Adviento

Adviento gy 2489705 03, 2010 2 pagcs TRATADO EL CICLO TEMPORAL o » CRISTOLÓGICO» «Durante todo el curso del año, la celebración del Sacrificio eucarístico y el Oficio Diwno, se desenvuelve, sobre todo, en torno a la persona de Jesucristo, y se organiza en forma tan concorde y congruente, que nos hace conocer perfectamente a Nuestro Salvador en sus Misterios de humillación, de redención y de triunfo. Conmemorando estos misterios de Jesucristo, la Sagrada Liturgia trata de hacer participar en ellos a todos los creyentes, dé forma que la divina Cabeza del Cuerpo místico iva en la plenitud de su santidad en cada uno de sus miembros.

Proponiendo a nuestra meditacion en tiem os fijos, la vida de to page Jesucristo, la Iglesia n ora que debemos imitar y los tesoros d an porque es necesario o e hacer nuestros; View nut*ge creer de corazón lo que se canta con la boca, y traducir en la práctica de las costumbres públicas y privadas lo que se cree de corazón. ‘ La parte principal del año litúrgico gira en torno a Jesucristo, como Sol moral de la Iglesia y del Universo, adorando y celebrando los os grandes Misterios de la Encarnación y de la Redención.

Estos dos misterios, permaneciendo siempre misterios para nosotros, a través de las solemnidades y de los períodos litúrgicos inúndense de luz y de encantadores hechizos, y llegan a ser realmente para los cristianos, el camino, la verdad y la vida. Cada uno de estos dos misterios forma su ciclo litúrgico aparte, un ciclo que se encarga de prepararlo y de celebrarlo, y de prolongar más o menos el eco de esta celebración. El centro del uno es el Pesebre, y el del otro la Cruz.