África en la geopolítica

África en la geopolítica gy danidacu 1 110R5pR 16, 2011 6 pagcs África La historia da prueba de como África ha perdurado como el continente dominado por la escasez, la inestabilidad, la corrupción, la pobreza, el hambre y las enfermedades. A pesar que su comienzo de «nueva prosperidad» se podría encontrar en la descolonización a mediados del siglo XX, aun no ha encontrado un piso firme en el que pueda levantarse.

Se ha visto fuertemente influenciada por actores externos a la región, que imponen un estilo de gobernar que quizás para África no es la mejor solución. El mundo ha celebrado la independencia de cada Estado africano, onde deben primar el bienestar de cada habitante y no el de un ue eneralmente han sido influenciados Swipe to page grupo de privilegiados por otros agentes po hacer una reflexión s emancipado, aun si citando a la vez pasaj de Uganda. orfi re Sv. çx to lo como propósito r de haberse roblemas del pasado, cocia y la situación Desde que África ha querido la independencia absoluta de las potencias mundiales, ha implicado todo un proceso, con obstáculos nuevos y viejos, con contradicciones y rutas accidentadas; un proceso de deconstrucción del prototlpo colonial en todas sus dimensiones. Y sí, el continente negro ha logrado independizarse en el sentido de que ya no son colonias que dependen de una metrópoli a la que deben subordinar subordinarse directamente pero que a pesar de que exista el consentimiento de que son naciones libres no lo son realmente. ?frica ha pasado por duras batallas, que perduran actualmente, para no depender de otros, pero desafortunadamente por ahora, no se puede ver como una meta posible por un mediano plazo. Desde que cada Estado empezó a emanciparse, se vivieron duras batallas diferentes en cada uno de estos, tanto como hacia el país colonizador, e internamente donde se vivieron épocas e regímenes de dictaduras que se alimentaban de la gran inestabilidad y corrupción de aquel momento, el cual hoy todavía encontramos rastros.

Y no se puede hablar de que África es un continente libre, pues para subsistir, requiere ayuda de organizaciones a nivel internacional y no gubernamentales, pero a la vez se ve fuertemente intervenida y limitada por las políticas de empresas transnacionales, y cabe mencionar los problemas internos que hay en el continente, como conflicto entre tribus, y toda una serie de problemas sanitarios. En primer lugar, África no ha tenido el poder para autodeterminarse. or la condición de haber sido colona recientemente lo desfavorece ante el resto del mundo.

De hecho, los países más jóvenes se encuentran en el continente. Son países teóricamente independientes, pero económicamente no. Y la dependencia económica no los beneficia en gran medida. Es posible observar como empresas multinacionales se han instalado por aumentar el benefi observar como empresas multinacionales se han instalado por aumentar el beneficio de ellas pero sin interesarse en lo más mínimo en la población afectada. Dan trabajo, pero no calidad de Vlda. Buscan el costo mínimo, es mano de obra barata. ero o solucionan ni en el menor grado los problemas, es más, me atrevo a decir que lo atenúan, mientras arrasan con los recursos naturales. En el continente africano se encuentra el 81 % de las reservas de cromo y el 53 % de las de cobalto, dos metales usados para la producción de maquinaria para actividades estratégicas como la aeroespacial, la militar, entre otras. A la vez que se encuentran otros minerales que son muy bien evaluados en el mundo como el diamante y el oro.

Cabe resaltar que también cuenta con reservas de agua dulce variadas, tanto subterráneas como en superficie, que en conjunto son, junto con las de América del Sur, as mayores del mundo. Es decir, en gran medida, entre estos dos continentes se define el futuro de la vida en la Tierra, sobre todo ahora que el calentamiento global está derritiendo los polos. Otro punto relevante es la pobreza que protagoniza este escenario, la cual es gracia a presupuestos mal dirigidos, que en vez de ser utilizados en proporcionar agua potable, salud y educación, van en fin de guerras internas.

Uganda, por ejemplo, a causa de un conflicto interno actual, ha provocado que en el norte de este país más del 95% de la población viva sumergida en la extrema pobreza. Esto 31_1f6 ue en el norte de este país más del 95% de la población viva sumergida en la extrema pobreza. Esto ha provocado que haya un desplazamiento de la población que la lleva a asentarse en campamentos la cual están lejos de acercarse a los estándares mínimos de vida. Uganda sufre de una gran corrupción con el objetivo de manipular las elecciones.

Y esto es la consecuencia de una herencia histórica. Uganda, como otros países africanos, logró la independencia en 1962, pero muy pronto, ya en 1966, se instauraron golpes de Estados que ponían al país en una gran inestabilidad. Un claro ejemplo observado es – en la película vista n clases El último rey de Escocia – Idi Amir quien toma el poder junto a militares y toma políticas como la expulsión de hindues del país, e impone fuertemente un régimen del terror, donde más de 300. 00 ugandeses perdieron la vida. Es interesante rescatar la frase que dice el dictador al joven escocés: «Esto es África, no puedes esperar otra cosa» ¿Esta frase quiere dar a entender que el continente está destinando a las situaciones más marginales existentes, junto al terror que las llevarán indudablemente al fracaso? En mi más íntima reflexión, yo creo que no está destinada, pero África tiene n gran trabajo para dejar esta sltuación que la encasilla y no la deja avanzar.

Los problemas de tribus es un tema aparte, pero debería haber un consenso y unirse entre ellos por objetivos a fines en vez de diferencias. Las ansias de poder no deben y unirse entre ellos por objetivos a fines en vez de diferencias. Las ansias de poder no deben ser vistas como el único medio de vivir cómodamente versus vivir sin alimentos, ni agua potable, donde la falta de educación y la presencia de enfermedades terribles como el sida sigan siendo el factor del derrumbe de la sociedad africana.

Los Estados deben dejar de pensar en su imitado grupo privilegiado y realmente hacer que su pueblo prospere. Y para esto es necesario que las guerras civiles cesen, que de alguna manera África encuentre la manera de tener un poder sobre sí mismo y no verse influenciado bajo multinacionales ni la influencia hegemónica de Estados Unidos, ya que el Estado como organización no debiera aceptar intervención externa para definir como se comporta hacia adentro, es decir, su soberanía.

Y claro que es algo difícil, África sólo lleva medio siglo de «independencia». América Latina lleva doscientos años y aún tiene barreras que superar, por lo que es entendible que el ontinente negro se vea ante estos conflictos, pero lentamente, con la eficacia y eficiencia de cada Estado africano debe superar. Sin embargo, el calentamiento global es algo que cada vez hace más ruido.

Los humanos se han dedicado a destruir el planeta a favor de superproducción basándose en mano barata – es posible verla desde niños chinos haciendo zapatlllas para marcas internacionales, niñas en el medio oriente haciendo finísimas alfombras, y africanos que a cambio de nada des alfombras, y africanos que a cambio de nada destruyen su propio ambiente en pos de darle ganancias a estas multinacionales conómcamente mientras tienen el poder que tanto se desea ostentar en el escenario global -y una vez que el yacimiento se agota, abandonan el lugar dejando terribles consecuencias, por ejemplo hay cada vez más terrenos desiertos.

Para cerrar, cabe mencionar que los conflictos en África, como en el resto del mundo, son generados por seres humanos, donde estos deben acabar con esos problemas. Porque las ansias de poder de un dictador, las ganas de más riquezas y la destrucción del medioambiente y del ser humano – ver pobreza, hambruna, enfermedades mortales y no hacer mucho al respecto — no nos levarán a ningún lado.

A fin de cuentas, si se llegase definitivamente a un caos por el calentamiento global, al primer a quien se dirigirán las superpotencias sería a África – junto a Sudamérica – por la gran cantidad de reservas naturales que conserva. El punto está en gobiernos más eficaces – visto desde un punto occidental – que quizás para la cosmovisión de África no es la solución, pero como estamos insertos en un mundo globalizado debemos estar atentos acerca qué pasa en todo rincón del planeta pues el aleteo de una mariposa, por más mínimo que sea, se podrá sentir al otro lado del mundo.