Cambio climatico

a la variabilidad natural del clima observada durante per[odos comparables Artículo 1, párrafo 2 Como se produce constantemente por causas naturales se lo denomina también variabilidad natural del clima. En algunos casos, para referirse al cambio de origen humano se usa también la expresión cambio climático antropogénico. El clima es un promedio, a una escala de tiempo dada, del tiempo atmosférico.

Los distintos tipos climáticos y su localización en la superficie terrestre obedecen a ciertos factores, siendo los pri Cambio climatico gy ojitosmartincz 110R5pR 16, 2011 35 pagos Imagen actual de la superficie de Venus, un planeta que anteriormente se pareció en muchos aspectos a la Tierra actual. [] Se llama cambio climático a la modificación del clima con respecto al historial climático a una escala global o regional.

Tales cambios se producen a muy diversas escalas de tiempo y sobre todos los parámetros climáticos: temperatura, precipitaciones, nubosidad, etc. En teoría, son debidos tanto a causas naturales (Crowley y North, 1988) como antropogénicas (Oreskes, 2004). El término suele usarse de forma poco apropiada, para hacer referencia tan sólo a los cambios climáticos que suceden en el resente, utilizándolo como sinónimo de calentamiento global.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Swp to page Climático usa el térm cambio por causas por «cambio climátic atribuido directa o in altera la composición PACE 1 Sv. ipe to View nut*ge e en o para referirse al de clima ad humana que y que se suma principales, la latitud geográfica, la altitud, la distancia al mar, la orientación del relieve terrestre con respecto a la insolación (vertientes de solana y umbría) y a la dirección de los vientos (vertientes de barlovento y sotavento) y por último, las corrientes arinas.

Estos factores y sus variaciones en el tiempo producen cambios en los principales elementos constituyentes del clima que también son cinco: temperatura atmosférica, presión atmosférica, vientos, humedad y precipitaciones. Un cambio en la emisión de radiaciones solares, en la composición de la atmósfera, en la disposición de los continentes, en las corrientes marinas o en la órbita de la Tierra puede modificar la distribución de energía y el equilibrio térmico, alterando así profundamente el clima planetario cuando se trata de procesos de larga duración.

Estas influencias se pueden clasificar en externas e internas a la Tierra Sería la variación en los campos magnéticos y la variabilidad en el viento solar (y su influencia sobre los rayos cósmicos que llegan a la tierra) quienes tienen una fuerte acción sobre distintos componentes del clima como las diversas oscilaciones oceánicas, los eventos el Niño y La Niña, las corrientes de chorro polares, la Oscilaclón cuasi bianual de la corriente estratosférica sobre el ecuador, etc. Por otro lado, a largo plazo las variaciones se hacen apreciables ya que el Sol aumenta su luminosidad a razón de un 0 % cada 1. 00 millones de años. Debido a este fenómeno, en la Tierra primitiva que sustentó el nacimiento de la vida, hace 3. 800 millones de años, el brillo del Sol era un 70 % del actual. Las variaciones en el cam 2 5 3. 800 millones de años, el brillo del Sol era un 70 % del actual. Las variaciones en el campo magnético solar y, por tanto, en las emisiones de viento solar, también son importantes, ya que la interacción de la alta atmósfera terrestre con las partículas provenientes del Sol puede generar reacciones químicas en un sentido u otro, modificando la composición del aire y de las ubes así como la formación de éstas.

Algunas hipótesis plantean incluso que los iones producidos por la interacción de los rayos cósmicos y la atmósfera de la Tierra juegan un rol en la formación de núcleos de condensación y un correspondiente aumento en la formación de nubes. De este modo, la correlación entre la ionización cósmica y formación de nubes se observa fuertemente en las nubes a baja altura y no en las nubes altas (cirrus) como se creía, donde la variación en la ionización es mucho más grande (Svensmark, 2007).

Influencias internas La deriva continental Pangea. La Tierra ha sufrido muchos cambios desde su origen hace 4. 600 millones de años. Hace 225 millones todos los continentes estaban unidos, formando lo que se conoce como Pangea, y había un océano universal llamado Panthalassa. Esta disposición favoreció el aumento de las corrientes oceánicas y provocó que la diferencia de temperatura entre el Ecuador y el Polo fuera muchísimo menor que en la actualidad.

La tectónica de placas ha separado los continentes y los ha puesto en la situación actual. El Océano Atlántico se ha ido formando desde hace 200 millones de años. La deriva continental es un proceso sumamente lento, por lo que la posición de los continentes fija el comportamiento del 35 es un proceso sumamente lento, por lo que la posición de los continentes fija el comportamiento del clima durante millones de años. Hay dos aspectos a tener en cuenta.

Por una parte, las latitudes en las que se concentra la masa continental: si las masas continentales están situadas en latitudes bajas habrá pocos glaciares continentales y, en general, temperaturas medias menos extremas. Así mismo, si los continentes se hallan muy fragmentados habrá menos continentalidad. Las corrientes oceánicas Artículo principal: Corrientes oceánicas Temperatura del agua en la Corriente del Golfo. Las corrientes oceánicas, o marinas, son un factor regulador del clima que actúa como moderador, suavizando las temperaturas de regiones como Europa y las costas occidentales de Canadá y Alaska.

La climatología ha establecido nitidamente los límites térmicos de los distintos tipos climáticos que se han mantenido a través de todo ese tiempo. No se habla tanto de los límites pluviométricos de dicho clima porque los cultivos mediterráneos tradicionales son ayudados por el regadío y cuando se trata e cultlvos de secano, se presentan en parcelas más o menos planas (cultivo en terrazas) con el fin de hacer más efectivas las lluvias propiciando la infiltración en el suelo.

Además los cultivos típicos del matorral mediterráneo están adaptados a cambios meteorológicos mucho más intensos que los que se han registrado en los últimos tiempos: si no fuera así, los mapas de los distintos tipos climáticos tendrían que rehacerse: un aumento de unos 2 grados centígrados en la cuenca del mediterráneo significaría la posibilidad de aumentar la latitud de much 4 35 centígrados en la cuenca del mediterráneo significaría la osibilidad de aumentar la latitud de muchos cultivos unos 200 km más al norte (como sería el cultivo de la naranja ya citado).

Desde luego, esta idea seria inwable desde el punto de vista económico, ya que la producción de naranja es, desde hace bastante tiempo, excedentaria, no por el aumento del cultivo a una mayor latitud (lo que corroboraría en cierto modo la idea del calentamiento global) sino por el desarrollo de dicho cultivo en áreas reclamadas al desierto (Marruecos y otros parses) gracias al riego en goteo y otras técnicas de cultivo. Retroalimentaciones y factores moderadores La Tierra vista desde el Apolo 17.

Emisiones globales de dióxido de carbono discriminadas según su origen. Muchos de los cambios climáticos importantes se dan por pequeños desencadenantes causados por los factores que se han citado, ya sean forzamientos sistemáticos o sucesos imprevistos. Dichos desencadenantes pueden formar un mecanismo que se refuerza a sí mismo (retroalimentación o «feedback positivo») ampllficando el efecto. Asimismo, la Tierra puede responder con mecanismos moderadores («feedbacks negativos») o con los dos fenómenos a la vez.

Del balance de todos los efectos saldrá algún ipo de cambio más o menos brusco pero siempre impredecible a largo plazo, ya que el sistema climático es un sistema caótico y complejo. Un ejemplo de feedback positivo es el efecto albedo, un aumento de la masa helada que incrementa la reflexión de la radiación directa y, por consiguiente, amplifica el enfriamiento. También puede actuar a la inversa, ampllficando el calentamiento cuand s 5 amplifica el enfriamiento.

También puede actuar a la inversa, ampl ficando el calentamiento cuando hay una desaparición de masa helada. También es una retroalimentación la fusión de los asquetes polares, ya que crean un efecto de estancamiento por el cual las corrientes oceánicas no pueden cruzar esa región. En el momento en que empieza a abrirse el paso a las corrientes se contribuye a homogeneizar las temperaturas y favorece la fusión completa de todo el casquete y a suavizar las temperaturas polares, llevando el planeta a un mayor calentamiento al reducir el albedo.

La Tierra ha tenido períodos cálidos sin casquetes polares y recientemente se ha visto que hay una laguna en el Polo Norte durante el verano boreal, por lo que los cientlficos noruegos predicen que en 50 años el Ártico será navegable en esa estación. Un planeta sin casquetes polares permite una mejor circulación de las corrientes marinas, sobre todo en el hemisferio norte, y disminuye la diferencia de temperatura entre el ecuador y los Polos. También hay factores moderadores del cambio.

Uno es el efecto de la biosfera y, más concretamente, de los organismos fotosintéticos (fitoplancton, algas y plantas) sobre el aumento del dióxldo de carbono en la atmósfera. Se estima que el incremento de dicho gas conllevará un aumento en el crecimiento de los organismos que hagan uso de él, fenómeno que se ha comprobado experimentalmente en laboratorio. Los científicos creen, sin embargo, que los organismos serán capaces de absorber sólo una parte y que el aumento global de C02 proseguirá. Hay también mecanismos retroalimentadores para los cuales es difícil aclarar en 6 5 difícil aclarar en que sentido actuarán.

Es el caso de las nubes. El climatólogo Roy Spencer (escéptico del cambio climático vinculado a grupos evangélicos conservadores[2] ) ha llegado a la conclusión, mediante observaciones desde el espacio, de que el efecto total que producen las nubes es de enfriamiento. [3] Pero este estudio solo se refiere a las nubes actuales. El efecto eto futuro y pasado es difícil de saber ya que depende de la composición y formación de las nubes. El cambio climático actual Artículo principal: Calentamiento global Esquema ilustrativo de los principales factores que provocan los cambios climáticos actuales de la Tierra.

La actividad industrial y las variaciones de la actividad solar se encuentran entre los más importantes. Combustibles fósiles y calentamiento global A finales del siglo XVII el hombre empezó a utilizar combustibles fósiles que la Tierra había acumulado en el subsuelo durante su historia geológica. La quema de petróleo, carbón y gas natural ha ausado un aumento del COZ en la atmósfera que últimamente es de 1,4 ppm al año y produce el consiguiente aumento de la temperatura.

Se estima que desde que el hombre mide la temperatura hace unos 1 50 años (siempre dentro de la época industrial) ésta ha aumentado 0,5 0C y se prevé un aumento de I oc en el 2020 y de 2 oc en el 2050. Además del dióxido de carbono (C02), existen otros gases de efecto invernadero responsables del calentamiento global , tales como el gas metano (CH4) óxido nitroso (N20), Hidrofluorocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC) y Hexafluo óxido nitroso (N20), Hidrofluorocarbonos (HFC), Perfluorocarbonos (PFC) y Hexafluoruro de azufre (SF6), los cuales están contemplados en el Protocolo de Kioto.

A principios del siglo XXI el calentamiento global parece irrefutable, a pesar de que las estaciones meteorológicas en las grandes ciudades han pasado de estar en la periferia de la ciudad, al centro de ésta y el efecto de isla urbana también ha influido en el aumento observado. Los últimos años del siglo XX se caracterizaron por poseer temperaturas medias que son siempre las más altas del siglo. [cita requerida] Planteamiento de futuro Tal vez el mecanismo de compensación del C02 funcione en n plazo de cientos de años, cuando el Sol entre en un nuevo mínimo.

En un plazo de miles de años, tal vez se reduzca la temperatura, desencadenándose la próxima glaciación, o puede que simplemente no llegue a producirse ese cambio. En el Cretácico, sin intervención humana, el C02 era más elevado que ahora y la Tierra estaba 8 cc más cálida. BASES TEORICAS DEL CAMBIO CLIMA ICO GLOBAL Para poder comprender el cambio global climático y el aumento de la temperatura global se debe primero comprender el clima global y cómo opera.

El clima es consecuencia del vínculo que xiste entre la atmósfera, los océanos, las capas de hielos (criosfera), los organismos vivientes (biosfera) y los suelos, sedimentos y rocas (geosfera). Sólo si se considera al sistema climático bajo esta visión hol[stica, es posible entender los flujos de materia y energía en la atmósfera y finalmente comprender las causas del cambio global (GCCIP, 1997). Para ello es necesario analizar cada uno de los compartimen causas del cambio global (GCCIP, 1997).

Para ello es necesario analizar cada uno de los compartimentos interrelacionados, se comenzará con el más importante, la atmósfera. LA ATMOSFERA COMPOSICION ATMOSFERICA Dióxido de Carbono * Metano * Oxido Nitroso * Ozono * Aerosoles *CONCLUSIÓN I Halo carbonos Agua capas de la Tierra (Miller, 1991) Capa gaseosa que rodea al planeta Tierra, se divide teóricamente en varias capas concéntricas sucesivas. Estas son, desde la superficie hacia el espacio exterior: troposfera, tropopausa, estratosfera, estratopausa, mesosfera y termosfera. _a atmósfera es uno de los componentes más importantes del clima terrestre. Es el presupuesto energético de ella la que primordialmente determina el estado del clima global, por ello es esencial omprender su composición y estructura (GCCIP, 1997). Los gases que la constituyen están bien mezclados en la atmósfera pero no es físicamente uniforme pues tiene variaciones significativas en temperatura y presión, relacionado con la altura sobre el nivel del mar (GCCIP, 1997). Diagrama general de la atmósfera (Miller, 1991) | La troposfera o baja atmósfera, es la que está en íntimo contacto con la superficie terrestre y se extiende hasta los 11 km. s. n. m. en promedio (Miller, 1991 Tiene un grosor que varía desde 8 km. en los polos hasta 16 km. en el ecuador, principalmente debido a la iferencia de presupuesto energético en esos lugares . Abarca el 75% de la masa de gases totales que componen la atmósfera, el 99% de la masa de la atmósfera se encuentra bajo los 30 k gases totales que componen la atmósfera, el de la masa de la atmósfera se encuentra bajo los 30 km. . nm. (GCCIP, 1997; Miller, 1991 Consta en particular, en 99% de dos gases, el Nitrógeno (N2, oxigeno (02, 21%). El que resta consta principalmente de Argón (Ar, @ 1%) y Dióxido de Carbono (C02, El aire de la troposfera incluye vapor de agua en cantidades variables de acuerdo a condiciones locales, por jemplo, desde 0,01 % en los polos hasta 5% en los trópicos (Miller, 1991). La temperatura disminuye con la altura, en promedio, 6,50 C por kilómetro.

La mayoría de los fenómenos que involucran el clima ocurren en esta capa de la atmósfera (Kaufmann, 1968), en parte sustentado por procesos convectivos que son establecidos por calentamiento de gases superficiales, que se expanden y ascienden a niveles más altos de la troposfera donde nuevamente se enfrían (GCCIP, 1997). Esta capa incluye además los fenómenos biológicos. La tropopausa marca el límite superior de la troposfera, sobre la cual la temperatura e mantiene constante antes de comenzar nuevamente a aumentar por sobre los 20 km. . n. m. Esta condicion térmica evita la convección del aire y confina de esta manera el clima a la troposfera (GCCIP, 1997). La capa por sobre la tropopausa en la que la temperatura comienza a ascender se llama estratosfera, una vez que se alcanzan los 50 km. de altura, la temperatura ha llegado a los 00C . por lo tanto, se extiende desde los 20 km. hasta 48-50 km. s. n. m. (Miller, 1991; GCCIP, 1997). contiene pequeñas cantidades de los gases de la troposfera en densidades decrecientes proporcional a la altura. ncluye también c