Anticonceptivo masculino

Anticonceptivo masculino gy parkJ23 «OR6pR ‘E, 2011 4 pagos Se trata de una inyección que reduce el número de espermatozoides • Lo novedoso es que es reversible: cuando se suspende, los niveles de espermatozoides vuelven a la normalidad. Un equipo de investigadores británicos anunció un anticonceptivo para hombres, seguro en un 99 por ciento de los casos. El índice se desprende de los test efectuados a más de 400 parejas voluntarias durante dos años en 15 centros de salud.

La medicación consiste en una inyección de hormonas que reduce la concentración de espermatozoides por debajo de los 3 millones or mil[metro cúbico, y que podría comercializarse dentro de 5 a 8 años. Aunque el nivel de espermatozoides es bajo, los especialistas aún polemizan sobre cuál es el umbral necesario Swp to page para evitar la concepcion. ora «Esta línea de investi ión.. unto con las de antic ceoci es un órgano mucho todo se hace más len ció prácticamente ro como el testículo que el ovario, Iquier nueva investigación que tenga un resultado positivo, como esta, «es un verdadero avance», dijo a Clarín Ana Maria Blanco, especialista en fertilidad masculina que trabaja en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buen Buenos Aires.

Si bien los investigadores comprobaron la eficacia de saturación de la hormona testosterona desde las primeras pruebas, hasta ahora se trataba de un proceso irreversible, es declr, no se podía luego volver a los niveles normales de producción de espermatozoides. Por eso, las últimas investigaciones apuntaron a lograr no solo que el hombre baje sus niveles de espermatozoides, sino que una vez concluido el tratamiento, el testículo retome su ritmo original. En el caso del estudio presentado ayer por Fred Wu, de la Universidad de

Manchester, auspiciado por la Organización Mundial de la Salud, los hombres tardaron entre 112 y 201 días en volver a tener una producción de espermatozoides capaces de fecundar. La tasa de fracaso fue de solo de 1,4 embarazos por cada 1 00 parejas. Proceso delicado El mecanismo de acción de la inyección masculina es similar al de la píldora femenina. El tratamiento consiste en una inyección semanal de 200 miligramos de un compuesto que permite que la hormona ingrese por más tiempo en el organismo y frene el proceso de producción de espermatozoides. La hormona actúa en la glándula hipófisls. Ali, inhibe el mecanismo regulador de los testículos, actuando sobre la espermatogénesis», dice Sergio Pascualini, especialista en temas de reproducción. pero conseguirlo no espermatogénesis», dice Sergio Pascualini, especialista en temas de reproducción. Pero conseguirlo no es nada sencillo. El principal desafío es evitar el despoblamiento del testículo. «Las mujeres nacen con óvulos en los ovarios, en un estado avanzado de maduración, y lo que hace la píldora es dejarlos quietos.

En cambio, cuando el hombre nace no tiene espermatozoides. Recién en la pubertad, como consecuencia de la acción de las uevas hormonas, empiezan los cambios en el testículo. Lo que buscan los investigadores es frenar este proceso justo en el momento que se sepa Un equipo de investigadores británicos anunció un anticonceptivo para hombres, seguro en un 99 por ciento de los casos. El índice se desprende de los test efectuados a más de 400 parejas voluntarias durante dos años en 15 centros de salud.

La medicación consiste en una inyección de hormonas que reduce la concentración de espermatozoides por debajo de los 3 millones por milímetro cúbico, y que podría comercializarse dentro de 5 a 8 años. Aunque el nivel de espermatozoides es bajo, los especialistas aún polemizan sobre cuál es el umbral necesario para evitar la concepción. «Esta línea de investigación tiene décadas. Nació prácticamente junto con las de anticoncepción femenlna. ero como el testículo es un órgano mucho más difícil de 3Lvf4 anticoncepción femenina. Pero como el testículo es un órgano mucho más dificil de manipular que el ovario, todo se hace más lento. De todos modos, cualquier nueva investigación que tenga un resultado positivo, como esta, «es un verdadero avance», dijo Clarín Ana María Blanco, especialista en fertilidad masculina que trabaja en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires.

Si bien los investigadores comprobaron la eficacia de saturación de la hormona testosterona desde las primeras pruebas, hasta ahora se trataba de un proceso irreversible, es decir, no se podía luego volver a los niveles normales de producción de espermatozoides. Por eso, las últimas sus niveles de espermatozoides, sno que una vez concluldo fracaso fue de solo de 1,4 embarazos por cada 100 parejas. Referencia edant. clann. com/diario/96/04/03/semenn