Apreciaciones Sobre Mi Iniciación

Apreciaciones sobre mi iniciación El ritual de iniciación a la Masonería fue probablemente lo más extraño que me tocó vivir, quizá porque desconocía absolutamente de que se trataba el mismo, por el temor a lo desconocido o bien por la desconfianza que reina en la sociedad ocasionada los peligros a los que se enfrenta día a día cualquier argentino. Sin embargo a medida que fui atravesando cada uno de los 3 viajes empecé a entender que de lo que realmente se trataba la iniciación era de tratar de abrir la mente hacia un nuevo mundo lleno de conocimientos.

El primer paso en mi proceso de iniciación fue en un cementerio, lugar al cual no estoy habituado a visitar y al que le tenia cierto recelo debido a la reciente érdida de un ser querido. A pesar de SwiFQ to nut page la dificultad de estar OF4 pude sobreponerme Svipe nextp y pude entender que ra ini debía morir eran mis de aceptación hacia muchos epitafios, rte que me rodeaba asónico lo que prejuicios, mi falta La frase «V. I. T. R. I. O. L. » (Visita el interior de la tierra, recti rectificando encontrarás la piedra escondida) me llevó a una reflexión profunda, en la cual me abstraje durante muchos inutos.

Finalmente parado sobre una tumba vacía entendí que a lo que se refería la misma era a mirar interiormente y descubrir quién es uno realmente, qué se esconde detrás de la humanidad personal y que realmente esa piedra (el alma) es en lo que los seres humanos debemos trabajar para ser mejores. Finalmente comprendí que la muerte es necesaria para el renacimiento de un hombre nuevo. Luego de haber pasado por el viaje de la tierra, fui llevado a un lugar que desconocía, vendado y en plena oscuridad.

Esto me llevó a pensar que el mundo en el que viven la gran mayoría e las personas es así, oscuro y falto de luz. Ver que la gente no intenta saber la verdad y prefiere quedarse con la dulce ignorancia terminó de convencerme de que la única manera de progresar realmente es matando a mi antiguo ser profano y sin Redactar mi testamento no fue difícil, dado que son preguntas que me hice a menudo y solo me limité a escribir lo que sostengo firmemente desde hace mucho tiempo.

Luego de redactado el testamento me llevaron a una sala donde había gente pero no podía verla, escuchab redactado el testamento me llevaron a una sala donde había ente pero no podía verla, escuchaba que hablaban y el saberme solo en medio de gente desconocida, con una soga al cuello, con un pie descalzo y privado de la visión me puso en estado de aleña nuevamente. Desconocía lo que sucedería, y me sentía coartado de mis capacidades.

Al principio creí que me lastimarían o algo así, luego del viaje del aire, entendí que las «terribles pruebas» a las que me enfrenté eran solamente simbólicas y que nada de eso pasaría, por lo que concentré mi atención a tratar de entender el significado de cada etapa. El viaje del aire me levó a reflexionar que a pesar de las dificultades que puedan atravesarse en el camino, con paciencia, tranquilidad y la ayuda de quienes saben más uno, se puede atravesar los obstáculos y llegar al objetivo, aprendiendo continuamente de quienes pueden ayudarnos. ego el siguiente viaje fue mucho más calmo lo cual me hizo reflexionar que a medida que uno aprende y va creciendo como persona, los antiguos obstáculos disminuyen. El amargor de la copa de las libaciones me resultó desagradable y difícil de tomar, pero al mismo tiempo me hizo reflexionar en que generalmente as verdade 3 dificil de tomar, pero al mismo tiempo me hizo reflexionar en que generalmente las verdades de la vida son amargas, en que es más fácil permanecer en la dulce ignorancia a que dar el paso de valent[a que se requiere y liberar la mente y el alma a través del conocimiento verdadero.

Durante el siguiente viaje, noté que los obstáculos habían desaparecido por completo y que podía caminar mucho más fácilmente que antes. Finalmente, al sentir la daga sobre mi pecho entendi la seriedad que tiene mantener el secreto de los rituales masónicos. Luego e pronunciado el juramento, pensé en que este secreto es algo lógico, ya que nadie acepta o entiende algo que le es impuesto.

Sino que solamente se aprende cuando alguien busca el conocimiento y desea adquirirlo, si alguien ventilara los rituales masónicos «porque si» es probable que lo que lograra sería que esa persona pensara cosas malas de los masones y no entendería el verdadero camino reflexivo y progresista por el que atraviesa un francmasón hecho y derecho. Eso es todo lo que tengo que decir al respecto de mi ritual de iniciación. Otto R. Schlemminger. –