Democracia en Venezuela

Democracia en Venezuela gygabrie17675 1 $eopa,1R 15, 2016 47 pagcs ¿Democracia en Venezuela? Durante todos estos largos años se ha hablado mucho de democracia. De un lado, los que tienden al totalitarismo del socialismo siglo XXI, esto es, del Partido socialista unido de Venezuela (PSUV) están convencidos de que su desorden político, su seudoestado, es la democracia “verdadera”, e incluso la llaman con preferencia “democracia participativa y protagónica. Con ello quieren expresar seguramente que se trata de una democracia “especialmente” democrática.

Por otra parte, los liberales de Occidente, manifestándose en numerosos partidos en los distintos países, utilizan la palabra “democracia” como tópico para justificar cualquier tipo de política. El empleo multilateral de este vocablo ha sido posible, puesto que un gobierno popular en el estricto sentido de la alabra del mundo riegos, tal como se dio en la Atenas de p PACE 1 oral ¿Cómo podría ejerce S”ipe to millones de personas ntre interpone una especi politico y democrátic e existir. asa de muchos v el bierno siempre se clase de orden isivamente por dicha representación y por la forma como se le escoge, por a existencia o no de transparencia en el proceso electivo. Ante todo, hay que tener en cuenta que también la dictadura totalitaria afirma por su parte que goza de tal representación popular.

Pero su legitimidad no se efectúa mediante elecciones pulcras, sino por la autodeterminación del gobernante justificada ideológicamente, y aunque realizan elecciones (Maduro arguye to nex: page arguye a cada rato que han realizado 1 8 elecciones) hay que observar la aclamación de hecho practicada por el oficialismo en la forma de una maquinaria estatal enaltecedora que se vuelca sobre el cuerpo electoral para forzar una declsión según a voluntad del partido gobernante, engranaje de escogencia a distancia sideral de lo que son verdaderas elecciones.

Ni siquiera son simulacros, pero por múltiples razones las aceptan quienes ahí participan: el universo de organizaciones que dan maquillaje cuasi democrático.

Puede decirse que es así como ha surgido en Venezuela lo que llamamos: “socialismo totalitario” en oposición a la verdadera democracia, la constitucional, en el sentido constitucionalista occidental basado en dos principios fundamentales que se complementan reciprocamente: la dlvisión del poder, separación de poderes, y la esfera de libertad que se arantiza y concede al ciudadano, es decir, aquellas libertades del ciudadano propiamente dicho, incluyendo las necesarias para poder participar libremente y sin trabas en la vida política. Al ciudadano se le aprecia como persona, su dignidad es casi siempre inviolable.

Es evidente que, por observación concreta del funcionamiento del sistema político venezolano, al entorpecer, como lo hace el gobierno, y no garantizar elecciones libres, se está en presencia de un régimen muy cuestionable democráticamente, el cual régimen maniobra las cifra de población, monopoliza el ente lectoral, avasalla con propaganda al elector para condicionar y desviar su libre elección, impide, desaprueba, la formación de nuevas organizaciones políticas, manipula los cómputos finales de las elecciones, apabull 2 OF las elecciones, apabullante uso desgual del espacio radioeléctrico y televisivo para transmitir desinformación, aprovechar la masa de empleados públicos y otros dependientes del Estado para inclinarla hacia sus preferencias electorales, canalizar de diversas maneras cuantiosos fondos públicos hacia las campañas de los candidatos de su preferencia, etc. , lo cual engrosa el “prontuario” a constituido por la corrupción, las cifras amañadas de inflación, desempleo, boletines epidemiológicos, crecimiento económico, pobreza extrema, deuda pública, abastecimiento y escasez.

Para completar este saldo antidemocrático el gobierno consuetudinariamente desprecia al venezolano como persona al empujarlo hacia la pobreza con las trasnochadas polítlcas públicas, la persecución por pensar diferente, amenaza empleados públicos para encarrilarlos por sus desvíos ideológicos, apresar estudiantes por manifestar su descontento, tratamiento inhumanos de los presos políticos, preparación e expedientes judiciales falsos, fallas graves en el debido proceso, no acoge, no ejecuta dictámenes judiciales, intolerante de opiniones disidentes, prefiere negociar con apóstatas, oportunistas y tránsfugas, con los que saltan de partido en partido como cambiar de una prenda de vestir, impide la llbertad de expresión y de prensa para la información imparcial, es indiferente, ineficaz ante la inseguridad convirtiendo al país en un sepulcro a donde viajan sin retorno miles de venezolanos diariamente, todo lo cual golpea, anula, la dignidad de los ciudadanos y aviva las cualidades más negativas de la naturaleza huma 3 OF nula, la dignidad de los ciudadanos y aviva las cualidades más negativas de la naturaleza humana. Entonces, un gobierno que no organiza ni realiza elecciones libres, donde no hay separaclón de poderes y violenta sin pestañar la dignidad del venezolano no puede adjetivarse democrático sino mas bien dictatorial, tendiente al más devastador totalitarismo, pero no debería cundir desesperanza, ya que del espíritu de la venezolanidad incorrupta emergerán las fuerzas que seguramente terminarán con esta triste historia y comenzaremos a reconstruir Venezuela con un concepto democrático y de bienestar para todos. Democracia en España

El término democracia es un concepto que nació en el mundo clásico, que venía a significar, como ya todos sabemos, que en un Estado o en una Comunidad, es el propio pueblo el que ejerce su soberanía, mediante el sistema de gobierno que él mismo haya elegido. En el caso de las democracias modernas, como es el caso de la que vamos a tratar, el poder recae sobre un gobierno, que será el encargado de representar a la comunidad, elegido por el pueblo mediante sufrago, teniendo el pueblo también derecho a destituirle o revocarle, en el caso de que los gobernantes no cumplan con el contrato establecido con los gobernados en elación a su labor.

Desde el nacimiento de la democracia, hasta nuestros días, las formas de gobernar y dirigir un Estado, han variado much[simo, dependiendo de los lugares en los que se daba el gobierno y de las épocas. Así pues, nos encontramos con sistemas de gobierno que van desde la monarquía absoluta de la Edad Media, hasta el nazismo alemán, pasando por el comunismo o incluso por las dictaduras. Tod 4 Edad Media, hasta el nazismo alemán, pasando por el comunismo o incluso por las dictaduras. Todos estos tipos de gobierno que acabo de citar, claramente estaban en contra de la democracia, y en ellos era un soberano o n monarca el que gobernaba según sus intereses e ideologías, y claro está, sin tener al pueblo en cuenta.

De esta manera, el pueblo o la comunidad no era libre, al no existir ningún tipo de ley a la que debieran de obedecer tanto el gobernador, como los gobernados, si la hubiese, el pueblo podría gozar de unos mínimos derechos, pero de la manera en que ocurrió, el pueblo quedaba únicamente al servicio del soberano. Como ya adelanté antes, el la antigua Grecia, ya se creó un tipo de gobierno, en el que el pueblo fuese el encargado de dirigir su propio estado, ese tipo de gobierno se denominó gobierno emocrático. pero a diferencia de las democracias actuales, las democracias de las ciudades Estado de la Grecia clásica y del Imperio Romano eran democracias directas, donde todos los ciudadanos tentan voz y voto en sus respectivas asambleas. No se conocía el concepto de un gobierno representante del pueblo, innecesario en ese tiempo, debido a las pequeñas dimensiones de las ciudades Estado.

Pero en estas democracias primerizas, de la época antigua, no se tenía en cuenta la igualdad de todos los ciudadanos, ya que la mayor parte de la población en ese tiempo, la formaban los esclavos, las mujeres y los metecos, y a llos no se les permitía el derecho a voto. Pero eso no es todo, en sus comienzos como sistema político, la democracia, además de reservar el derecho a voto a los varones, lo reservó aún más imponiendo el sufragio censita OF de reservar el derecho a voto a los varones, lo reservo aún más imponiendo el sufragio censitario, lo que ocasionaba que eran los varones con una renta aceptable, los encargados de elegir el representante para todo el pueblo.

El líneas generales, lo que pretendo en este trabajo, además de dar a conocer como funciona un gobierno democrático en rasgos generales, lo que pretendo es poner de manifiesto mi actitud acia la forma de gobierno del país en que vivimos, y de todos los países con un sistema de sufragio y de gobierno muy similar al nuestro, y el de intentar crear una solución al problema que planteo, “¿Realmente vivimos en un estado democrático? ‘, y creo, que aún denominándose gobierno democrático, no cumple del todo con las expectativas de esta forma política creada en el mundo clásico. EL PODER DEL ESTADO. Todas las sociedades existentes a lo largo de la historia se han organizado políticamente, dando lugar al Estado. El término Estado se puede referir a la sociedad, en la medida en que está rganizada según unas leyes y unas instituciones encargadas del cumplimiento de esas leyes.

Pero se puede referir también únicamente a las instituciones. En ese sentido, el Estado es la instancia encargada de ejercer el control sobre los componentes de la sociedad. Son muchos los problemas que suscita la existencia del Estado: el origen y limites de su poder, problema que a su vez implica el de su legitimidad, las funciones que debe cumplir… DIFERENTES FORMAS DE ORGANIZACION SOCIAL. Toda sociedad, desde la más simple a la más compleja, está organizada de una determinada manera, a partir de una serie de ormas o reglas que describen como han de ser I 6 OF una determinada manera, a partir de una serie de normas o reglas que describen como han de ser las relaciones entre sus miembros.

A lo largo de la historia se han dado diferentes formas de organización social. Las primeras sociedades humanas fueron cazadoras y recolectoras. Aunque son sociedades que existieron en un pasado remoto, en la actualidad todavía existen algunos ejemplos. Se componían de pequeños grupos dedicados a la caza, a la pesca, y a la recolección de alimentos. En estas sociedades hay pocas diferencias respecto a la riqueza, ya que tienen pocos ienes materiales, y pocas diferencias respecto al poder poltico, puesto que no hay división entre gobernantes y gobernados. Habitualmente son sociedades participativas: todos los varones adultos suelen reunirse para tomar decisiones importantes.

Las principales diferencias eran de sexo: los hombres se dedican a la caza y dominan las actividades públicas, y las mujeres a la recolección de semillas, a cocinar y a la crianza de los hijos A estas sociedades sucedieron las agrícolas y ganaderas, dedicadas fundamentalmente al cultivo en pequeños huertos y a la cría de animales. La regularidad en la consecución de limentos y el asentamiento estable en un determinado territorio posibilitó que los grupos fueran más numerosos, pudiendo llegar incluso a algunos miles de personas, y también la acumulación de excedentes, así como el intercambio comercial con otras sociedades. Todo ello hizo a estas sociedades más complejas, con mayores desigualdades sociales, tanto en la riqueza como en el poder político. Así pues son sociedades gobernadas por un jefe, que puede llegar a tener un considerable pod OF politico.

Así pues son sociedades gobernadas por un jefe, que puede llegar a tener un considerable poder personal. Alrededor del año 6000 a. J. C. aparecieron sociedades de grandes dimensiones y con una estructura bastante compleja. Estas sociedades, llamadas estados o civilizaciones tradicionales, existieron hasta el siglo XIX, para dar paso ya a las sociedades modernas. Se habla, por ejemplo, de la civilización mesopotámica, egipcia o china. Los estados tradicionales eran sociedades basadas principalmente en la agricultura, aunque también había actividad comercial. En ellas existe un poder político diferenciado, encabezado por un rey o emperador.

Existían importantes desigualdades sociales entre las diferentes clases: na estricta division del trabajo por sexos (las tareas de la mujer se limitaban al hogar y al campo) y entre los hombres se daba una especialización del trabajo por oficios. La clase predominante era una aristocracia que gozaba de una vida cómoda y lujosa, mientras que para el resto de la población las condiciones de vida eran un tanto duras. La industrialización es el acontecimiento que ha determinado el surgimiento de las sociedades modernas. Este proceso se inicia en Inglaterra en el siglo WIII y supuso un cambio radical tanto en el modo de vida de las personas como en la forma de a organización política.

Respecto al modo de vida, la inmensa mayoría de la población ha abandonado la agricultura y trabaja en la industria, el comercio y la administración. Respecto al poder político, aparecen los estados nacionales, comunidades polticas separadas por fronteras claramente definidas y con unas instituciones que regulan bas 8 OF separadas por fronteras claramente definidas y con unas instituciones que regulan bastantes aspectos de la Vida de los ciudadanos. Dos nuevos fenómenos caracterizan a las sociedades actuales, la globalización y el gran desarrollo tecnológico. La globalización onsiste en la interdependencia, tanto economica como cultural, de todos los países del mundo.

Por su parte, los avances tecnológicos han provocado cambios en la manera de concebir y realizar la actividad productiva, sobre todo en la progresiva disminución del trabajo manual y en la reducción del tiempo dedicado al trabajo. LA CUESTIÓN DE PODER. Allí donde hay convivencia y relaciones entre seres humanos existen relaciones de poder: entre individuos, entre grupos o en el conjunto de la sociedad completa. Hay un uso de la palabra “poder’ que se reserva para designar las relaciones de poder en la ociedad: se trata del poder político. Hay un sentido de la palabra “poder’, y una manera de ejercerlo en la práctica que consiste en el dominio. La dominación es el poder exterior ejercido sobre los otros, por el que se les obliga o se les reprime. En este caso el poder va asociado a un cierto grado de fuerza o de violencia.

La dominación establece desigualdad y jerarquía entre los miembros de una sociedad. Hay, no obstante, otro sentido de la palabra “poder, que es el de capacidad. Poder ser o poder hacer. En este caso el poder brota desde dentro y se trata de la capacidad de creación o despliegue de las propias posibilidades. El problema de la doble acepción del término “poder” se hace más patente con respecto al poder político, concretamente, respecto al poder del Estado. ¿El poder político respecto al poder político, concretamente, respecto al poder del Estado. ¿El poder político sólo puede ser comprendido como fuerza o violencia, y por tanto, ejercido como un poder que viene de fuera?

O por el contrario, ¿es posible una sociedad en la que el poder político sea un poder plenamente autónomo, entendiendo por “autonomía” darse a si mismo su propia ley, sin someterse a leyes exteriores? En este último caso, el poder excluye las jerarquías. Se trataría de un poder ejercido entre iguales, mediante la palabra. Un poder que es potencia de creación y de construcción política. LA DEMOCRACIA El Estado moderno actual, en el que vivimos, está asociado con la democracla. La palabra “democracia” procede del griego demokratia, que se forma por demos (pueblo) y kratos (gobierno o poder). por lo tanto, en su sentido fundamental, democracia es un sistema político en el que gobierna el pueblo.

Es clásica la distinción de tres formas de gobierno: Autocracia (gobierno de uno solo) Aristocracia (gobierno de los aristoi, los mejores) Democracia (gobierno del pueblo). Generalmente se está de acuerdo en que la mejor forma de organización política es la democracia. Pero el problema consiste en qué contenido concreto se le da a la democracia. En la actualidad, la democracia no sólo existe como sistema politico, sino que es predominante en Europa y en la mayoría de los países occidentales, y progresivamente se va imponiendo en todos los demás países. Sin embargo, las modernas democracias occidentales tienen poco que ver con la democracia griega. El primer modelo de democracia fue la de Atenas, en los siglos V- IV a. J. C. El sistema democrático ateniense se basa