de odian ser mentales emás indicó que la salud anímica depende del equilibrio entre las partes racional, irracional y sensual del alma.

Ahora tocaremos un tema frecuente: la discriminación a las personas con enfermedad mental. Muchas personas padecen de estos males acá en Antofagasta pero muy pocas son tratadas de la manera adecuada. Así, sólo un porcentaje de ellos es ing SWipe page ingresado a una institución psiquiátrica que les proporciona una buena atención. El grueso porcentaje restante es ignorado y/o discriminado siendo maltratado por su condición subnormal.

El pequeño porcentaje que recibe un tratamiento adecuado en na clínica psiquiátrica tiene la gran oportunidad de recuperarse y pensar nuevamente a ser parte de la sociedad que antes lo excluía. Para lograr esta recuperación es necesario encontrar un ambiente donde ellos no sean alejados de la realidad por su estado, sino se les debe acercar al mundo del cual no pueden ser participes por su mal. Debemos empezar reflexionar sobre como participamos nosotros «los cuerdos» frente a esta problemática de los trastornos mentales que puedan sufrir algunas personas.

Para concluir hay que dejar en claro que los problemas mentales ue puedan sufrir algunas personas son desequilibrios que los alejan muchas veces de la realidad, pero no los hacen mejor ni peor a nosotros; se les debe dar un trato digno y esto incluye no marginarlos ni maltratarlos, sino simplemente comprender el estado en el que se encuentran. En Antofagasta lamentablemente no hay muchos lugares donde se pueda dar tratamiento a estas personas, el estado debería invertir en proyectos que permitan albergar a estas personas para que reciban el trato necesario para su cura. Diego Morales Delgado Kinesiología