Aborigenes

Aborigenes gy Romanl ‘lOR6pR 16, 2011 4 pagos LOS TAINOS. A la llegada de los españoles a la isla que Colón llamó La Española, encontró aborígenes descendientes de los caribes, moradores de las Antillas Menores (que realizaban incursiones a las Grandes Antillas) y a los taínos, de origen arahuaco. Estos grupos provenían de las cuencas de los rios Orinoco en Venezuela y Xingú y Tapajós en las Guayanas, a través de oeadas migratorias a lo largo de más de doce siglos.

Inicialmente emigraron a las Antillas los Siboneyes (de pobre cultura) y posteriormente grupos arahuacos que eliminaron los emanentes de los siboneyes de La Española, Cuba, Jamaica y las Bahamas, a excepción de dos nucleos localizados en el extremo occidenttal de Cuba y en el extremo occidental del sur de Haití. Por último el grupo de los Caribes ue se dice eran antropófagos. Se consideran dos gr cas, siendo ora Swp to page durante el segundo p (od denominada taína. El ejemplar taíno, seg al Primer Almirante, e rolló la cultura istas, incluyendo asas, era mas bien hermoso.

Eran lampiños casi todos, de modo que no eran barbados. En cambio todos se distinguían por una deformacion el cráneo, que ellos mismos provocaban desde la niñez con instrumentos d destinados a alargar la cabeza. No conocían el cobre, el bronce ni el hierro y no valoraban el oro, a pesar de amarillar la arena de sus ríos. [pic] LA SOCIEDAD TAINA. (pic] Uno de los rasgos más notables de la sociedad taína era el alto grado de solidaridad social entre sus miembros; difícilmente había reyertas entre los miembros de los clanes agrupados en pueblos.

El patriarcado indicaba la autoridad principal de la familia, pero la herencia y la sucesión correspondían a una organizacion atrilineal: la herencia pasaba al hijo mayor, y si este faltaba, al hijo o hija mayores de la hermana del muerto ( así a la muerte del cacique Boechio, su hermana Anacaona tomó el poder). El aborigen quisqueyano tenía como norma el respeto a sus mayores, quienes daban sus consejos aún al mismo cacique. La educación era al mismo tiempo una responsabilidad familiar y social. Los caciques podían tener varias mujeres (se dice que Boech(o llegó a tener 30).

Los nitaínos también podían tener varias compañeras, pero los naborias rara vez tenian más de una. El incesto estaba rigurosamente prohibido. El hombre generalmente andaba desnudo, al igual que la mujer soltera. Las casadas por el contrario utilizaban unos mantos de algodón para cubrir sus partes sexuales. Varias familias vivían en una casa. Dice Las Casas: pueden vivir diez y quince v sexuales. diez y quince vecinos toda la vida sin que (… ) tengan reyertas y contenciones’ . Aún las guerras entre las diferentes regiones eran raras: «.. ino por una de estas tres causas: sobre los términos e jurisdicción, o sobre las pesquerías, o cuando de las otras islas venían indios aribes flecheros a saltear… » El hurto era uno de los delitos más sancionados y según Oviedo el castigo era el empalamiento. ORGANIZACION SOCIAL. La estructura social se compon(a de: • Nitaínos que eran los nobles, guerreros, y los artesanos. Estimados por ser de mejor sangre que los demás, tenían a su cargo a otros indios, venían a ser los lugartenientes de los caclques. • Naborias eran los siervos y eran de la clase más baja. ?? Los Caciques (Jefes) eran posiciones heredadas y procedía de la clase nitaíno. • Los Bohiques (curandero) eran de un linaje de bohique. No es claro si los Nita[nos eran nacidos o se ganaban su clase social. Los Nitaínos gobernaban sobre los naborias. Los Naborias pescaban, cazaban, hacían el trabajó en los conucos, generalmente el trabajo pesado. para finales del siglo XV, la isla de Haití (o según Pedro Mártir de Anglería, Quisqueya) estaba dividida en cinco regiones o cacicazgos, gobernados por un cacique. El cacique ocupaba 3Lvf4 Quisqueya) estaba dividida en cinco regiones o cacicazgos, gobernados por un cacique.

El cacique ocupaba la cima de la pirámide social, era el jefe. arece ser que cada cacicazgo era dividido en regiones o provincias llamadas nitahinatos y en estas gobernaban los nitaínos. Este, disfrutaba de una posición jerárquica privilegiada, subordinada sólo al cacique. » „ tenían súbditos infinitos», decía Las Casas. En el orden jerárquico seguía el behique o buitío. Ocupaba una posición también privilegiada y entre sus funciones se señalan: «organizar el culto, comunicar las tradiciones tribales y curar a los enfermos» (Roberto Cassá).

Estaban rodeados de una aureola de misterio y poder sobrenatural que los hacía temibles respetados. Los métodos curativos eran mágico-animistas, pues concebían las enfermedades como obra de los espíritus, pero además, eran grandes herbolarios: «y tenían conocidos las propiedades de muchos árboles e plantas e hiervas», según relata Oviedo. Continuando la estructura social de los tainos, se encuentra la clase trabajadora, los naborias, encargados de la caza, pesca, agricultura, etc. Algunos autores separan la clase trabajadora de los naborias, dándole a estos últimos categoria de sirvientes que provenían de pobladores más.