Comunidad economica europea

Comunidad economica europea gyGADElTA 02, 2010 23 pagcs La información en la Comunidad Económica Europea 1. PLANTEAMIENTO El objeto de esta conferencia es exponer y analizar un sistema de comunicación que, sin duda, presenta rasgos muy originales. Mediante la exposición se alcanza una finalidad de conocimiento; mediante el análisis se puede determinar cuáles experiencias resultan originales, cuáles eficaces y cuáles pueden trasladarse a otras estructuras.

Al hablar de rasgos originales nos referimos, en concreto, a que todo sistema de comunicación tiene un soporte físico constituido or la propia estructura institucional del organismo en el que vive y para el que vive, sea una empresa mercantil o, como en este caso, las Comunidades Euro eas. En buena medida, el sistema S»ipeto de comunicación vie esta circunstancia, y muy elemental, pare Comunidades Europ II.

OFEINICION Y FINE PACE 1 or2B obliga s estructuras; por de divulgación uy rápido sobre las S EUROPEAS El primer rasgo de esa originalidad a que antes me refería consiste en que no se sabe con certeza cuál es la identidad de las Comunidades Europeas. Y para que esto no parezca una opinión personal aventurada, me remito al testimonio del nterior secretario general de la Comisión de las Comunidades Europeas, señor Noél, quien, en un folleto destinado a divulgar el funcionamiento de las instituciones comunltarias, dice lo siguiente: «Resulta difícil enmarcar el sistema Institucional de las Comunidades Europeas.

La Comunidad es mucho más que una organización intergubernamental. Sus instituciones tienen una personalidad prop Swlpe to vlew nexr page propia y disponen de amplios poderes. Pero la Comunidad no representa un «gobierno federal» al que los gobiernos y los parlamentos nacionales estarían, en cierta medida, subordinados n los sectores de su competencia. Contentémonos con afirmar prudentemente que se trata de un sistema «comunitario»… dejando a los historiadores de mañana el cuidado de colocar este sistema institucional en una de las categorías definidas por los especialistas del derecho de gentes. » El párrafo que acabo de leer ampara cualquier posible veleidad por nuestra parte de homologar las Comunidades Europeas en una perspectiva jurídica institucional. La esencia y la existencia de las Comunidades Europeas recuerdan un poco la anécdota de aquel gallego —conocedor devoto de «meigas>’ y «Santas

Campañas»— a quien le preguntaron si creía en embrujos y apariciones, y decía: «iY qué voy a creer…! ipero los hay, ¿sabe?! Los hay! ». Así pues, digamos que hay tres Comunidades en la Europa Comunitaria: la Comunidad Europea del Carbón y del Acero o CECA, constituida por el Tratado de París, firmado el día 18 de abril de 1951; la Comunidad Europea de Energía Atómica o CEEA, más conocida por EURATOM, y la Comunidad Europea o CEE, también conocida por Mercado Común, creadas ambas por el Tratado de Roma de 25 de Marzo de 1957.

En términos de divulgación asequible se puede decir que el bjetivo inmediato de las Comunidades Europeas consiste en conseguir, en el área territorial de los países miembros, un conjunto económico integrado, en donde se hagan efectivas, dentro de un sistema de libre competencia, las cuatro libertades básicas del Mercado Común: la llbre circulación de mercancías, la libre circulación de ca 2 OF libertades básicas del Mercado Común: la libre circulación de mercancías, la libre circulación de capitales, la libre circulación de trabajadores y la libertad de establecimiento y de prestación de servicios.

La Unión Aduanera —que consiste básicamente en la sustitución e los diversos aranceles nacionales por una tarifa exterior común (TEC)— constituye la primera etapa de este proceso de integración económica. La segunda etapa es la unión económica y monetaria, como paso previo al objetivo mediato de las Comunidades Europeas, que sería, al menos en el ideario fundacional, la unión política. ¿Cómo se realizan esos objetivos inmediatos? La idea de crear un Mercado Común parte, como es lógco, de una diversidad multinacional que es necesario unificar o, al menos, armonizar.

Frente a las tesis quizás más deslumbrantes, pero también más tópicas, de construir la unidad europea de un solo golpe se optó, tras el fracaso precisamente del proyecto de una Comunidad Europea de Defensa, por construir la unidad europea mediante realizaciones concretas. Esa unificación o armonización del mosaico nacional europeo se lleva a cabo de modo sectorial, mediante un avance paulatino en el marco de las llamadas politicas comunes. Sin la elaboración previa de esta política común en cada uno de los sectores de actividad economica (sea la agricultura, la industria, los transportes, etc. resultaría falseada la implantación de las ibertades básicas antes reseñadas. III. LOS MEDIOS DE LA ACCION COMUNITARIA Para la consecución de sus fines las Comunidades Europeas cuentan con unos medios jurídicos, financieros e institucionales, sobre los que parece conveniente hacer un brevísimo apunte: A) Los institucionales, sobre los que parece conveniente hacer un brevísimo apunte: A) Los medios jurídicos están constituidos por el llamado Derecho Comunitario, que comprende, por un lado, los Tratados Europeos y sus protocolos ajenos, así como los Acuerdos o Convenciones concluidos entre los Estados -miembros.

Por otro, los actos emanados de os órganos competentes comunitarios, que en el caso de la CEE se diversifican en tres categorías: Reglamentos, Directivas y Decisiones. El reglamento es el acto jurídico más solemne e importante. Tiene un carácter general, es obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable en todo estado membro. La Directiva obliga al Estado miembro destinatario en cuanto al resultado, pero deja a las autoridades nacionales la elección de la forma de los medios para alcanzarlo.

La directiva puede ser un pacto general o individual, pero se dirige a los Estados miembros y se aplica por intermedio de los mismos. La Decisión es un acto jurídico obligatorio en todos sus elementos para los destinatarios a los que se dirige de una manera específica. Es, pues, un acto individual, cuyo destinatario no es necesariamente el Estado. Además de estos actos jurídicos obligatorios, existen otros, como las recomendaciones y los informes, que no son vinculantes, pero que, sin duda, tienen una gran importancia, como sucede, en general, con todos los dictámenes o recomendaciones revestidos de una especial autoridad.

La eficacia de esta vía no está tanto en el aspecto positivo de conseguir un hacer como en el negativo de evitar una eterminada conducta o comportamiento. Como rasgo original más importante, dentro de este encuadre jurídico que acabamos de exponer, rasgo original más importante, dentro de este encuadre jurídico que acabamos de exponer, señalemos el carácter de normas directamente aplicables de algunas disposiciones comunitarias, sobre todo los Reglamentos, que no necesltan ninguna operación de convertibilidad o convalidación en el área nacional de cada Estado miembro.

B) Los recursos financieros constituyen quizá el instrumento operacional más importante, sea a escala individual o colectiva. En este aspecto, la originalidad más acusada de las Comunidades Europeas es que su financiación está constituida por recursos propios y no por cotizaciones de los Estados miembros, como suele ser el caso de los organismos internacionales. En el caso de la Europa comunitaria esos recursos están constituidos por los siguientes ingresos: a) Los aranceles recaudados por la aplicación de la Tarifa Exterior Común a las importaciones procedentes de países terceros. ) Los «prélévement» a las importaciones de productos agr[colas. Este «prélévcment» es una tasa diferencial o compensatoria que e aplica a la importación de los productos agrícolas a efectos de adecuar el nivel de los precios mundiales con el de los precios comunitarios. c) El tercer ingreso de los recursos comunitarios está constituido por un porcentaje, próximo al 1 por 100, del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), recaudado en los países miembros.

El presupuesto comunitario representa aproximadamente el 1 por 100 del Producto Nacional Bruto de los países de la CEE. En el año 1980, dicho presupuesto se elevó a la cifra de 15. 816 millones de unidades de cuenta, equivalente a más de billón y medio de pesetas. IV. LAS INSTITUCIONES COMUNITARIAS C) Desde el punto de vis s OF de billón y medio de pesetas. C) Desde el punto de vista orgánico, las Comunidades se estructuran en cuatro Instituciones (el Parlamento Europeo, el Consejo de Ministros, la Comisión y el Tribunal de Justicia) sobre las que haremos un breve punto. rlamento Europeo está formado por 410 parlamentarios elegidos por sufragio universal directo de los ciudadanos de los países miembros. En el Parlamento no se agrupan por nacionalidades, sino por ideologías políticas, que en la actualidad constituyen seis grupos: comunista, soclalista, demócrata- cristiano, conscrvador, demócrata y liberal. El Parlamento Europeo es; desde luego, un órgano de control democrático, pero sus funciones son básicamente deliberantes y consultivas.

No asume, como sucede con los Parlamentos nacionales, el llamado poder legislativo, esta función no existe en el ámbito del Parlamento Europeo. Esto no significa que carezca de importantes atribuciones, entre las que citamos la aprobación del presupuesto comunitario y la posibilidad de obligar a dimitir a la Comisión mediante un voto de censura. b) El Consejo de Ministros está constituido por los representantes de los Gobiernos de los Estados miembros. La presidencia se ejerce sucesivamente por cada país durante un período de seis meses.

El Consejo es el órgano principal de decisión de la Comunidad. Los asuntos se deciden bien por mayoría simple, bien por mayoría calificada (que suele ser la modalidad más corriente de votación), bien por unanimidad, para los temas de gran importancia, como puede ser una modificaclón de los Tratados. c) La Comisión, compuesta ahora por 14 miembros, tras la adhesión de Grecia, es el 6 OF adhesión de Grecia, es el órgano ejecutivo de las Comunidades Europeas y le compete la defensa y realización de los intereses enerales y comunitarios.

La Comisión constituye la pieza básica del funcionamiento de la Comunidad y puede decirse —con las reservas propias de un sistema institucional no homologable— que es como el Gobierno de un país. Su primera función consiste en elaborar y preparar la poltica comunitaria, presentando propuestas al Consejo. Su segunda función es asegurar la ejecución y el respeto de los Tratados y de la legislación comunitaria. La tercera función principal es la de negociar con parses terceros en nombre de la Comunidad.

La Comisión se estructura en 20 Direcciones Generales, que se espliegan a su vez en direcciones y divisiones. Existen, además, nueve servicios de carácter especial y cada miembro de la Comisión se responsabiliza de un gran sector de actividad de la Comunidad. d) El Tribunal de Justicia está compuesto por 10 magistrados y es el órgano de control jurisdiccional. Su principal misión es asegurar el respeto del derecho en la interpretación y aplicación de los tratados.

Su jurisdicción se extiende a todo tipo de contenciosos: anulación, interpretación, jurisdicción plena, sanción y arbitraje. En los procesos de anulación o contenciosos de legalidad el recurso no ersigue sino la anulación de una decisión. En el contencioso de interpretación el Tribunal interviene a título prejudicial para interpretar la legislación comunitaria. En los contenciosos de jurisdicción plena el Trlbunal no sólo puede anular la decisión recurrida, sino sustituirla por otra. Por último, el el Tribunal no sólo puede anular la decision recurrida, sino sustituirla por otra.

Por último, el Tribunal de Justicia goza también de competencias sancionadoras y de arbitraje. Al lado de estas Instituciones básicas existen otros organismos comunitarios que cumplen funciones de una gran importancia, ea en el ámbito consultivo (el Comité Económico y Social), sea en el financiero (Banco Europeo de Inversiones), que hacen de la Europa Comunitaria un auténtico pluriverso institucional esparcido por toda la geografía europea y con el rasgo realmente curioso de tener las Instituciones Comunitarias un asiento fisico todav(a provisional.

V. LOS SERVICIOS INFORMATIVOS COMUNITARIOS Esta sucinta panorámica sobre las Comunidades Europeas creo que puede facilitar una mejor comprensión y análisis de los sistemas de comunicación comunitarios, que, por otra parte, no se agrupan en una estructura orgánica común, sino que florecen n el mismo grado de dispersión institucional que acabamos de señalar.

El Parlamento Europeo tiene una Dirección General de Información y de Relaciones Públicas; el Consejo de Ministros, un Servicio de Prensa e Información de Actualidad; la Comisión de las Comunidades, una Dirección General con dos estructuras informativas: el Grupo del Portavoz y la Dirección General de Información; la Corte de Justicia, el Banco Europeo de Inversiones, el Comité Económico Social, los Grupos Parlamentarios tienen también sus organismos informativos, y es justo reconocer que funcionan con una gran eficacia.

Tal parece que todas estas organizaciones informativas están impregnadas de esa filosofía empirista de que sólo existe lo que se conoce. Para estos servicios, la información, más filosofía empirista de que sólo existe lo que se conoce. Para estos servicios, la información, más que un canal de comunicación al servicio de la sociedad y del ciudadano, constituye una dimensión de la realidad más importante que la propia existencia del órgano al que sirven.

Quizá el secreto del fenómeno informativo no está tanto en que sin él no conoceríamos la realidad o la existencia de las cosas como en que éstas no endrían realidad sin la información. Como resulta imposible hacer el registro de cada Institución Comunitaria con su correspondiente sistema de información, parece obligado reducir el estudio al organismo que ya hemos calificado como la pieza básica de las Comunidades, esto es, la Comisión.

Al crearse, en el año 1958, las estructuras administrativas de la Comunidad Económica Europea (CEE) y del Euratom (CEEA), funcionaba ya un servicio de Prensa e Información en el seno de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA). Por esta razón, los órganos ejecutivos de las tres Comisiones ecidieron crear, por un lado, un servicio común de Prensa e Información; por otro, tres servicios de prensa específicos, dependientes cada uno de los tres ejecutivos, cuya denominación oficial fue la de «Grupo del portavoz».

En julio de 1957, al constituirse una sola comisión para las tres comunidades, el citado servicio común se transformó en una Dirección General de Información y los tres grupos del portavoz se refundieron en un solo servicio autónomo, bajo la dependencia directa del Presidente de la Comísion.

En la reunión del 28 de julio de 1967 la Comisión precisó las unciones de ambos servicios informativos, estableciendo que «el Portavoz y su grupo se encargarían unica ambos servicios informativos, estableciendo que «el Portavoz y su grupo se encargar(an únicamente de las funciones de portavoz ante los periodistas, mientras que el conjunto de las demás tareas de información competen sólo a la Dirección General de Prensa e Información. Las modalidades administrativas de aplicación de esta decision se precisarán posteriormente».

Como estas modalidades no han sido definidas por la Comisión hasta la fecha, se han producido fricciones entre los dos servicios, lamados a trabajar en sectores muy similares, incluso en los mismos sectores, en el marco de una acción complementaria; estas fricciones, sin embargo, han sido casi totalmente eliminadas mediante acuerdos internos que han permitido suprimir o reducir conflictos de atribuciones extremadamente perjudlclales para la coherencia y eficacia de las acciones de prensa hacia el exterior.

En la actualidad los servicios informativos de la Comisión de las Comunidades Europeas se agrupan en la Dirección General X, con la denominación de «Grupo del Portavoz y Dirección General de Información ?, y bajo la dependencia directa del presidente de la Comisión de las Comunidades Europeas. VI.

LOS SERVICIOS INFORMATIVOS DE LA COMISION Estructura Aunque agrupados dentro de la misma Dirección General, los semicios informativos de la Comisión de las Comunidades Europeas comprenden dos estructuras perfectamente diferenciadas. Por un lado está el llamado Grupo del Portavoz, que tiene una doble misión: Informar de manera permanente a la prensa y a través de ésta a la opinión pública sobre la actividad de la Comisión y la posición oficial de ésta ante otros organismos (Consejo, Parlamento, etc. ) o en temas d 23