Como ayudar a los niños con la muerte

Como ayudar a los niños con la muerte to View nut*ge gy 16, 2011 pagos 1. MUERTE Y DUELO. Introducción 1 . 1. Variables que afectan a la pérdida…. . 1. 2. Fases en el duelo…. 1. 3. Mecanismos psíquicos de defensa.. „ Pág2 pág 2,3 Pág 2. EL DUELO EN LOS NIÑOS/AS Y SINTOMATOLOGÍA 2. 1 La aflicción y las etapas del desarrollo . Pág5 Infantes… PACE 1 infantil. „ „ 2. 1. 1 Pág 5 2. 1. 2. De 2 a3arños edad.. 2. 1. 3. De 3asarnos 2. 1. 4 De 6 a 9 ar,os de edad….. 2. 1. 5 De 9 años de edad en adelante 2. 1 Otros síntomas Pég S Pág S .

Pág6 Pág 6 2. 2. Sentimientos, conductas, sensaciones físicas y .. Pág 8 pensamientos del niño…… 2. 2. 2 Sentimientos a través de dibujos.. „ „ „ . „ „ „ P ág 8,9, 10 3. POSTURA DEL MAESTRO ANTE UN NINO QUE HA SUFRIDO LA PERDIDA DE UN SER QUERIDO 3. 1 Que puede hacer el maestro ante esta situación que afrontar a lo largo de la vida. El concepto de muerte es abstracto y complejo, de ahi que la forma de abordarlo y comprenderlo dependa de aspectos tales como la edad, el nivel de desarrollo, la educación, la religión, etc.

Una vez se ha producido la muerte de un familiar querido, se pasa la etapa de duelo, que es el proceso de adaptación que permite restablecer el equilibrio personal y familiar roto con la muerte de un ser querido. Resulta especialmente relevante cuando se pierde a alguien muy importante y, pese a ser algo natural, puede suponer un gran dolor, desestructuración o desorganización. A pesar del sufrimiento que causa el duelo es normal y éste cumple diversos objetivos entre los que están: 1 .

Aceptar la realidad de la pérdida 2. Dar expresión al propio duelo: la consciencia, la comprensión, la aceptación, la expresión, la integración. 3. Adaptarse al ambiente en el cual el difunto ya no está presente: la consternación y el abatimiento que acompañan a una pérdida significativa son reacciones comprensibles, pero el apartarse del mundo, no beneficia en absoluto. Se deben afrontar los retos que se planteen en una vida distinta. 4. Invertir la energía emotiva en otras relaciones 5.

La superación del duelo; en general, se puede afirmar que se ha superado el duelo cuando existe la capacidad de recordar a la persona amada sin llorar ni desconcertarse y cuando se es capaz de establecer relaciones nuevas y de aceptar los retos de la vida. . 1 VARIABLES QUE AFECTAN A LA PERDIDA 2 3 nuevas y de aceptar los retos de la vida. 1. 1 VARIABLES QUE AFECTAN A LA PÉRDIDA El tipo de pérdida (muerte natural, accidente, enfermedad… etc. ) y el contexto en el que se produce va a determinar que el niño lleve a cabo un proceso de duelo distinto y que éste sea adecuado o no.

Entre los aspectos a tener en cuenta, se encuentran los siguientes: • Circunstancias de la muerte y rituales en torno a ella • Relación previa con la persona fallecida • Edad, sexo, personalidad y situación vital de la persona que sufrió la pérdida ?? Características de la familia (tamaño, estructura, pautas de comunicación, etc) • Aspectos psicosociales del quién sufre la pérdida: apoyo y estrés social. Si tiene niños/as a su cargo, situación económica, posibilidad de reorganizar su vida.

Sistema de creencias en torno a la muerte,actitud de parientes y amigos, etc. 1. 2. FASES EN EL DUELO CUANTO TIEMPO DURA? No se puede decir que el duelo se mantiene un tiempo determinado porque su duración es muy variable. Aún así, podemos considerar que los dos primeros años suelen ser los más duros, luego se experimenta un descenso progresivo del alestar emocional. De todos modos, cada persona tiene su propio ritmo y necesita un tiempo distinto para la adaptación a su nueva situación.

En general se plantean cuatro fases en el duelo: – 1 Fase de entumecimiento o shock: es la fase temprana de intensa desesperación, caracterizada por el aturdimiento, la negación, la cólera y la no uede durar un momento o 33 varios dras el aturdimiento, la negación, la cólera y la no aceptación. Puede durar un momento o varios dias y la persona que experimenta el duelo puede recaer en esta fase varias veces a lo largo del roceso de luto. 2 Fase de anhelo y búsqueda: es un periodo de intensa añoranza y de búsqueda de la persona fallecida, caracterizada por inquietud física y pensamientos permanentes sobre el fallecido. Puede durar varios meses e incluso años de una forma atenuada. – 3 Fase de desorganización y desesperanza: en la que la realidad de la pérdida comienza a establecerse, la sensación de sentirse arrastrado por los acontecimientos es la dominante y la persona en duelo parece desarraigada, apática e indiferente, suele padecer insomnio, experimentar pérdida de peso y sensación e que la vida ha perdido sentido.

La persona en duelo revive continuamente los recuerdos del fallecido; la aceptación de que los recuerdos son sólo eso provoca una sensación de desconsuelo. – 4 Fase de reorganización: es una etapa de reorganización en la que comienzan a remitir los aspectos más dolorosamente agudos del duelo y el individuo empieza a experimentar la sensación de reincorporarse a la vida, la persona fallecida se recuerda ahora con una sensacion combinada de alegría y tristeza y se internallza la imagen de la persona perdida. 1. 3. MECANISMOS PSÍQUICOS DE DEFENSA

Las defensas son mecanismos de protección que permiten a los individuos movilizarse en su mundo, sin tener que mostrar más emociones e inseguridad que lo que desean hacer. Entre los me 4 33 su mundo, sin tener que mostrar más emociones e inseguridad que lo que desean hacer. Entre los mecanismos psíquicos de defensa más comunes están: • El rechazo- se niega la realidad. Uno se resiste a afrontar experiencias dolorosas. • La represión- mecanismo que impide que los sentimientos que conllevan ansiedad salgan a flote. ?? La fijación- es un parón en el desarrollo evolutivo, que se anifiesta con ideas obsesivas. • La racionalización- es un mecanismo que se adopta frecuentemente para controlar la dimensión emotiva; quien lo usa, pnvilegla la dimensión racional y no permite que emerjan los sentimientos. • El aislamiento- la persona tiene a retirarse y se niega a establecer relaciones con los demás. El aislamiento se encuentra también ene el mismo interior de la persona cuando se da una separación entre sus planos emotivo e intelectual. • La regresión- vuelta a un estadio de comportamiento anterior. ?? La somatización- es un mecanismo por el que la tensión no s liberada, si no absorbida por el organismo; el cuerpo paga el precio por la incapacidad del indivlduo de canallzar sus energías y emociones al exterior. • La identificación- es un proceso psíquico de unificación con el difunto; la persona no vive su historia o proyecto existencial, si no el del otro. EL DUELO EN LOS NIÑOS/AS Y SINTOMATOLOGÍA Los niños no reaccionan a la pérdida de la misma forma que los adultos y pueden no mostrar sus sentimientos tan abiertamente.

Algunos niños, en lugar de volverse retraídos y tener pensamientos obsesivo s 3 sentimientos tan abiertamente. Algunos niños, en lugar de volverse retraídos y tener pensamientos obsesivos acerca de la persona fallecida, se vuelven activos (por ejemplo, pueden estar muy tristes un minuto y estar jugando al minuto siguiente). Este comportamiento es usualmente interpretado de manera erronea como que el niño no entiende o que ya rebasó la etapa de dolor. Lo que sucede es que la mente del niño lo protege de experiencias que son demasiado fuertes para afrontar a su edad.

Los episodios de aflicción en los niños tienden a ser más cortos debido que ellos no pueden explorar de una manera racional odos su pensamientos y sentimientos como lo hace un adulto. Además, los niños tienen dificultad en expresar verbalmente sus sentimientos acerca de la afliccón, por lo que su comportamiento dice más que sus palabras. Los sentimientos de rabia y el miedo a morir o a ser abandonados pueden ser evidentes en su comportamiento. Los niños tienden a jugar a hacerse el muerto para de esa manera resolver sus temores y ansiedades.

El jugar les es familiar, y por tanto es una forma segura de expresarse. 2. 1 La aflicción y las etapas del desarrollo infantil La muerte y los eventos que la rodean se interpretan de iferentes formas dependiendo de la etapa de desarrollo en que se encuentre el niño. Infantes Aunque los infantes (etapa del nacimiento hasta los 12-14 meses, nota del traductor) no reconocen lo que es la muerte aún, los sentimientos de separación y pérdida son parte del proceso de crear una c 6 3 los sentimientos de separación y pérdida son parte del proceso de crear una conciencia de lo que es la muerte.

Los niños que han sido separados de sus mamás pueden exhibir una conducta apática, callada, y no responden a sonrisas o arrullos. También se pueden observar cambios físicos como pérdida de peso, desvelo falta de actividad. 2. 1. 2 De 2 a 3 años de edad Los niños de esta edad suelen confundir la muerte con el dormir y pueden sentir ansiedad a una edad muy temprana, incluso a los tres años. Como reacción, pueden perder el habla y mostrar angustia generalizada. 2. 1. 3 De 3 a 6 años de edad A esta edad los niños ven la muerte como una forma de dormir; la persona está viva pero limitada en alguna forma.

Estos niños no separan completamente la muerte de la vida y pueden pensar que la persona todavía está viva, aun después de estar enterrada, y hacer preguntas sobre ella (por ejemplo, cómo come, a al baño, respira o juega). Los niños de esta edad saben que la muerte es física pero creen que es temporal, reversible y no definitiva. Su concepto de la muerte puede tener un componente de pensamiento mágico. por ejemplo, pueden creer que un pensamiento malo suyo causó que la persona se enfermara o muriera. Los niños menores de cinco años pueden exhibir trastornos en el comer, el dormir y el control de las funciones corporales. . 1. 4 De 6 a 9 anos de edad No es inusual que los niños en esta edad empiecen a mostrar curiosidad acerca de la muerte, inclusive haciendo preguntas concretas acerca de lo q ostrar curiosidad acerca de la muerte, inclusive haciendo preguntas concretas acerca de lo que le pasa al cuerpo cuando uno muere. Estos ven la muerte como si fuera una persona o un espiritu separado del indivlduo que falleció, por ejemplo, un esqueleto, un fantasma, un ángel de la muerte o sencillamente el coco. Los niños pueden ver la muerte como algo definitivo y que amedrenta, pero que le pasa más a la gente vieja (no a ellos).

Los niños en este proceso de la aflicción pueden presentar fobia a la escuela, problemas de aprendizaje, comportamiento agresivo o antisocial, volverse extremadamente preocupados sobre su ropia salud (por ejemplo, mostrando síntomas de enfermedades imaginarias) y aislarse de los demás. También se pueden convertir en niños sumamente apegados y dependientes de otros. Los varones típicamente manifiestan una conducta más agresiva y destructiva (por ejemplo, portándose mal en la escuela), en vez de mostrarse tristes abiertamente.

Cuando los padres fallecen los niños se pueden sentir abandonados por ambos padres, tanto el que murió como el que está vivo, ya que el padre que está vivo está inmerso en su propia tristeza y no es capaz de brindarle el apoyo emocional que necesita. 2. 1. De 9 años de edad en adelante para cuando el niño cumple los 9 años, ve la muerte como algo inevitable y no como un castigo, y para los 12, entiende que la muerte es irreversible y que le pasa a todo el mundo. Con este cuadro expresemos de forma más clara lo dicho anteriormente.

Edad I Comprendiendo la muerte 33 Edad I Comprendiendo la muerte I Manifestaciones de la afllcción I Infancia hasta los 2 años I No existe una compresión cognitiva de la muerte. I Quietud, g uñón, disminución de la actividad, sueño precario y pérdida de peso. I La separación maternal causa cambios. 2-6 años La muerte similar al dormir. I Hace muchas preguntas (¿Cómo van al baño? ¿Cómo comen? ). Los muertos continúan viviendo de alguna otra forma. Trastornos en el comer, el dormir y el control de los intestinos y la vejiga.

I La muerte es temporal no final. I Miedo al abandono. I Rabietas. La muerte es reversible. I El pensamiento mágico (¿Pensé o hice algo que causó esta muerte? Como cuando dije que te odio y cuando dije que deseaba que te mueras. ) I 6-9 años La muerte se personifica como un espíritu (esqueleto fantasma o coco). Curiosidad sobre la muerte. I Hace preguntas concretas. puede tener fobias relacionadas con la escuela. La muerte es final y asusta. Presentar comportamientos agresivos (especialmente los varones). La muerte no es universal (le sucede a otros, no a mí).

I Algunas manifestaciones hipocondríacas. Se puede sentir abandonado. de 9 en adelante Todo el mundo morirá. Estados de alteración emocional, culpa, rabia y vergüenza. I Estados de alteración y ansiedad sobre la propia muerte. Cambios de humor. I Miedo al rechazo; no querer diferenciarse de la propia muerte. Miedo al rechazo; no querer diferenciarse de sus compañeros. I Trastornos alimenticios. Trastornos del sueño. La muerte es final e irreversible. Conducta regresiva (pérdida de interés en las actividades externas).

I Incluso yo moriré. Conducta impulsiva. Culpa por haber sobrevivido (sobre todo cuando se trata de la muerte de un hijo o compañero). I 2. 2 Otros síntomas. pensamientos del niño. Durante el proceso del duelo se pueden producir una serie de pensamientos, sentimientos y conductas fruto de la perdida y que, en principio, se pueden considerar normales. La mayoría de los científicos opinan que la reacción a la muerte de un ser querido es algo muy humano por extraha que sea la forma de presentarse. Algunas de estas manifestaciones son: 1 .

Sentimientos: Tristeza, enfado, culpa y auto-reproche, fatiga, soledad, bloqueo, ansiedad, alivio, confusión, etc. 2. Conductas: Soñar con el fallecido, evitar recordatorios del fallecido, llorar, suspirar, atesorar objetos que pertenecían a la persona fallecida, etc. 3. Sensaciones físicas: Falta de energía, sensación de despersonalización, sequedad de boca, opresión en el pecho, etc. 4. Pensamientos: Incredulidad, confusión, preocupación, sentido de presencia y alucinaciones breves y fugaces. 2. 2. 2 Sentimientos a través de dibujos. Los niños tienen muchas maneras de expresarse, y no siempre utili